www.barriada.com.ar

- Ciudad Autónoma de Buenos Aires -

barrios

escudo

comunas

barrios de la Ciudad de Buenos Aires escudo de la Ciudad de Buenos Aires Comunas en la Ciudad de Buenos Aires
               
Inicio Ciudad Cronología Noticias Turismo Comunas Notas Responsable
Recibir las actualizaciones de barriada.com.ar por email
Seguir a barriada_tweets en Twitter

barrios

Agronomía

Almagro

Balvanera

Barracas

Belgrano

Boedo

Caballito

Coghlan

Colegiales

Constitución

Chacarita

Flores

Floresta

La Boca

La Paternal

Liniers

Mataderos

Montserrat

Monte Castro

Nueva Pompeya

Núñez

Palermo

Parque Avellaneda

Parque Chacabuco

Parque Chas

Parque Patricios

Puerto Madero

Recoleta

Retiro

Saavedra

San Cristóbal

San Nicolás

San Telmo

Velez Sarsfield

Versalles

Villa Crespo

Villa del Parque

Villa Devoto

Villa Gral Mitre

Villa Lugano

Villa Luro

Villa Ortúzar

Villa Pueyrredon

Villa Real

Villa Riachuelo

Villa Santa Rita

Villa Soldati

Villa Urquiza

 
 

Visitantes

 
 

Mensajes y opiniones de los vecinos sobre el barrio de Barracas

volver a la página del barrio
escríbanospóngase en contacto

avanzar

13/12/2005- CRISTINA SUAREZ: Historia de Barracas

Cuando la Casa Cuna se instalaba en el barrio en la Avenida Montes de Oca 40 donde se encuentra actualmente,el barriocomenzaba a modificarse debido a varios hechos.

El 1873la Casa Cuna se traslada de Moreno y Balcarce a su actual residencia, en 1865 se tendió el Ferrocarril Sud, desde la Vieja Plaza de Carretas (hoy Plaza Constitución), dividiendo al barrio.

En 1870, el primer tranvía a caballo recorrió la Calle Santa Lucía (hoy Avda. Montes de Oca).En 1871a raíz de la epidemia de Fiebre Amarilla, en la que murió el 10% de la población de la ciudad, por considerarlos focos de la enfermedad, se cerraron los mataderos y saladeros de Barracas. La Fiebre terminó también con la mayoría de las familias pudientes que se mudaros del barrio hacia el norte en busca de lugares sanos.

En el mismo año 1871, se reemplazó el puente de madera por uno de hierro para cruzar el Riachuelo, con el nombre de Prelidiano Pueyrredón, ingeniero que lo diseñó y que murió sin verlo terminado.

En 1869la Capilla de Santa Lucía fue elevada a parroquia y declarada santuario en 1871, durante una prolongada sequía se llevó en procesión a la virgen Santa Lucía para que cambiara el clima, si bien la ceremonia empezó con el cielo despejado, terminó con una lluvia esperada. Por ese motivolos 13 de diciembre se celebra a la Santa, patrona de la vistay miles de fieles de todos los barrios de Buenos Aires y sobre todo de Barracas, acuden al Santuario de la calle Montes de Oca y Martín García, llevando en procesión a la Santa por las calles del barrio, mientras los vecinos saludan a la virgen con una lluvia de jazmines. Ese día la Iglesia está abierta desde las 8 de la mañana hasta las 12 de la noche y miles de fieles la visitan, pasando sus lentes, pañuelos, jazmines, por el manto de la virgen. Unos días antes se instalan alrededor de la Iglesia los puestos con las tradicionales galletas de miel, rosquitas, estampitas con la imagen de Santa Lucía, con espigas y medallitas. Desde temprano ese día las calles del barrio están perfumadas con el olor tan característico de los jazmines de los vendedores ambulantes que se encuentran a lo largo de la Avda. Montes de Oca y la Avda. Martín García, para que los concurrentes al Santuario puedan ofrecerle a la Virgen la flor.

