Epic Medieval Fantasy en el Espacio Cultural Marcó del Pont en Flores

8

El próximo 10 de diciembre se realizará este evento temático, con organizacion general de Paola Zagarzazu, inspirado en la fantasia medieval, epica y gotica victoriana, con entrada libre y gratuita, en Artigas 202 Frente a la Estacion de Flores.

Epic Medieval Fantasy evoca un Paseo Medieval ambientado en el bosque del Espacio Cultural Marcó del Pont, Artigas 202 en Flores, donde encontrarás un Zona Fantasia y una Zona Gotica Victoriana.

Durante el evento tocarán bandas en vivo y la performance está a cargo de la docente Paola Zagarzazu y su compañia de Ballet del Programa Cultural.

También se desarrollarán Talleres Gratuitos Focalizados en la temática del evento y no faltarán Stands de Comidas Bebidas y Accesorios.

La entrada es libre y gratuita.

Artigas 202 Frente a la Estacion de Flores

CRONOGRAMA DEL EVENTO 

16:00hs Apertura stand galería de arte 
17:00hs Melina Cereseto performance 
17:30hs Samarkanda performance danza Vanesa Pizarro y Andrea Fayad dúo 
18:00hs Matías Orodromeo Grinsepia solo de acústico 
18:30hs Galierín Folk Band 
19:00hs Ars Magna y Najla Noor performance danza y música en vivo 
19:15hs Los Antiguos asttronautas 
20:00hs Argland Music Band 
20:45hs Performance a cargo de Pablo Demode 
21:00hs Psychopain Music Banda 
21:30hs Cierre performance baras de fuego Paola Zagarzazu


Marcó del Pont

La Casa Marcó del Pont es una antigua quinta familiar, declarada Monumento Histórico Nacional y allí funciona el Espacio Cultural Marcó del Pont que ofrece múltiples actividades culturales durante todo el año.
Compartido 1 veces

En el año 1857, el barrio de Flores atravesó la construcción de las vías del Ferrocarril Oeste de Buenos Aires, que unió el Parque de la Artillería con la estación Floresta. Se convirtió en moda para las familias de la ciudad, que comenzaron a radicarse a la vera del Camino de Fierro, surgiendo así quintas rodeadas de grandes parques como la Casona Marcó del Pont.

En noviembre de 1860, los hermanos Antonino, Gregoria y María Marcó del Pont compraron los terrenos donde se asienta la Casona. Según algunos investigadores se construyó ese mismo año, otros consideran que existía una construcción antes de la llegada de los trenes. Lo cierto es que huyendo de la epidemia de fiebre amarilla que azotó a Buenos Aires en 1871, don Antonino Marcó del Pont, descendiente de una antigua familia catalana que había llegado a Buenos Aires a fines del siglo XVIII, instaló allí su residencia familiar permanente.

En la revolución de 1880 recibió numerosos heridos y fue convertida temporalmente como Hospital de Sangre y desde 1913, el atelier del pintor Ventura Marcó del Pont. Esta Casona, representativa de la arquitectura italiana es la única que ha sobrevivido casi intacta en Flores y se ha conservado como testimonio del siglo XIX.

En sus salones solían reunirse José Marco del Pont, Enrique Peña, Bartolomé Mitre, Alejandro Rosa, Aurelio Prado y Rojas, Angel Carranza y otros invitados, quienes gestaron la junta Numismática Americana convertida posteriormente en la actual Academia Nacional de la Historia.

Su último morador, José Antonino Marco del Pont, vendió en 1929 la Casona al Ferrocarril Oeste.

La Junta de Estudios Históricos de San José de Flores, que funciona en la Casona, después de largos esfuerzos, consiguió su declaración de Monumento Histórico Nacional en el año 1976. Si bien permaneció abandonada e intrusa durante 20 años, finalmente en 1996 comienzan las obras de recuperación y en el año 2000 se abre al público como Casa de la Cultura Marcó del Pont.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.