Reconocimiento a la Casa de Cultura y Oficios Miguel Bru

Ubicada en Andrés Ferreyra 3555, en el barrio de Parque Patricios, la Casa lleva el nombre del estudiaste de periodismo asesinado por la policía en 1993. El trabajo que allí se realiza es en pos de la inclusión de jóvenes y adultos en situación de vulnerabilidad social a través del trabajo.

La Casa de Cultura y Oficios Miguel Bru, el estudiante de periodismo torturado hasta morir por policías de La Plata, será declarada hoy de Interés para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y distinguida con un diploma por las actividades que allí se realizan.

La Casa, que funciona en Andrés Ferreyra 3555, en Parque Patricios, cuenta con el padrinazgo de León Gieco y desde el 2005 lleva adelante un proyecto de inclusión con jóvenes y adultos en situación de vulnerabilidad social a partir del trabajo de un grupo multidisciplinario, se dictan múltiples cursos y talleres todos gratuitos, varios de ellos con título oficial. Su ubicación geográfica hace que tengan acceso personas no solamente de Parque Patricios sino barrios de la zona sur de la Ciudad y también del conurbano bonaerense.

Esta tarde, a las 17, la madre de Miguel Bru, Rosa Schonfeld, presidenta de la Asociación Miguel Bru, recibirá la distinción de parte de José Cruz Campagnoli, presidente de la Comisión de Derechos Humanos, Garantías y Antidiscriminación de la Legislatura porteña, por el FPV-Nuevo Encuentro, y autor del proyecto, en un acto en la sede de la Casa.

En la Casa se ofrecen cursos de Electricidad, Reparación de electrodomésticos y Computación y talleres de Canto, Piano, Guitarra, Batería, Bajo, Peluquería y Depilación, Panadería y Multitaller de Comunicación Digital.

Según consta en los expedientes, el estudiante de Periodismo en la Universidad de La Plata fue secuestrado por policías de la comisaría novena de La Plata 17 de agosto de 1993, a quienes el joven había denunciado por un allanamiento irregular a su vivienda.

A través de afiches, volantes y comunicados repartidos en lugares públicos, plazas y facultades el hecho tomó un estado público y miles de personas salieron a la calle para pedir por el esclarecimiento del hecho. Sus compañeros y amigos, encabezados por su Rosa, su madre, se movilizaron bajo la consigna «¿Dónde está Miguel?». 

Las marchas y reclamos permitieron saber que había sido llevado a la comisaría novena de La Plata, lugar donde fue visto por última vez. 

Varios hombres que estaban detenidos en los calabozos de esa dependencia e incluso peritajes en el libro de guardia de esa seccional permitieron comprobar que el estudiante fue ingresado en esa seccional entre las 19 y las 20, donde fue visto por última vez mientras era torturado.

En 1999, en un juicio oral y público fueron condenados a prisión perpetua a los ex policías Walter Abrigo y Justo López por la muerte y desaparición de Bru, mientras que por encubrimiento fueron hallados culpables el ex comisario Domingo Ojeda y al ex oficial Ramón Ceressetto.

Su cuerpo sigue sin aparecer. Con música de León Gieco, el documental presenta los testimonios de Cristian Alarcón, Néstor Bru, Pini Bru, Rosa de Bru, Estela de Carlotto, Eduardo de la Cruz, Alberto Mendoza Padilla, Horacio Verbitsky y Eugenio Zaffaroni.

La familia de Miguel continúa exigiendo la aparición del cuerpo que a pesar de los más de 50 rastrillajes realizados en La Plata y localidades aledañas no pudo ser encontrado.

(Visited 20 times, 1 visits today)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.