Piedras de la AMIA a 20 años del atentado

A veinte años del atentado a la AMIA se anuncia la interferencia urbana de Marcelo Brodsky ante el centro cultural Ricardo Rojas y se descubrirá allí una baldosa conmemorativa. La cita es el lunes 4 de agosto a las 11 en avenida Corrientes 2038/40.

El Ministerio de Cultura de la ciudad de Buenos Aires presenta, junto a AMIA Comunidad Judía, la Sociedad Hebraica Argentina; la Universidad de Buenos Aires y su Secretaría de Relaciones Institucionales, Cultura y Comunicación de la UBA, la interferencia urbana Piedras de la AMIA, del artista Marcelo Brodsky, en la vereda del Centro Cultural Rector Ricardo Rojas/UBA, avenida Corrientes 2038/2040.

La muestra permanecerá hasta el jueves 21 de agosto y el acto institucional se realizará el próximo lunes 4 de agosto a las 11 ante la sede del Centro Cultural Ricardo Rojas con la presencia del Ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi, Ralph Thomas Saieg, presidente de la AMIA Comunidad Judía; el doctor Diego Dinitz, presidente de la Sociedad Hebraica Argentina y el Profesor doctor Alberto Edgardo Barbieri, rector de la Universidad de Buenos Aires. Se descubrirá una baldosa conmemorativa emplazada en la vereda del Rojas, en una iniciativa conjunta entre instituciones que recuerda una herida abierta de la sociedad argentina reclamante de justicia.

Además, se exhibe una intervención fotográfica en el Espacio Cultura Sostenible.
 
Piedras de la AMIA

Esta interferencia urbana expone en formato instalación en vía pública, en la vereda del Centro Cultural Rector Ricardo Rojas/UBA, un conjunto de piedras de la AMIA devastada tras el atentado. Montados sobre la avenida Corrientes, estos restos de 1994 establecen un diálogo con la intervención fotográfica exhibida en el espacio de Cultura Sostenible. La acción urbana tiene su base en dos grandes fragmentos de la fachada de la mutual judía, de dos toneladas de peso cada uno, convertidos en escombros tras la voladura, y recuperados por el artista en medio de su investigación político/poética frente al Río de la Plata. 

Tras su hallazgo en 2001 junto al río donde fueron arrojadas después del atentado, en el mismo lugar en que se estaba construyendo el Parque de la Memoria, las piedras fueron devueltas a la AMIA por el artista. Se exhibieron en tres oportunidades convertidas en memoriales: en el Centro Cultural Recoleta, en 2001, en el marco de la muestra «Nexo», en la sinagoga sefaradí de la comunidad de origen marroquí, durante  un Estudio Abierto organizado  por la Ciudad de Buenos Aires en 2002, y en «Piedras por la Justicia»  en 2003, a  nueve años del atentado, en un homenaje de la AMIA al Hospital de Clínicas. La última instalación también incluía un señalamiento con  un haz de luz de 200 metros que unía las piedras en la plaza Houssay con la terraza del Hospital.

(Visited 18 times, 1 visits today)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.