Todos los alumnos secundarios deberán recibir el mismo título

Alan Rodríguez finalizó el colegio secundario pero no recibió el mismo título que sus compañeros. Y ese título recibido no lo permitía acceder a la educación terciaria o universitaria, tal como era su sueño. En 2013 comenzaron los reclamos y recién en el mes de octubre llegó la respuesta favorable a su pedido.

Mirtha Legrand, en uno de sus programas consultó acerca del tema al ministro de Educación, Esteban Bullrich, quien aseveró que el tema fue tratado en la última reunión del Consejo Federal de Educación realizado la semana última y que se resolvió que «todos los alumnos secundarios reciban el mismo título».

Bullrich, aseguró que se le dará a todos los alumnos que terminen el secundario el mismo título sin importar el grado de adaptación, en referencia al caso de Alan Rodríguez, un adolescente con síndrome de Down que terminó la secundaria y que reclama desde 2013 la entrega del título correspondiente.

«Hemos resuelto en la reunión del Consejo Federal, junto a los 24 ministros de Educación que todos los alumnos secundarios, ya sea con un grado de adaptación o no, reciban el mismo título secundario para que puedan seguir estudiando. Así que el caso de Alan se está resolviendo», afirmó textualmente el ministro en el programa de la diva.

Fuentes del ministerio de Educación consultadas por Télam confirmaron las declaraciones del ministro Bullrich y explicaron que resta la publicación de la resolución del Consejo, en el que se establecen «criterios para la acreditación, promoción, certificación y titulación en el sistema educativo», para conocer los detalles de la entrega de la documentación correspondiente para Alan.

El caso de Alan Rodríguez, de 21 años, se remonta al 2013, cuando la familia del adolescente reclamó ante el Poder Judicial que el ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires le entregue «el certificado oficial de finalización de estudios secundarios y la demás documentación oficial escolar que corresponda, en igualdad de condiciones que sus demás compañeros», ya que el título que le dieron no le permite avanzar a niveles de educación terciaria o universitaria.

En octubre último la jueza Romina Tesone, titular del juzgado 1 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad, declaró inconstitucional los Proyectos Pedagógicos Individuales (PPI) para la integración de estudiantes con discapacidad, por considerarlos discriminatorios, y obligó al gobierno de la Ciudad a entregar el título al joven Rodríguez.

Alan finalizó sus estudio en el Instituto Jesús María San Vicente de Paul de la Ciudad, pero al hacerlo con una currícula adaptada (PPI) y la asistencia de una maestra integradora, el gobierno porteño le extendió sólo un certificado de finalización de estudios y no el título analítico por no haber alcanzado los contenidos básicos.

(Visited 21 times, 1 visits today)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.