Arqueología Urbana en Flores por Luciana González

2
Arqueologia Urbana en Flores
Arqueologia Urbana en Flores

En el marco de los festejos por el 203º aniversario del barrio de Flores, organizados por el CGP 7 y un grupo de vecinos, se realizó una actividad particularmente interesante el pasado domingo 31 de mayo.

A las 17 horas, un grupo de vecinos de Flores se reunió con el objetivo de conocer los hallazgos arqueológicos que el licenciado Ulises Camino, del Centro de Arqueología Urbana de la FADU Universidad de Buenos Aires con financiamiento del CONICET, y su equipo, Proyecto Arqueológico Flores de la FFyL UBA, descubrieron en el predio de los Scout Argentinos, ubicado en Condarco 206. Este yacimiento arqueológico es parte de un programa más amplio de excavaciones realizadas en la zona con el fin de conocer y analizar el desarrollo de San José de Flores y su sociedad, además de su vida cotidiana, resaltando la importancia del barrio, por estar ubicado estratégicamente entre el puerto de Buenos Aires y el interior del país, sobre el trazado del camino Real. Cabe destacar que todo este proyecto es financiado con una beca doctoral del CONICET.

Durante la charla, el licenciado Camino contó que se excavaron en otros lugares, como en un local de Nazca 313, en la plaza Misericordia y en un corralón de Floresta, que antes pertenecía al partido de Flores, entre otros puntos. Además, adelantó que el último lugar de excavación será en la Casa Marcó del Pont y aclaró que podría haber más excavaciones si los vecinos conocen algunos lugares y los proponen.

Con esto último abrió el juego, nos invitó a participar y a hacer conocido este proyecto que intenta rescatar el pasado que está debajo de la tierra, pero que también es parte nuestra, del barrio y de la Ciudad de Buenos Aires y su conformación. Recuperar y poner en valor el patrimonio cultura tangible e intangible es algo importante para preservar la memoria y saber de dónde venimos. Para cuidar el patrimonio existen leyes que prohíben sacar del país objetos que lo conforman o exigen la inscripción de colecciones privadas. No obstante estas leyes deberían ser reforzadas, por ejemplo para que obliguen a las empresas a hacer estudios de impacto cuando se realizan obras. Asimismo se considera que parte de la culpa de estos vacíos es de los mismos arqueólogos que no difunden y no tienen propuestas en común para con sus trabajos y la importancia de los mismos. Lo que sí nos ha quedado muy en claro que queda mucho por hacer, legislativamente hablando, sobre el tema y el resultado es que, por el momento, todo apunta a perder o dejar pasar estas posibilidades de conocimiento y es tarea nuestra, de los porteños, lograr algo para cuidar y rescatar todo esto que se nos está dando para el conocimiento.

Pero, volviendo al predio de los Scout en Condarco 206, el licenciado Camino y su equipo encontraron parte de la pared principal y el piso de una edificación que es anterior al ferrocarril.  Llegaron a esta conclusión porque el piso de la edificación se pierde bajo las vías del ex Ferrocarril Sarmiento. Se concluye entonces que la construcción es anterior a 1857, momento en el que ese terreno formaba parte de una quinta que tenía una extensión de cinco manzanas de las actuales. Nos aclaró también que no era la casa principal ya que la misma se ubicaba en otro lugar; por esto, indicó que hay varias hipótesis sobre el uso que se le daba a la misma ya que podría ser un obraje o un lugar para guardar materiales, herramientas o leña.
El trabajo en el campo ya ha finalizado y comienza ahora el trabajo de laboratorio donde rotulan los objetos hallados y hacen las veces de investigadores, tratando de determinar de cuándo data cada cosa o para qué era usada. En este lugar, por ejemplo, se encontraron dos monedas, una de las cuales es de 1822.

Por otro lado, la Universidad de Flores invitó al Licenciado Camino a dar una conferencia abierta al público en general el día 23 de junio a las 19 horas en Pedernera 288 (extension@uflo.edu.ar). Como bien respondió él mismo a una acertada pregunta de una vecina: “Los ciudadanos pueden colaborar asistiendo a las charlas, proponiendo lugares para excavar o difundiendo lo que se está haciendo”; por esto quedan todos invitados”.

A modo de conclusión se puede afirmar que, sin una ley sobre el patrimonio histórico pero con alguna defensa, hay gente que trabaja para rescatarlo y todos deberíamos comprometernos y colaborar en este trabajo.

Luciana González, vecina de San José de Flores

Foto: excavación en Condarco 206, restos de una edificación de la primera mitad del S. XIX