Chacarita: Plazas, Monumentos, Murales y Fuentes

0
69

Monumentos Indio Americano Parque «Los Andes»: entre las Avenidas Corrientes y Dorrego y las calles Guzmán y Jorge Newbery). Inaugurado en 1941, donde se pueden hallar muchas variedades de árboles tales como  tipas, plátanos, acacias blancas, un fabuloso aguarubay , etc. También hay juegos para niños y bancos que ofrecen reposo a los caminantes y visitantes del cementerio. A mediados de diciembre de 2006 fue inaugurada la obra de puesta en valor del parque que incluyó la instalación de sanitarios, bancos y faroles; la jerarquización de espacios con un alto contenido afectivo, como homenaje a la Virgen, el gauchito Gil y la Difunta Correa; y la localización de una fuente de agua.

Feria del parque Los Andes: funciona desde hace 15 años, los sábados, domingos y feriados, de 11 a 19hs. rodea los sectores 1 y 2 del parque, sobre las calles Corrientes, Dorrego, Guzmán, Concepción Arenal y Jorge Newbery, en el barrio de Chacarita. Tiene muchos puestos, con una gran variedad de productos, que van desde antigüedades, y ropa usada, hasta esculturas, pintura, bijou, diseño e indumentaria, libros, revistas, casetes y discos, en la modalidad de compra, venta, canje. También hay otro tipo de puestos, rodeando el parque. 

– Parque Elcano: Elcano al 4300. Tres manzanas que forman parte del predio que ocupa el Cementerio de la Chacarita pero que nunca fueron utilizadas se transformaron en una plaza abierta a los vecinos, el nuevo espacio verde está enmarcado en un plan de obras de mejoras urbanas.

Fuentes que estuvieron en Chacarita y fueron trasladadas: A raíz de una carta de un visitante de la página el Sr. Carlos Silva, que mencionó que en el Parque de los Patricios existió una fuente que fue trasladada a la Av. 9 de Julio comencé una investigación que llegó a buen término la toparme en una librería de esas de las cuales no dan ganas de irse jamás («El Gaucho»Boyacá 1538) con el libro «Las Fuentes Porteñas» de Oscar Félix Haedo. Allí se cuenta que hacia mediados del siglo XIX, surgió la necesidad de embellecer la ciudad y se compra a la fundición artística francesa  «Du Val D’Osne» varias fuentes de gran tamaño, de hierro fundido, con una misma estructura y varias fontezuelas y diversos ornamentos. Dos de las fuentes, de gran tamaño, fueron ubicadas en la Plaza de la Victoria (hoy Plaza de Mayo). La base del complejo escultórico de cada fuente estaba integrada por dos figuras masculinas sentadas, definidos tradicionalmente como Neptunos (uno en su juventud, el otro anciano) a las que se intercalan dos figuras femeninas (popularmente Náyades) también sentadas.  Del centro de la base se elevaban una columna artística como sostén de un gran plato decorado con delfines en movimientos, separados por rosetas vertederas. La columna central se prolongaba y sobre una ronda infantil se ubicaba un segundo plato más chico, decorado por cabezas de peces. El estilo de las mismas es del Renacimiento Italiano. Según cuenta el libro, una de las investigaciones en procura del autor de las fuentes destaca es es una obra del escultor Moreau. Años después la misma investigación desecha su autoría. Al poco tiempo de instaladas las fuentes en la Plaza de la Victoria, comenzaron los problemas de funcionamiento. Después de algunos intentos infructuosos de trasladar las fuentes a otros emplazamientos, a raíz de distintos proyectos de reforma de la mencionada plaza. Las dos fuentes fueron trasladadas a Parque de los Patricios y Parque los Andes (Chacarita), donde estuvieron algunos años, desde una fecha que no es posible determinar con exactitud, si bien se dice que hasta 1932 estaban en su lugar de origen con seguridad. La fuente de Parque de los Patricios, en 1961 fue a parar a los depósitos del Depto. de Monumentos y Obras de Arte de la Municipalidad y la segunda fue instalada como centro de un gran «rond point» en las Avenidas Nueve de Julio y Córdoba (25 de mayo de 1969), dotándosela de un estanque de grandes proporciones que la destacó entre sus pares. 

Voluntarios, Héroes de la Reconquista: plaza seca ubicada en Av. Corrientes entre Olleros y Federico Lacroze, frente a la estación del Ferrocarril Urquiza y junto a la boca de ingreso del subte B.

Monumento al Indio Americano en el Parque Los Andes. Es mucho más que una escultura porque representa la espiritualidad de los pueblos originarios, su historia e identidad». Es una escultura de bronce que lleva el nombre de «Los Andes» porque representa tres pueblos andinos: diaguitas, coyas y huarpes. La escultura, de tres metros de alto, dos de ancho y emplazada casi en Olleros y Corrientes, era lugar de encuentro de pueblos originarios para celebrar sus fiestas y rituales. Al lado del monumento se puede ver «la boca de la madre tierra», agujero que se realiza para agradecerle a la Pachamama los alimentos que ella da a sus hijos, contó Aramayo.