Barrio Naón (un lugar en Mataderos)

El barrio Naón se destaca por los fáciles accesos y las construcciones de diferente fisonomía

  • Pasajes, calles amplias, casas bajas y plazas son su principal atractivo
  • Buenos accesos y todos los servicios
  • Presencia de dúplex y tríplex y de chalets que han sido reciclados

barrio Naón en Mataderos

No sólo sus características objetivas hicieron famoso a este barrio, sino también un cierto halo de exclusividad. «Es el barrio de los empresarios de la carne«, esboza la generalidad de la gente.

Cuentan los inmobiliarios que fueron varias las etapas en la que se desarrolló, hasta que encontró la fisonomía actual. Desde los primeros chalets, hasta los dúplex o tríplex de la última época.

«Barrio Naón nació como la zona residencial de Mataderos: está formado con casas bajas, principalmente chalets», explica Oscar Acosta, de la inmobiliaria homónima.

Delimitado por las avenidas Alberdi, al Sur; Emilio Castro, al Norte; General Paz, al Oeste; y un difuso límite al Este: entre Carhué y Lisandro de la Torre, el barrio se jerarquiza por un rápido acceso a todos los puntos cardinales a través de la General Paz, por lo que se transforma en estratégico para habitar.

barrio Naón en Mataderos

Los chalets y los variados diseños son parte del paisaje de esta parte de Mataderos

«Los que vienen al barrio Naón -principalmente provienen de la provincia- buscan más limpieza, buenos servicios y colegios; en realidad quieren calidad de vida», explica Acosta.

Casas bajas

Las propiedades que abundan en el barrio son chalets, muchos de los cuales reciclados. Jorge Fedele, de la inmobiliaria homónima, explica que «datan de la década del 80, cuando el barrio hizo furor». Los lotes -destacan- en su gran mayoría son cortos: de 8,66 por 22, en promedio; aunque hay una zona que linda con la General Paz en la que hay fracciones de hasta 60 metros de fondo. «Los terrenos son cortos por la cantidad de pasajes que hay», explica Rodrigo Rey, de Más Propiedades.

En cuanto al estilo de las casas es uniforme. En su gran mayoría se trata de chalets de dos plantas, con cochera, de un promedio de 140 metros cuadrados.

«Lo que más se busca -agrega- son lo detalles: aberturas de madera, dormitorios en suite, cocheras, climatización central y sistemas de seguridad.»

El estilo que más domina es el del chalet en bajo, con lucarnas, techos de tejas esmaltadas, aberturas de madera, y amplio espacio en el living y comedor.
Los dúplex son la otra opción que ofrece el barrio. Se empezaron a construir en los años 90, hasta la actualidad.

«Los más buscados son los que ya tienen algunos años, porque se pueden conseguir buenos precios», comenta Rey, de Más Propiedades.

Tienen en promedio 120 metros cuadrados y algo de fondo, aunque difícilmente jardín. «Los tríplex suman otros 60 metros en un playroom», agregó.

barrio Naón en Mataderos

Oscar Acosta, por su parte, destaca -además del estilo de las casas- la estructura del barrio: sin industrias, ni comercios en el interior, y una idiosincrasia de gente joven. «Lo definimos como un minibarrio, como River», concluyó.

Los valores varían en función del terreno. «Una misma casa con unos pocos metros más de fondo fluctúan notablemente», explica Jorge Fedele, de la inmobiliaria homónima.

Una propiedad en dos plantas, techo de tejas, garaje para dos autos, tres baños, cocina comedor, de 200 metros cubiertos, se cotiza alrededor de 205.000 pesos.

Los tríplex suman a estas características amplios playrooms o garajes subterráneos y suben la cotización a 180 mil pesos. Los vecinos han construido una buena imagen del barrio, no sólo al cuidar sus propiedades, sino también al mantener limpio el lugar

Artículo publicado en  http://www.topinmobiliario.com/

 

(Visited 10.094 times, 2 visits today)