Cristina Suárez: El trabajo se fue de la mano de la Globalización

10

Para algunos sectores sociales la globalización es sinónimo de oportunidades, de igualdad, de justicia social y de mejores condiciones de vida.

A medida que nos vayamos incluyendo en el Mercado Internacional, los sectores mas pobres y mas necesitados Irán siendo incluidos y gozaran de estos beneficios.

El principal problema de la “globalización” es el monopolio, la concentración de la riqueza y el manejo del poder en lo social, cultural y político se concentra en unos pocos.

Los gobernantes en su afán de acceder a esas economías globales e internacionales con el fin de ampliar los mercados, se olvidan de los sectores marginados, de los pobres y de hacer que los Derechos, especialmente los derechos de los niños/as se cumplan, garantizando la educación, la alimentación, la salud y la vivienda.

La misma sociedad ve a los pobres como sectores marginados, excluidos y vergonzosos, en vez de exigir que el desarrollo social del gobierno, se centre en el acceso a empleos dignos, bien remunerados, a servicios de salud y vivienda para que cada familia pueda cuidar y proteger a sus hijos.

Sabemos que la calidad de vida no pasa solamente en darle de comer y en un lugar para vivir, sino en incluirlos en sus planes cuando se desarrollen las políticas sociales.

En este barrio de trabajo, muchas fábricas como, Pitaluga, Águila, Bagley, Alpargatas, La Fabril Financiera, Medias Paris, Canale, han cerrado sus puertas y hoy son loft para viviendas o un mercado de materiales. Este trabajo que durante muchos años le permitió a la gente del barrio y de otros barrios de Buenos Aires que venían a trabajar a Barracas, darles bienestar y estudio a sus hijos y a sus familias.

Hoy una gran desolación busca el trabajo por las calles del barrio y cuentan los viejos que este se escapó de la mano de la “globalización”

Cristina Suárez
[email protected]