Jorge Raschella: Lugano Tiene Magia II

Yo coincido con María Rosa en eso de que Lugano tiene magia y siempre lo creí desde chico, un no sé qué, quizás será por su historia, o su infraestructura barrial  no se pero recuerdo que para mi todo era mágico desde cruzar la avenida Cruz para ir a la iglesia Santo Cristo hasta bajar con las bicis desde Montiel bien arriba y largarnos hasta la esquina de mi casa en Montiel y Barros Pazos, ir corriendo por la plaza Sudamérica y muy chiquito tratar de trepar a las estatuas y tocarles el rostro pétreo y decirles – «hola estuatas» -,  con mis escasos cinco años en aquél entonces,  y además es cierto cuantos éramos en la cuadra y jugábamos a todo desde las figus, a la escondida, la mancha, las peleas los chicos del barrio no nos aburríamos así nomas, no existía la compu ni los celus, había más contacto lúdico.

(Visited 56 times, 1 visits today)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.