A medida que avanza la renovación de la Reserva Ecológica Sur se suman voces de repudio

A medida que avanza la renovación de la Reserva Ecológica se suman más voces de repudio
la foto fue publicada en https://www.elcohetealaluna.com/la-costanera-verde/
Se realizan sin descanso las obras de renovación de la Reserva Ecológica de la Costanera Sur: ¿por qué? nos preguntamos, si su mérito fue el haber crecido allí, solita, entre los escombros con que querían ganarle terreno al río. ¿Cuándo van a entender que no necesitamos ni bares ni foodtrucks (carritos cómo les decíamos antes), que la Reserva estaba bien así, que llevábamos el termo y algo para comer en la canasta y éramos felices hasta el hartazgo? #reservaecologica #costanerasur #humedal #bastademutilar #observatoriociudad #codigourbanistico #sitioramsar #casco.historico.protege #mariaevakoutsovitis #jonatanbaldiviezo #AICA

 

Le tocó el turno (desde hace ya unos meses) a la Reserva Ecológica de la Costanera Sur: se venía salvando, pero ya es tarde. Están montando una nueva infraestructura, remodelando baños, renovando las puertas de acceso, nuevas y lindas pasarelas interpretativas que van a llegar hasta donde antes no se podía llegar (unos decks preciosos seguramente, podando y talando para poder instalarlas), y cómo iba a faltar la gastronomía! si tenemos bares y fooktrucks por todas partes, hasta donde no debería! ¿por qué adentro de la reserva? ¿por qué no conformarnos con las que están afuera?

No nos oponemos a todo, claro está: agreguen carteles, si quieren, reacondiciones pasarelas, pero respeten lo que ya está, no talen, no muevan al árbol que nació en un sitio para otro donde no quiso o no pudo hacerlo antes.

Además, habrá un tercer ingreso a la Reserva, que se sumará a los que ya existen a la altura de las calles Viamonte y Brasil. Uno de los bares, o lo que llaman área de servicios, estará en el acceso de Brasil y el otro estará en la playita (lo llaman puesta en valor del borde costero), aproximadamente a 3 km de las entradas. 

Lo peor del caso es que no fueron realizados los estudios del impacto ambiental que provocarán estas obras, que seguramente aumentarán el flujo de visitantes. Según informaron desde el Gobierno porteño a Clarín, «confirmaron que todos los trabajos proyectados están de acuerdo a lo que permite el Código urbanístico. Y agregaron que, más allá de que no se requiere un estudio de impacto ambiental, ‘se convocó a la Agencia de Protección Ambiental (APRA) y en cada caso se estudió si hay efectos negativos'».

Esa nociva necesidad es la de intervenir en la obra de la naturaleza, porque en eso se está tranformando la reseva, en «un parque intervenido» y, mirando a futuro, e inspirándonos en la ciudad de Buenos Aires, imaginamos que en unos años a la Reserva Ecológica de la Costanera Sur podría estar convertida en una plaza de cemento con enormes juegos para niños.

Organizaciones ambientalistas habían denunciado en el mes de abril del corriente año, la tala de árboles en la Reserva Ecológica de la Costanera Sur porteña por parte del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y repudiaron “la pérdida” de ejemplares al asegurar que “tienen beneficios para la salud”. De acuerdo a la denuncia de los grupos ambientalistas la administración porteña había retirado ejemplares de árboles para despejar un polígono en el cual estimaron que se levantará una construcción. Los trabajos fueron confirmados por la Secretaría de Ambiente porteña a Télam, desde donde indicaron “responden al Plan de Obras de Mejora que se están llevando adelante, que incluye un área de servicios donde habrá baños y un sector de descanso para los vecinos y vecinas que se acerquen a visitar el predio”. En ese sentido, informaron que “para avanzar en esta obra se removieron tres árboles exóticos y se trasplantó un árbol nativo hacia otro sector de la Reserva”. No obstante, la integrante de la organización “Basta de Mutilar Nuestros ÁrbolesMaría Angélica Di Giácomo aseveró que “no se puede perder ni una hoja ni por poda, ni por tala ni por mutilación. Los necesitamos enteros”. “No coincidimos con la pérdida de follaje ni de árboles, sean exóticos o nativos, menos en una zona como esa que es de las más contaminadas con óxido de azufre y nitrógeno y partículas solidas que provienen de la central eléctrica y del polo petroquímico”, indicó. Y sostuvo que “los árboles exóticos de las ciudades tienen beneficios para la salud ambiental física y psíquica enormes, y ni siquiera sabemos cuáles van a ser más adecuados para las temperaturas y las precipitaciones del cambio climático”. Desde el grupo “Casco Histórico Protege” coincidieron en el rechazo a la remoción de los ejemplares al manifestar que “es cobertura verde que se pierde”; al tiempo que advirtieron sobre el estado de los 40 árboles que fueron plantados en octubre pasado durante la cumbre de alcaldes del C40 que lideró Horacio Rodríguez Larreta. “La mayoría de los ejemplares están secos”, dijeron en relación con los árboles nativos plantados en una zona en que se trabaja para la regeneración ambiental. Por entonces, Larreta afirmó que los nuevos ejemplares simbolizaban “el compromiso de toda la red C40 con la acción climática global impulsada desde las ciudades”.