Otro hecho que ocurrióen 1873fue el adoquinado de la calle que se pagó con el peaje que se cobraba.

Algunos datos extraídos del libre de Enrique H. Puccia (historiados de Barracas)

- 13/12/2005-CRISTINA SUAREZ:Café  “EL PENSAMIENTO “

El “Café” un lugar de encuentros, de citas, de charlas con amigos, un lugar de Buenos Aires para verse y al compás de la cucharita girando dentro del pocillo de café, decirle a alguien que lo extrañas, que lo amás, o que deben separarse.

Cultura y costumbre que cruzó el océano, vino de Europa y se quedó a vivir enamorada de vos Buenos Aires, tierra hospitalaria, hermosa, amiga, que supiste dar la mano al desamparado y consolar al desesperado.

El artista, el científico, el bohemio, el estudiante, el obrero, todos, te visitaron alguna vez, y vos, siempre allí, con los brazos abiertos, viendo pasar los siglos, siempre actual, firme, esperando  al tomador de ginebra, o simplemente esperando.

El café “El Pensamiento” siempre ocupò un lugar de encuentros en este barrio Barracas, primero estuvo en la calle Vieytes entre Suárez y Olavaria, en épocas en que los payadores, los cuarteadores, criollos que trabajaban en las barracas, en los saladeros de las orillas del Riachuelo, hacían un alto para jugar un truquito o para tomar una caña. Hoy estás en la esquina de la avenida Montes de Oca y Brandsen, moderno, pujante, visitado por los porteños del barrio que se dan cita en tu casa para charlar, hacer una pausa en su trabajo, para reuniones de negocios, para hablar del partido de fútbol.  Si habrán pasado porteños por tu casa, cuántas letras de tango se habrán gestado en tus mesas, cuántas declaraciones de amor habrás presenciado.  Hablando de amor, desde tus ventanas justo frente a la que fuera la quinta de la familia Guerrero, hoy Placita Colombia, puede verse la Iglesia de Santa Felicita, que la familia hizo construir después de la trágica muerte de su hija Felicita Guerrero asesinada  por su pretendiente.

A pesar que la sociedad fue cambiando tanto y tan vertiginosamente, vos estás igual, sensible, acogedor, invitando a tus hijos al encuentro.

- 11/12/2005CRISTINA SUAREZ:Algunas anécdotas que forman parte del barrio

Desde la caída de Rosas, en el barrio se fueron levantando varios hospitales:
- “La Convalecencia” 1854 destinado a alienadas, luego de la Guerra del Paraguay “La Casa de Dementes” solo para varones, “El hospital de Inválidos” y finalmente “El Hospital Militar” que hasta 1883 estuvo frente de la Casa Cuna. En 1880 se instala “El Instituto Frenopàtico Argentino” donde actuaron José Ingenieros y José María Ramos Mejía, más al Sur de la Avenida Montes de Oca, sobre la calle Gral. Hornos al 600, de una vereda era de mujeres y de la otra era de varones, unidos los dos pabellones por un puente, se derrumbó al construirse la Autopista 9 de Julio Sur.

- Frente al Hospital Luís María Ferrer, a la vuelta de la Casa Cuna, sobre la calle Finochietto en la década de 1930, funcionó la primera escuela bilingüe argentino-japonesa destinada a los niños de esa comunidad.

- Entre los años 1873 y1877 la Casa Cuna tuvo muchos problemas de enfermedades que provocaban la muerte infantil. Las oftalmias purulentas, la gastroenteritis, el escorbuto, el raquitismo y la desnutrición. La distancia entre los pabellones los mantenía aislados a fin de evitar infecciones intrahospitalarias... Cuando las nodrizas no eran suficiente se complicó el sustituir la leche humana, se usaron leche de vaca, yegua, burra y cabra, pero al no poder esterilizarla, no se podía conservar y se intentó colocar a los bebés directamente en las ubres de cabras amaestradas. Por suerte comienza a elaborarse en Buenos Aires " la leche malteada" que se vendía en farmacias y droguerías.

