Cristina Suárez – A 200 años de la llegada de la primera invasión inglesa a Barracas y de la Reconquista de la ciudad de Buenos Aires

62
A 200 años de la llegada de la primera invasión inglesas a Barraca
A 200 años de la llegada de la primera invasión inglesas a Barraca

El 26 de junio de 1806, los invasores ingleses cruzaron los bañados de Quilmes, iniciando la marcha hacia la ciudad, desembarcaron en Quilmes y emprendieron la marcha hacia el río de Barracas. Las milicias enviadas por el virrey Sobremonte al mando de Arce, les hicieron frente pero se desplegaron rápidamente ante los primeros disparos de artillería inglesa.

Además se montó una guardia en el puente de Gálvez, a efectos de evitar el avance enemigo por allí. El virrey se dirigió a Barracas, haciendo creer al pueblo que iría a enfrentar a los ingleses para echarlos, pero se quedó en los altos de la Convalecencia a observar las operaciones del enemigo al otro lado del río Barracas, preparado para huir en cuanto la cosa se complicara. Sobremonte pasó la noche en el mirador de la finca de Gálvez y ordenó a un militar dirigirse al edificio de Marcó que se encontraba en la actual calle Bolivar a espaldas del Parque Lezama. Al anochecer los ingleses concentrados al sur de Barracas tomaron la casa de Gálvez y avanzaron en un fuego cruzado sobre la ciudad. El cobarde virrey que había observado todo se marchó, primero a los Montes de Castro en Flores y Morón y luego a Córdoba. Mientras tanto 500 hombres en total se quedaron a cerrarle el paso a Beresford al mando de las tropas inglesas. Las tropas inglesas atravesaron los caminos de Barracas y al son de tambores y clarines se internaron en la ciudad ante la desesperación del pueblo y la cobardía del virrey. El 27 de julio de 1806, los invasores se apoderaron de la ciudad de Buenos Aires, decretaron la libertad de comercio, ofrecieron garantías a los habitantes, les aseguraron el respeto a la propiedad y el derecho de ejercer la religión católica, y los eximieron de nacionalidad británica y declararon que el Cabildo y los magistrados continuarían en el ejercicio de sus funciones. Por otra parte exigieron el juramento de lealtad al rey Jorge III a las autoridades civiles y eclesiásticas, a los comerciantes y a los vecinos principales, lo que causó un revuelo de indignación entre la gente común, a la vez que los destinatarios de la medida la acataron, en su mayor parte, con total sumisión; Manuel Belgrano fue uno de los pocos patriotas que se negaron a la jura, emigrando a la Banda Oriental.

La oposición de la iglesia al “hereje” y la fe católica de la población fueron importantes factores en la gesta de la reconquista, donde estuvieron unidos españoles y criollos. Pero una vez más la cobardía fue vencida por el pueblo, la gente de Buenos Aires luchó por la libertad, los ingleses fueron derrotados por las fuerzas organizadas por Santiago de Liniers y el 12 de agosto de 1806 Beresford se rindió llegando así a la Reconquista.

Vicente Fidel López dijo… ”Buenos Aires en 1806 ya era muy grande y poderosa para que mil seiscientos o dos mil soldados ingleses, pudieran conservarla sometida, aún después de haberla ocupado por la sorpresa y por la cobarde ineptitud de un hombre, virrey por acaso, y sin aptitudes para defenderla…”

Después de la Reconquista, el pueblo de Buenos Aires vivió la euforia lógica de quienes después de soportar horas llenas de ansiedad e incertidumbre, lograron liberarse por su propio esfuerzo y valor.

El pueblo agradecido mencionó los nombres de Liniers, Álzaga y Pueyrredón con agradecimiento ante la ayuda recibida para reconquistar la ciudad, aunque todos habían sido héroes.

El profesor Julio Ruíz habla de la otra cara de las invasiones inglesas, y según el diario “La Mañana” de Bolívar del 15 de agosto del 2005, el historiador que revela aspectos poco difundidos de la historia, que se hallan ocultos en los entresijos de las páginas oficiales dijo…”Nosotros tenemos la historia oficial pero también la otra, que está escrita pero no difundida. Una de las cosas que hay que saber es por qué vinieron los ingleses, quién los sedujo para que lanzaran la invasión, hubo muchos proyectos para que vinieran, porque al comercio de Buenos Aires le convenía sobremanera la forma de comerciar del inglés y el monopolio español. Los ingleses llegaron a Buenos Aires hacia 1770 con el contrabando trataron de que eso se legalizara, a través de una anexión a la corona inglesa o bien mediante una declaración de la independencia con el apoyo inglés.”

En Bolívar la Asociación Sanmartiniana planeó relacionar todas sus propuestas del año con las invasiones inglesas, porque se trata de un hecho que puso una bisagra en la historia argentina y en consecuencia muchas de las cosas que ocurrieron después tienen su origen allí.

Se sacó información de “Las invasiones inglesas del Río de la Plata” página digital.
De la revista digital de cultura “ Sitio al margen” de donde se imprimió la imagen. De “Aquí Bolivar Diario La Mañana” Virtual nota de José Castro.
Y del Historiador de Barracas Enrique H. Puccia

Cristina Suárez email