Las escuelas porteñas fabricaron automóviles eléctricos adhiriendo al compromiso de sustentabilidad

Celebrando el día de la Educación Técnica, en la Escuela Nro. 23 Casal Calviño de Parque Avellaneda, los 23 autos eléctricos, fabricados enteramente con materiales reutilizables, salieron a la calle para que los alumnos muestren a la comunidad el fruto del trabajo realizado durante meses. El equipo del Casal Calviño obtuvo el primer puesto entre las escuelas de la ciudad de Buenos Aires al finalizar el campeonato DESAFÍO ECO, que abarcó Buenos Aires, Río Hondo, La Pampa y Balcarce.

Alumnos de escuelas técnicas de la Ciudad expusieron los autos eléctricos que construyeron para participar en el Desafío Eco 2015.

Anteriormente, La Escuela Técnica N° 19 DE «Alejandro Volta» había instalado el panel solar fotovoltaico de 40 watts que ganaron durante la última edición de la carrera Desafío ECO, por presentar el auto con el «mejor diseño sustentable». A partir de ello, pueden realizar las adaptaciones necesarias al auto para que sea 100% autónomo y limpio, aprovechando la irradiación solar para generar la energía eléctrica que permite su funcionamiento.

Como parte del proyecto de Energías Renovables y Eficiencia Energética dentro del Programa Escuelas Verdes, alumnos de escuelas técnicas desarrollan distintos proyectos ambientales a través de talleres teóricos – prácticos donde conocen y aplican herramientas para aprovechar las diferentes fuentes de energías renovables.

Todos los autos y equipos que se fabrican permanecen en los establecimientos educativos para su utilización y la posterior capacitación de nuevos alumnos que ingresen a la escuela.

Capacidad y compromiso

El entusiasmo por diseñar sus propios equipos, despierta en los alumnos un sentido de pertenencia muy arraigado, al punto tal que, con orgullo se exponen las creaciones y equipos en las escuelas y se ofrecen para talleres con fines pedagógicos.

Para fabricar los autos se reutilizan elementos que se encuentran en cada escuela: recortes de hierro para la carrocería, bancos de aulas en desuso para los asientos y revestimiento a base de papel y engrudo.

Más allá del espíritu deportivo, se busca que la principal motivación sea velar por el cuidado ambiental y, el desafío de que los nuevos transportes sean ambientalmente responsables. El compromiso de los alumnos se refleja en su constante participación en charlas y talleres donde comparten sus experiencias sobre el uso racional de la energía, las energías renovables, el cambio climático y el cuidado ambiental en las instituciones educativas porteñas.

La Carrera Sustentable

El Desafío ECO es una competencia federal donde escuelas de todo el país se inscriben voluntariamente para participar con autos fabricados por los propios alumnos con materiales reutilizables y ambientalmente sustentables. El objetivo es promover la investigación y utilización de energías renovables en sistemas de transporte y la innovación tecnológica a nivel educativo. En la edición 2015, realizada en el Autódromo «Oscar y Juan Gálvez», participaron 120 escuelas de todo el país. Las 23 Escuelas Técnicas de la Ciudad que se registraron compitieron, además, por el premio al mejor auto sustentable, otorgado por el Programa Escuelas Verdes. Se tuvieron en cuenta las técnicas y materiales empleados para construir los autos procurando que los mismos maximicen la sustentabilidad y armonía con el ambiente.

(Visited 83 times, 1 visits today)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.