Cristina Suárez: La vacuna salvadora

6

Las vacunas elaboradas por Luís Pasteur, provocaron un impacto muy grande, el Jefe de Infecciosas de Casa Cuna, Dr. Desiderio Daval, fue a Paris a buscar la vacuna antirrábica trayéndola cultivada con riesgo de su vida en lotes sucesivos de conejos para conservarla. En 1886 llega Buenos Aires, justo a tiempo para salvar la vida de un niño uruguayo mordido por un perro rabioso, derivado especialmente a Buenos aires, para su tratamiento, siendo ésta la primera administración de esa vacuna fuera de Francia.

Anécdota del Libro de Oro de la Casa Cuna
Libro histórico del hospital Argerich (Roberto Litvachkes)