Información extraída de “La historia de la Casa Cuna”

- 08/12/2005CRISTINA SUAREZ:"Barracas, barrio marginal, corralonero y pintoresco"

Hace ya unas décadas era un barrio donde se codeaba la delincuencia, de fácil escondite para los que viven al margen de la Ley. Los favorecía su cercanía con la rivera, cafetines, edificios dudosos frecuentados por mal vivientes. Los Olivos o Pueblo de las Ranas, atravesada por el arroyo de las Pulgas, yuyales altos donde la policía que penetraba era asesinada y colgada.

Lo pintoresco se hallaba en las “barracas”, galpones para almacenar cueros que le dio el nombre al barrio.

También había corralones anchos, con pisos de arena, para proteger a los caballos, conventillos, pulperías, cafés, almacenes muy famosos donde se daban cita los cuarteadores, los compadritos y los peones de las barracas y saladeros.

Entre los cafés famosos y ya derruidos se encuentran “La Banderita” en (Montes de Oca esquina Suárez) y “La Luna” (Montes de Oca y Uspallata).

Cafés de payadas, duelos, tango donde comenzó a mostrarse el famoso Eduardo Arolas antes de triunfar en Paris.

Montes de Oca testigo viviente de carreras de sortija, cinchadas de carros, carreras cuadreras. Pocas calles guardan tanta historia como esta avenida del sur que nace en la calle Caseros donde se encuentra la Casa de Expósitos, fundada en 1779 por el Virrey Vértiz, luego Casa Cuna y actualmente hospital de pediatría Pedro de Elizalde y muere en el Riachuelo.

Tuvieron sus quintas las familias de Díaz Vélez, Balcarce, Ramos Mejía, Videla Dorna, Alzaga, Sáenz Peña, Elizalde, Montes de Oca, Guerrero, Santamarina, Udaondo y otras.

Recordando el bar “La Luna” y como homenaje al barrio de Barracas, he escrito este poema.


Esquina con sabor a cosas olvidadas 

  Por Cristina Suárez 

Querido bar. Luna

dónde estás, qué te hiciste

hoy ya no se oyen las voces

que se escuchaban ayer;

cuando esas noches de luna

se daban cita en tu esquina

guitarras de payadores

y malevos con facón.

Esquina de Buenos Aires

de este barrio de Barracas

donde se dio cita el tango

con aquel viejo arrabal

Al pasar Constitución

un olor a galletitas,

nos anuncia tu presencia.

Esquina de Montes de Oca

justo al llegar a Uspallata

donde un día en tu vereda

obedeciendo el impulso

de su loco corazón,

una dama misteriosa  
le robó un beso deseado

a ese ilustre poeta

que le escribió una canción.

Hoy puedo oír en un piano

acariciando el teclado,

una triste melodía

que muestra tu corazón.

- 08/12/2005:CRISTINA SUAREZ:“Benito Quinquela Martín"

Una anécdota del barrio, en el año 1890, llegó a la Casa Cuna del barrio de Barracas su más renombrado Expósito, bautizado con los nombres de Benito Martín y adoptado 6 años después por la familia Chinchilla, carboneros de los barcos de la Boca, gracias a los cuales pudo tener un papá y una mamá.

Cuando comenzó su carrera de pintor, modificó su nombre a Benito Quinquela Martín.

Buena parte de su fortuna la usó para construir el Lactario, el Hospital Odontológico Infantil de la Boca y el Jardín de Infantes, la escuela de la Vuelta de Rocha y la de Artes Gráficas de la Boca, el Teatro de la Rivera, todo esto en agradecimiento a los años que pasó en Casa Cuna.

