Laura Pierre: ¿Mamá, nos llevás a la calesita?

14

Calesita de FlorestaCon esta pregunta tan simple mis hijos, Natalia y Leonardo, me invitaron a hacer un viaje fugaz en el tiempo y recordar mis paseos vespertinos a la calesita, en el barrio de Constitución. Entonces nos fuimos rápidamente a la esquina de Venancio Flores y Segurola,
en donde funciona la calesita desde el año 2002, exactamente en los terrenos aledaños a la Estación Floresta. 

Allí, entre los caballos y cisnes que suben y bajan, los autos y aviones que invitan a los chicos, sobre todo a los varones, a sentirse los dueños del aire y de los caminos, y el atractivo de querer “atrapar” la sortija para ganarse una vuelta más, nuestros hijos pasan un rato agradable, distinto, inocente y en contacto con otros chicos. Después, los esperan los Power Rangers o las Chicas Poderosas en la televisión.

Para beneficio de todos los chicos, y los no tan chicos, en Floresta tenemos una partecita del patrimonio cultural de la ciudad del que nos tenemos que sentir orgullosos; por eso, sin proponérselo, cuando nos preguntan “mamá, ¿nos llevás a la calesita?” hacen historia permitiendo la perdurabilidad de este entretenimiento tal olvidado hoy en día.

Ya no quedan muchas calesitas, aprovechémosla.

(la foto pertenece al sitio www.lascalesitas.com.ar)