La ingeniera María Eva Koutsovitis, precandidata a 1ra legisladora por Unidad Popular – Lista El Movimiento La Ciudad Somos Quienes La Habitamos había denunciado que: “Una vez más, el GCBA avanza con decisiones que no respetan la democracia participativa ambiental, violando leyes que prohíben la instalación de bares en ciertos lugares de la Reserva Ecológica Costanera Sur y con la privatización de espacios verdes públicos y, en este caso, en un lugar tan emblemático en materia ambiental como es la Reserva. El único sitio Ramsar declarado de la Ciudad de Buenos Aires que cuenta con 250 especies de aves, 9 de anfibios, 23 de reptiles, 10 de mamíferos, y 50 de mariposas, entre otras”. En el boletín oficial del 29 de junio de este año se publicaron las Disposiciones N° 131/DGARCON/23 y N° 132/DGARCON/23 que aprueban gastos de 20 y 18 millones respectivamente, en el marco de licitaciones públicas, para la Construcción de un Bar de Playa y un Bar bajo espigón, nada más ni nada menos que en la Reserva Ecológica Costanera Sur (RECS). La RECS fue creada en el año 1986 y cuenta con un Plan de Manejo aprobado por la Ordenanza Nº 45.676, que establece muy claramente con qué infraestructura cuenta dicha reserva. En suma, pauta las actividades, gestión y uso del área en cuestión, así como determina los programas a implementarse, tendientes al cumplimiento de la finalidad para la cual ha sido creada la Reserva Ecológica. El Plan de Manejo no autoriza la construcción de bares en la Reserva. Asimismo, el Código Urbanístico establece que en dicha área, los bares y confiterías solo pueden ser permitidos en los accesos a la RECS, pero en la disposición queda claro que se estaría construyendo un bar en la costa. 

Jonatan Baldiviezo, precandidato a 2do legislador por Unidad Popular – Lista El Movimiento La Ciudad Somos Quienes La Habitamos también se había manifestado en el mismo sentido: “En el entorno ribereño el GCBA está implementando un plan sistemático de expansión de las privatizaciones heredadas de la década del 90. En los últimos años, se aprobó el Distrito Joven para volver a privatizar la costanera norte para polos gastronómicos y boliches, se pretendió vender tierras de Costa Salguero que frenamos en la justicia, ahora se encuentra en proceso de concesión 5 hectáreas en Punta Carrasco y una confitería en el Parque de la Memoria, se otorgaron por 150 años de forma gratuita, 13 hectáreas para la construcción del Tiro Federal, y se autorizó a IRSA, a través de un convenio urbanístico, la construcción de un nuevo Puerto Madero denominado Costa Urbana al lado de la Reserva Ecológica Costanera Sur”. La RECS es uno de los humedales de mayor importancia de la Ciudad de Buenos Aires y del AMBA, sus servicios ecosistémicos son fundamentales como estrategia de adaptación de las ciudades en general y en particular, de la Ciudad Buenos Aires en su lucha constante contra la crisis climática. Una de las funciones de la RECS es la educación ambiental, permitiendo que el visitante, a través del contacto directo con la naturaleza, comience a comprender los procesos esenciales de un ecosistema natural. La Reserva Ecológica Costanera Sur –RECS- es un área natural con características únicas que la distinguen de otros espacios verdes urbanos. Tiene un total de 353 hectáreas. 

Historia de la Reserva Ecológica de la Costanera Sur

En 1978 comenzaron a volcarse escombros en una zona de la costa del Río de la Plata ocasionando un deterioro ambiental de importancia, debido a que, durante el mandato del intendente Cacciatore, había un proyecto de construir allí el Centro Administrativo de la Ciudad (proyecto en 1984) razón por la cual se empezó a ganarle terreno al río con la consecuente cantidad de escombros donde, en una época no tan lejana los porteños iban allí a disfrutar de momentos tranquilos frente al río. Pero la naturaleza no se amilanó y avanzó entre aguas contaminadas y restos de cemento y ladrillos abriéndose paso la vegetación silvestre hasta llegar a cubrir el relleno. Las inundaciones (frecuentes en el área) junto con la llegada de camalotales contribuyeron a la formación de distintos hábitats. 

En 1994 ocurrieron dos hechos de importancia: la entonces Secretaría de Turismo de la Nación declaró «de Interés Nacional» a la Reserva y la Municipalidad de Buenos Aires la declaró «de Interés Turístico Municipal«.

En el año 2005, la Convención Ramsar, dedicada a la conservación de humedales en el mundo, le daba el título de “Sitio Ramsar” y la BirdLife International, junto con Aves Argentinas, el de “Área de Importancia para la Conservación de las Aves” (AICA).

La Reserva Ecológica Costanera Sur es hogar de aves, mamíferos, insectos y plantas y es también el lugar que tienen los porteños para hacer ejercicio, disfrutar de un paseo en bici o, simplemente, unos mates frente al río.

fuentes: buenosaires.gob.ar / observatoriociudad.org / Télam / Clarín / elcohetealaluna.com

(Visited 209 times, 1 visits today)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.