Aldo Angrigiani: Cine Parque Chas

33

Toda la semana esperaba el día (creo que era un martes) en que se me permitía ir a la sesión tarde del cine Parque Chas, allá por los años cuarenta.

Y ya a las dos me dirigía, desde mi casa de Triunvirato y Plaza, hacia el cine.

En esa época sólo habían dos sesiones: tarde y noche, después se agregó otra entre ellas: la “vermú”.

Proyectaban por la tarde cuatro películas y por la noche tres. Por moneditas, veinte o treinta centavos, entrábamos alrededor de las dos de la tarde y salíamos a las siete, la “cola” con la forma de la butaca y comentando las películas.

Tenían mis preferencias las películas cómicas de Abbot y Costello, Laurel y Hardy, de Bob Hope, las de ficción como Flash Gordon (con su primitiva nave espacial y los efectos especiales que hoy sólo darían risa), King Kong subido a un rascacielos destrozando aviones a los manotazos o la de suspenso que continuaría el mismo día de la semana próxima.

Generalmente veía las películas en la “pullman” (hoy superpullman) que tenía las ventajas sobre la platea, de ser más barata y estar a resguardo de algún objeto arrojado desde la aquella.

Pero el cine Parque Chas tenía algo que los otros cines no poseían: el techo corredizo, que servía de ecológica ventilación a la sala cuando oscurecía. Su único inconveniente era que, algún imprevisto chaparrón, provocara una corrida de los espectadores.

En cambio de costumbres, la competencia de la televisión, hizo que siguiera el paso de muchos cines: el cierre. Y ahora es un garage.

Los que fuimos chicos y te conocimos te lloramos, Cine Teatro Parque Chas.

Barriada agradece a Aldo por su recuerdo y por sus 3 paginas web sobre el barrio de Villa Ortuzar:

  • http://www.mivillaortuzar.com.ar/
  • www.recuerdos.mivillaortuzar.com.ar
  • http://www.sudamtexenortuzar.mivillaortuzar.com.ar/