Martín Lavini: ENTREVISTA ROCK AND POP (sobre Villa Crespo-Palermo Queens)

15

Me explayo:
Cuando le escribí el mail a Berberián (a quien copio en este mail), yo argumenté mi queja, entre otras razones que considero negativas del proyecto “Palermo Queens”, y que ahora veo que muchos vecinos también las consideran así, en el aumento de los precios en el mercado inmobiliario. Argumento que paradójicamente Berberián utiliza para justificar, casi irónicamente, este renombramiento del barrio.

“Nadie pretende cambiarle el nombre al barrio y respeto la opinión de algunos vecinos, especialmente la de la gente mayor a la que le parece foránea la expresión Palermo Queens -tranquiliza Berberian-. Esto es un tema de marca. Vender siete manzanas alrededor de Gurruchaga y Aguirre, llamándolas con un nombre apéndice de Palermo, es comercialmente más atractivo que designarlas como Villa Crespo. En esa parte la propiedad aumentó un 500%: un local de 8,66 por 30 que antes salía US$ 50.000 hoy vale US$ 150.000″.

«Hay manzanas de barrios de zona sur a las que también sería ingenioso cambiarles el nombre para comercializarlas” (TELAM) no solo nos enfrentamos al desarraigo y a la perdida del patrimonio.  Hay otras consecuencias mucho más negativas e inmediatas,  a corto plazo: mayor densidad poblacional debido al reemplazo de casas por edificios, desabastecimiento por falta de infraestructura en los servicios (el caso de caballito), acumulación de basura (Palermo Hollywood) y aumento desenfrenado de los valores de las propiedades.

El aumento de los precios en el mercado inmobiliario, tal como dice Berberian, asciende al 500% en muy poco tiempo. Fenómeno que favorece a muy pocos y perjudica a muchos. ¿Que vamos a hacer los vecinos que nuestros bolsillos no tuvieron un aumento en sus ingresos del 500%?. Y me animo a preguntar también.: ¿alguien en este tiempo tuvo una suba en su salario de un 500%?
Se abre acá también y una vez más el debate acerca del aumento irracional de los precios en el mercado inmobiliario, en comparación con la realidad socioeconómica de los que vivimos acá.

Las inmobiliarias han comprado terrenos o inmuebles estratégicamente ubicados a precios bajos, y han construido edificios. Luego disparan al mercado maniobras como las de “Palermo Queens”  para poder vender mas caro lo que ya no es de los vecinos, ahora les pertenece a ellos. Las mayores beneficiadas son las inmobiliarias. No nos engañemos.

La lucha es mucho más práctica y tangible que utópica. La pérdida es real e inmediata. No solo el nombre del barrio si no la calidad de vida de todos los vecinos se pone en riesgo por estas estrategias. Por esto es que molestan las ironías como la del diario Clarín al titular “insólita” la lucha por el nombre del barrio.

La tranquilidad con la que se expresa y la ironía de las respuestas del señor Berberián me recuerdan a la de ciertos políticos en campañas, en el momento en que son pillados haciendo lo que no deben…  el poder hace a la gente impune. Es una desgracia milenaria.

Martín Lavini