Mama Antula: peña folclórica y vigilia en espera de canonización

Mama Antula: peña folclórica y vigilia en espera de canonización
La comunidad católica de Buenos Aires celebrará, este sábado a la noche, una peña folclórica y una vigilia en honor a María Antonia de Paz y San José, conocida como Mama Antula, a la espera de la transmisión desde el Vaticano, en la madrugada del domingo, de la canonización de la primera santa argentina, en la Basílica de Nuestra Señora de la Piedad, ubicada en la intersección de Mitre y Paraná del porteño barrio de San Nicolás. #MamaAntula #primerasantaargentina #PapaFrancisco #NuestraSeñoradelaPiedad 



La Basílica de Nuestra Señora de la Piedad, ubicada en la intersección de Mitre y Paraná del porteño barrio de San Nicolás, donde descansan los restos de la beata, realizará actividades de preparación para el día en que el Papa Francisco proclame a la primera santa argentina, en el Vaticano.

Durante cada uno de estos días, y hasta el sábado 10 de este mes, se realiza una oración de preparación para la canonización y a las 19 se celebra una misa diaria, al final de las cuales, se reza por intenciones ligadas a la ceremonia del día 11.

El sábado 10:

  • a las 18, se realizará una adoración al Santísimo;
  • a las 19 se celebrará una última misa en honor a la beata María Antonia
  • a partir de las 21, habrá una peña folklórica con sorteo de regalos y se realizará una vigilia.

El domingo 11:

  • a las 5, se realizará una concentración en el colegio La Piedad, sito en Paraná 56,
  • a las 5.30, se proyectará en directo la misa de canonización de la beata desde Roma
  • a las 10.30 se celebrará una misa en el templo, que será presidida por el obispo auxiliar de Buenos Aires, Gustavo Carrara.

Luego se realizará la veneración de las reliquias de la santa y, luego, habrá una procesión con el estandarte de Mama Antula.

fuente: Télam

Sobre Mama Antula

fuente: https://mamaantula.com/

María Antonia de Paz y Figueroa nació en Santiago del Estero en 1730. A los 15 años empezó a acompañar a los Jesuitas como Beata de la Compañía de Jesús en la tarea de evangelización de los pueblos originarios santiagueños, enseñándoles la Palabra de Dios, a leer y a escribir, y a perfeccionar técnicas de ganadería y agricultura.

Mama Antula hablaba quichua. Y fueron los indígenas quienes la bautizaron Mama Antula. Cuando los jesuitas fueron expulsados de América en 1767, en una experiencia de epifanía en la celda capilla de San Francisco Solano y a la edad de 38 años, Mama Antula recibió la misión de su vida: continuar con la práctica de los Ejercicios Espirituales que realizaban los jesuitas, para la salvación de las almas. Fue entonces cuando empezó su misión en salida y eligió su nombre de Iglesia: María Antonia de San José.

Por entonces, las mujeres estaban confinadas a casarse o elegir los votos religiosos, no leían ni escribían y mucho menos salían al mundo sin la compañía de un hombre y libradas a la providencia divina.

Mama Antula desafió las convenciones de su tiempo y peregrinó por todo el actual territorio del NOA argentino -por entonces formábamos parte del virreinato del Perú-, organizando los Ejercicios Espirituales a pesar de estar prohibidos por el Rey Carlos III, pero consiguiendo que los Obispos locales autorizaran su tarea.

Llegó a Buenos Aires caminando más de 5 mil kilómetros, donde realizó su obra cúlmine -en los inicios del virreinato del Río de la Plata-: la construcción de la Santa Casa, un lugar levantado enteramente con donaciones, y donde exclusivamente se realizan los Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola. Fue inaugurada en 1795 y allí murió Mama Antula en 1799, y desde entonces sigue funciones hasta el día de hoy.

Allí ricos y pobres compartían mesa y rezaban juntos, y se estima que 70 mil personas realizaron los Ejercicios Espirituales allí, compartiendo el pan y aprendiendo los valores que precedieron y formaron la gesta de mayo y a la creación del Estado Argentino.

La primera santa de la argentina es laica, valiente, considerada la primera escritora del Río de la Plata (se pueden leer aquí sus famosas cartas); una mujer fuerte que nos enseña la santidad cotidiana y a confiar en la providencia con una fe inquebrantable. Es la patrona de las empresarias argentinas, y a ella se le reza pidiéndole perseverancia en las dificultades y la aceptación de la voluntad de Dios. Su fiesta litúrgica es el 7 de marzo.

(Visited 115 times, 1 visits today)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.