Datos extraídos del Libro de Oro de la Casa Cuna.
Del escritor del libro Histórico del Hospital Argerich Roberto Litvachkes

-23/11/2005:CRISTINA SUAREZ:“El trabajo se fue de la mano de la Globalización”

Para algunos sectores sociales la globalización es sinónimo de oportunidades, de igualdad, de justicia social y de mejores condiciones de vida.
A medida que nos vayamos incluyendo en el Mercado Internacional, los sectores mas pobres y mas necesitados Irán siendo incluidos y gozaran de estos beneficios.
El principal problema de la “globalización” es el monopolio, la concentración de la riqueza y el manejo del poder en lo social, cultural y político se concentra en unos pocos.
Los gobernantes en su afán de acceder a esas economías globales e internacionales con el fin de ampliar los mercados, se olvidan de los sectores marginados, de los pobres y de hacer que los Derechos, especialmente los derechos de los niños/as se cumplan, garantizando la educación, la alimentación, la salud y la vivienda.
La misma sociedad ve a los pobres como sectores marginados, excluidos y vergonzosos, en vez de exigir que el desarrollo social del gobierno, se centre en el acceso a empleos dignos, bien remunerados, a servicios de salud y vivienda para que cada familia pueda cuidar y proteger a sus hijos.
Sabemos que la calidad de vida no pasa solamente en darle de comer y en un lugar para vivir, sino en incluirlos en sus planes cuando se desarrollen las políticas sociales.
En este barrio de trabajo, muchas fábricas como, Pitaluga, Águila, Bagley, Alpargatas, La Fabril Financiera, Medias Paris, Canale, han cerrado sus puertas y hoy son loft para viviendas o un mercado de materiales. Este trabajo que durante muchos años le permitió a la gente del barrio y de otros barrios de Buenos Aires que venían a trabajar a Barracas, darles bienestar y estudio a sus hijos y a sus familias.

Hoy una gran desolación busca el trabajo por las calles del barrio y cuentan los viejos que este se escapó de la mano de la “globalización”

 Cristina Suárez

-25/10/2005:CRISTINA SUAREZ:Poemas sobre Amores Contrariados en el barriode Barracas

Mónica:

Te envio otras dos poesías para agragar a la página de Barracas, espero te gusten para publicarlas. Un Beso y una vez más gracias.Cristina Suárez

 


Estampas de barrio

 

Las mañanas de domingo

veo pasear a las damas

con su mantilla y misal

con encanjes y puntillas

saludando a las carretas

que por las calles del barrio

dejan sus rastros al pasar.

Veredas con mucha gente

visitadas por trabajo

señoras llenas de sueños

y de amores contrariados

Barracas hoy tus poetas

nos recuerdan tu pasado.

 


El paso de la historia

 

Cerca de tus barracas

plasmaron a nuestra historia

el autor del Martín Fierro

y el gran marino irlandés.

 

La fiebre amarila pudo

de tristezas invadirte

desolarte en el silencio

y en momentos confundirte.

 

Al Riachuelo un tranvía

una fría mañana cayó

y tu pobre barrio obrero

a tus hermanosenterró.

 

sobre Estampas del barrio

El barrio de Barracas en el siglo XIX, la actual Avda. Montes de Oca, en esa época llamada Calle Larga, era el lugar de encuentro obligado para ir en busca del amor, el paseo de las novias, de las damas que iban a oir misa a la Parroquia Santa Lucía con su famosa procesión el día 13 de diciembre. Los amores contrariados de Felicitas Guerrero y Samuel Sáenz Valiente, de Amalia Sáenz de Olabarrieta y Eduardo Belgrano , de la hija del Almirante Guillermo Brown, de la pulpera de Santa Lucía -

sobreEl paso de la Historia

La poesía recuerda al autor del Martín Fierro, José Hernandez,que vivió en Barracas. También tuvo su quinta sobre la Avda. Martín García el marino irlandés Guillermo Brown con su hija que se enamoró de un marino de una de las naves que desembarcaron en Quilmes durante la Invasión Inglesa, la pareja se enamoró y su amor se vio pasear a través de las rejas de la quinta de la familia Brown .

