Arq. Gustavo Adolfo Raik: La Av. Patricios

8

Me parece justo recordar a la Avenida Patricios tan bastardeada en los últimos tiempos y que también forma parte de nuestro querido barrio.

De la acera impar es Barracas y la impar comienza el barrio de la Boca, aunque para mi jamás esa división de límites me interesó.

Nací y me crié allí y hoy, al haberme casado, me trasladé a la zona norte pero sigo yendo asiduamente a visitar a amigos y familiares.

Esta avenida durante largos años fue el centro comercial del barrio, rivalizando con la elegante Montes de Oca, aunque su carácter fue moldeado por los inmigrantes italianos y turcos que le dieron una fisonomía especial.

Según me contaba mi papá, allá por los años 30 y 40 era ya un incansable desfilar de personas de tiendas en tiendas, la mayoría textiles, que luego, en los 50 y 60, se transformaron en modernos negocios que vendían sólo al por mayor, eran  tiempos en que no existían los shoppings y que la gente de barrios vecinos venían atraídas por los precios y por la variedad de los productos.

Más atrás en el tiempo se puede citar que en el 200 de Patricios existieron dos cines importantes uno «El Colón» y otro el «Imperio». Uno más aristocrático, el otro más popular, contaban con pisos de madera, escenario y techo corredizo que en verano daban un respiro a los espectadores. Hubo fábricas de gran importancia como Cruz de Malta, Alpargatas, Milen, Noel, que a la hora del almuerzo inundaban la avenida con sus obreros y obreras con sus respectivos atuendos.

Imprenta como la de Osvaldo Anzillotti, precursora en las artes graficas, y un poco más atrás en el tiempo la de Jacobo Peuser, todo un emblema.

Contó con sucursales bancarias de primera línea, con almacenes como La Argentina, La Superiora, La Simbólica..

La lista podría proseguir…

Fue un centro de importante actividad hasta que el barrio o la ciudad le dio la espalda, sus fábricas se cerraron, sus tiendas no pudieron competir con los shoppings y sola se fue quedando. Tan sola que hoy lucha porque alguien la mire y se de cuenta lo que ella significó para poder resurgir del olvido.

Arq. Gustavo Adolfo Raik
[email protected]