El Arzobispado de Bs. As. suma su voz en defensa de la Iglesia y Monasterio de Santa Catalina

El Arzobispado de Bs. As. suma su voz en defensa de la Iglesia y Monasterio de Santa Catalina
El arzobispado de Buenos Aires reclamó por la venta de un terreno en un espacio histórico. Se trata de un predio lindero con la iglesia y monasterio Santa Catalina de Siena. Piden a las autoridades porteñas evaluar los riesgos de daños a un lugar que «fue, es y será expresión cultural de la Ciudad».  Solicita se evalúe “la aprobación y conveniencia urbanística” de la construcción de un templo mormón en un predio lindero al Monumento Histórico Nacional ubicado en el cuarto de manzana ubicado en la esquina de San Martín y Viamonte.

El Arzobispado de Buenos Aires se une al reclamo planteado sobre la venta del terreno lindero a la iglesia y monasterio Santa Catalina de Siena (ubicados en San Martín 705, en el microcentro porteño), el cual forma parte de la manzana histórica que perteneció, desde 1745 hasta 1974, a las monjas de la Segunda Orden Dominica.

Sabemos que es un ámbito emblemático por su valor arquitectónico e histórico, que lo llevó a ser uno de los primeros lugares en torno a los cuales se fue haciendo nuestra Ciudad”, recuerda el Arzobispado.

Tras aclarar que ese terreno no es de propiedad eclesiástica, lamenta también que la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos días no haya notificado del proyecto de construir allí un templo, lo cual hubiera estado en línea con “el camino interreligioso que venimos alentando en Buenos Aires”.

El Arzobispado de Buenos Aires pide a las autoridades de la Ciudad “evaluar la aprobación y conveniencia urbanística de tal construcción y de potenciales daños en ambos Monumentos Históricos Nacionales”. “Agradecemos profundamente a quienes apoyan nuestro parecer, entendiendo que el entorno de ambos monumentos fue, es y será expresión cultural de la Ciudad de Buenos Aires”, concluye el comunicado.

El predio al que se alude integra la manzana delimitada por la avenida Córdoba y las calles Viamonte, San Martín y Reconquista; que forma parte de un Área de Protección Histórica Catedral Norte en la que también se encuentran la iglesia y el monasterio que datan de la época colonial y que perteneció, entre 1745 y 1974, a las Monjas de la Segunda Orden Dominica.

Según alertaron desde organizaciones en defensa del patrimonio y la comunidad de la Iglesia, ese espacio fue adquirido por USD 30 millones por la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, más conocida como la congregación mormona, para levantar allí un templo en la Ciudad de Buenos Aires, que se sumará al que tienen en Ciudad Evita, a un costado de la autopista Ricchieri.

Preocupados por el futuro de los terrenos, vecinos del barrio se reunieron con el rector de la iglesia Santa Catalina de Siena, Gustavo Antico, y miembros de la asociación de Basta de Demoler (BDD)para abrir un espacio de “clarificación y diálogo” de la situación y en la cual, en principio, prevaleció el rechazo al proyecto del templo y el respaldo a que allí haya una plaza.

No estamos de acuerdo con el uso del predio para un templo, no es oportuno ni razonable y no es parte de un diálogo interreligioso”, dijo Antico, durante el encuentro que se hizo en uno de los claustros de la iglesia, y dijo: “Nos pone en alerta cuando las cosas ocurren con esta velocidad”.

María del Carmen Usandivaras, de BDD, afirmó que la parcela “es un lugar codiciado” en términos inmobiliarios, por lo cual sostuvo que “iremos a la Justicia si no se respeta la ley”; mientras que Ana Bas, de la misma organización, aseguró que “la única manera de proteger a Santa Catalina es que en el predio haya una plaza de suelo verde absorbente”.

Texto del comunicado

El Arzobispado de Buenos Aires se une al reclamo planteado sobre la venta del terreno lindero a la Iglesia y Monasterio Santa Catalina de Siena (San Martín 705 – CABA), situado en la manzana histórica que perteneció desde 1745 a 1974 a las Monjas de la Segunda Orden Dominica. Sabemos que es un ámbito emblemático por su valor arquitectónico e histórico que lo llevó a ser uno de los primeros lugares en torno a los cuales se fue haciendo nuestra Ciudad.

El Arzobispado, desde hace muchos años, a través del Rector de la Iglesia de Santa Catalina, cuida por la preservación de los dos Monumentos Históricos Nacionales que se nos han confiado, la Iglesia (MHN, 1942) y el Monasterio (MHN, 1975), y además por el entorno de ellos, ya que es un espacio de amortiguación de tales edificios.

Cabe aclarar, que el terreno en cuestión no es propiedad ni de la iglesia de Santa Catalina ni del Arzobispado de Buenos Aires y somos totalmente conscientes del libre derecho de acordar entre privados la compra-venta del mismo. 

Enterados de la adquisición del predio por parte de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos días y de su proyecto de construcción de un templo en tan emblemático lugar lamentamos no haber sido informados a su debido tiempo, dentro del camino interreligioso que venimos alentando en Buenos Aires. 

Es por eso que pedimos a las autoridades de la Ciudad evaluar la aprobación y conveniencia urbanística de tal construcción y de potenciales daños en ambos Monumentos Históricos Nacionales.

Recomendamos, además, que antes de tomar cualquier decisión se confirme el valor arqueológico que se esconde en ese terreno, ya que tenemos pruebas documentadas de la existencia en ese sitio de dos cementerios coloniales (de religiosas y de esclavos).

Agradecemos profundamente a quienes apoyan nuestro parecer, entendiendo que el entorno de ambos Monumentos fue, es y será expresión cultural de la Ciudad de Buenos Aires.+

fuentes: AICA / Télam
(Visited 228 times, 1 visits today)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.