Pero como sabemos este barrio está cubierto por numerosos episodios de amores truncados y  trágicos, uno de esos lo protagonizó está pareja .La muerte del novio en batalla, al enterarse, la hija del almirante Guillermo Brown se enterró en las aguas del Río de la Plata muriendo ahogada.

En este barrio se alojaron las familias más pudientes de la sociedad de principios del siglo XIX y allí tenían sus quintas de verano, pero una epidemia de fiebre amarilla se llevó las quintas y las familias hacia el norte.

Una fría mañana de 1930, cuando la niebla cubría el puente Bosch sobre el Riachuelo, un tranvía que venía de la provincia repleto de obreras y obreros que trabajaban en las fábricas de Barracas, cayó a las frías y sucias aguas  del río. El conductor del tranvía no vió que el puente estaba levantado, y en ese accidente murieron muchos trabajadores. La caida del tranvía fue tema de una película "Pasó en mi Barrio" con Tita Merello y Mario Fortuna como protagonistas. Recuerdo triste del año 30, donde se ahogaron un montón de sueños en una madrugada del mes de junio en las sucias y frías aguas del Riachuelo.

 

Historias extraidas del libro del historiador de Barracas  Don Enrique Puccia. y de María D´Abate. 

 -28/09/2005:CRISTINA SUAREZ:sus poemas sobre el barriode Barracas 

 

La calle Larga

Por la calle Larga

al llegar el siglo

se veían carretas

con chirreantes ruedas

marcando las huellas

del noble paisano

que habitó estas tierras.

Persona, coraje

que con su trabajo

se fue abriendo paso,

construyó el futuro

que hoy veo asomarse.

Hoy están tan lejos

las viejas carretas

y la calle Larga,

tus ruedas gastadas

y tu toldo roto

que  fueron testigos

de grandes promesas

se ven tan distantes.

Y a vos calle Larga,

no te escoltan quintas

ni grandes casonas,

los departamentos

invaden tu historia.

Todo es diferente

cambió junto al siglo.

Tus ruidos, tus voces,

tus cantos y sueños,

están en los libros

y en viejas anécdotas

de los que habitaron

en aquellos tiempos

ésta calle Larga

y aquellas carretas

que a este barrio mio

hicieron crecer.

 

 

Gigante de Cemento

Gigante de cemento que a tu paso arrasaste

con todas las vivencias de un pasado cercano,

con las ganas de encontrar horas ya idas

imaginando un futuro que hace daño.

Gigante de cemento que a tu paso estrujaste

los sueños de miles de recuerdos

te llevaste de la mano, ese cielo tan limpio

de mi querido barrio, enriquecido de estrellas

y esa nostalgia cansada de la gente

que viven hoy sus calles

añorando un tiempo que pasó sin escuchar a nadie

y una vida que cambia a cada instante.

Gigante de cemento que a tu paso te llevaste

ese olor de malvones y glicinas de mi niñez perdida

y con ellos, raíces de otra épocas que aún veo

en las arrugas de los viejos que te habitan.

Autopista, yo se que sos futuro

pero el recuerdo, me duele en las entrañas

tu presencia es injusta y lastimera

no pidas te comprenda,

es más fuerte mi futuro imaginado

que tu presencia imponente y desafiante.

 

 -26/09/2005:CRISTINA SUAREZ:su presentación y su historia sobre la Autopista.

