Comenzó en Palermo la 10ª Edición de la Feria Caminos y Sabores

Se trata de un espacio para la exposición, promoción y venta de productos típicos de todas las provincias y de sus destinos turísticos, comenzó este jueves en el predio La Rural del barrio porteño de Palermo.

Alimentos variados, bebidas, artesanías, indumentaria, en especial de pequeños productores o cooperativas, se presentan agrupados en forma temática en puestos ubicados sobre «calles» internas para facilitar al público la recorrida y la eventual degustación, algo que se ofrece en la mayoría de ellos.


En el primer día de esta 10ª edición de Caminos y Sabores, que se extenderá hasta el domingo próximo, hubo una discreta concurrencia de público, aunque la feria tiene el antecedente de unas 80 mil visitas el año pasado.


La recorrida puede demandar una media jornada, en la que también se pueden ver números musicales y humorísticos en una escenario, cuyo fondo es una pantalla en la que se emiten mensajes y datos útiles, como recetas de cocina y recomendaciones turísticas.


Entre los productos que se pueden degustar -y comprar- están los tradicionales chacinados bonaerenses -muchos tandilenses-, pampeanos y cordobeses -especialmente de Colonia Caroya- o los de ciervo, jabalí y cordero ahumado de Río Negro y Neuquén.


Lo mismo ocurre con regiones lecheras, donde gordos quesos reposan sobre los mostradores o son cortados en pequeñas piezas para tentar al público a saborearlo.


En otros espacios se puede ver a hilanderas del noroeste o de la zona pampeana devanar la lana y tejer atuendos con lana de oveja o de llama, cestería o trabajos en madera.


Misiones dispuso un amplio espacio para su talabartería y Santiago del Estero instaló un simulador en el que los niños -y no tanto- pueden pilotear un bólido durante una carrera en el Autódromo Internacional de las Termas de Río Hondo.


Productores de Río Negro ofrecen sus sidras del Alto Valle y chocolates de Bariloche, en tanto varias provincias compiten con sus aceites de oliva, en especial La Rioja y Mendoza, como con la yerba mate lo hacen Misiones y Corrientes.


Desde el Noroeste, algunos pobladores en ropas típicas ofrecen papa andina, quinoa y pimientos desidratados con energía solar -que no es lo mismo que dejarlos secar al sol-, y también hay puestos de alimentos libres de gluten.


Los alfajores en sus diferentes variantes están en puestos de numerosas provincias, casi tanto como el dulce de leche y productos confitados.


En las bebidas alcohólicas hay puestos de provincias y de bodegas, en especial de Mendoza y La Rioja, en tanto los productores andino patagónicos competían con sus cervezas con los bonaerenses y litoraleños.


También hay puestos destinados a la promoción turística de los principales atractivos de cada provincia, que ofren visitar desde el mar hasta la cordillera, pasando por las sierras, lagos, ríos y campo, con sus propuestas de descanso y relax, aventura, travesías y, por supuesto, la hotelería.

(Visited 20 times, 1 visits today)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.