Vivo en el barrio y trabajo en él como docente. Escribo poesías que, al igual que el cuento que te envío, fueron escritos a través de escuchar comentarios e investigar sobre todo lo que generó en el barrio la construcción de la autopista, que dividió al barrio en dos, de un lado las casitas, galpones, fábricas vacías, y del otro lado los departamentos. En un barrio donde comenzó la historia y donde "La calle Larga" tuvo y tiene tanto protagonismo, porque aún hoy es la principal arteria del barrio con otro nombre Avenida Montes de Oca. Y también fijate que en la poesía "autopista" se refleja todo lo que se llevó su construcción, si bien es un adelanto importante por la comunicación que tiene con el conurbano, debajo de ese bloque de cemento hay enterrados sueños, vivencias, esperanzas, recuerdos, añoranzas de los viejos que habitaron en esa época. Construyeron sus casas pensando en cada rincón, con mármoles que traían de Europa, con mayólicas, con estatuas, bronces, luces y con un estilo que caracterizaba a un Buenos Aires de inmigrantes europeos casi todos, que tiñeron a cada uno de los barrios porteños con su cultura, sus costumbres, su estilo de vida familiar. El paso de la autopista se llevó todo eso y algunas vidas de gente que no pudo resignarse a sepultar en vida tantos recuerdos. Si hoy recorremos Barracas, veremos casas viejas, departamentos, casitas del barrio del ferrocarril, casas tomadas, hoteles llenos de habitaciones con familias numerosas todos viviendo en una sola pieza, duplex, shopping de materiales construidos en fábricas ya abandonadas a su suerte, todo confundido con este siglo que pasa apresurado al igual que la gente que lo habita.

Gracias por tu página que nos permite volcar a los que aún hoy podemos seguir conservando y cultivando ese espíritu que tanta falta hace , para poder entender tanto materialismo, tanta inseguridad, tanta impunidad y tanta injusticia.
Un beso. Cristina.


BARRACAS

 porCRISTINA SUAREZ 

La construcción de la Autopista 9 de Julio Sur, generó mucha tristeza a los vecinos del barrio de Barracas. Tuvieron que ver como un montón de sueños y recuerdos quedaban enterrados debajo de una gran pila de escombros, cuando les demolieron sus casas, no se resignaban a dejar sus raíces y a los fantasmas de los seres queridos que las habitaban. Algunos vecinos ya ancianos, no pudieron sobrevivir a tanto dolor y murieron de tristeza, otros emigraron a otros barrios pero siempre guardan en sus corazones el recuerdo y el perfume de esos patios con parrales y malvones que la autopista se llevó. Los vecinos opinan que el barrio se dividió, los que viven del lado de la Avenida Montes de Oca, que desde el comienzo de la historia tuvo un papel destacado en la memoria del barrio, y los que viven del otro lado de la calle Herrera. La Avenida Montes de Oca, con sus departamentos modernos, sus negocios, las iglesias, los bares donde se dan cita la cultura, el tango, la amistad y el amor. Del otro lado de la autopista las calles tranquilas con casa bajas, con sus tardes de siestas donde los vecinos toman mate en la vereda y donde el pasado se quedó a vivir. El progreso tiene su costo y a Barracas la construcción de la “Autopista” la fracturó en dos, ya la gente no se comunica como antes. El trabajo se alejó del barrio de la mano de la globalización, se cerraron las fábricas y los obreros que poblaban sus calles llenándolas de vida, se fueron también.La autopista agilizó el tránsito, comunicó a este barrio con otros, descongestionó la Avenida Montes de Oca pero fue muy alto el costo que tuvieron que pagar.

 

avanzar

       Buscar en barriada.com.ar y en  
buscador Google




Barriada es integrante de: Asociación de Medios Vecinales de la CABA
 
Barriada es integrante de: Asociación de Revistas Culturales Independientes de Argentina
 
 
Palermo Mío

La Floresta

Ciudad de Buenos Aires
 
Trata de Personas - Hacé tu denuncia
Asociación de Medios Vecinales de la CABA
 
 
 
  
Sitios de Interés

www.barriada.com.ar

mate.ar pyme patrimonio histórico 2006  
Inicio Ciudad Cronología Noticias Turismo Comunas Notas