120º Aniversario del barrio de Coghlan

74

por Agustín Gallego
Secretario de la Junta de Estudios Históricos  de Coghlan

 

“De apellido irlandés y alma porteña/ vive apartado del mundanal ruido…”

120º Aniversario del barrio de CoghlanTodo surge con el repartimiento de tierras que hiciera Juan de Garay en 1580. En la chacra nº 25, otorgada a Cristóbal Altamirano, nacería 311 años más tarde el barrio de Coghlan.

En 1853, esta porción de territorio fue heredada por Laureano Oliver y  su esposa, Nicanora Echaburo de Oliver.
Este latifundio, al encontrarse totalmente cercado, impedía la expansión del pueblo de Belgrano en dirección norte. Esta situación provocó, en el año 1869, un pleito entre la Municipalidad de Belgrano y los herederos de don Laureano Oliver.  Hacia 1884, este litigio fue resuelto mediante la subdivisión de las tierras en dos fracciones.  Una de ellas, comprendida entre las calles Ricardo Balbín, De los Constituyentes, Congreso y Monroe, se fragmenta, a su vez, en siete chacras. En una de estas chacras surgiría el barrio de Coghlan en 1891.

En junio de 1885,  el Dr. Vicente Chas compra las siete chacras antedichas ubicadas en el lugar conocido como Cuartel V del Pardo Judicial de la Campaña de Belgrano.

En 1887, el Dr. Miguel Juárez Celman, presidente de la Nación, otorga al Sr. Emilio Nouguier la concesión de un ramal ferroviario que partiendo de la estación Belgrano llegara al pueblo de Las Conchas (Tigre). Para cumplir con ese cometido, el Sr. Nouguier conforma una sociedad que tomó el nombre de Compañía Nacional de Ferrocarriles Pobladores.

Comenzó a accionar en 1888, dedicándose a comprar extensiones de tierra lindantes con las futuras estaciones del ramal a construir. Por ello, el 28 de julio de 1888, adquiere al Dr. Vicente Chas una fracción ubicada en el entonces barrio de Belgrano. El adquiriente se comprometía a construir sobre un sector de esas tierras una estación de ferrocarril del cual era concesionario.

Hacia fines de 1889 las obras se ven paralizadas por razones financieras. De inmediato decide vender la concesión al ferrocarril Buenos Aires- Rosario. Concretada ésta, comienza a transferir las tierras por donde pasaría el ramal, conservando los predios linderos a las estaciones a construirse. 

En diciembre de 1889, el ferrocarril de Buenos Aires y Rosario se hace cargo de la prosecución de las obras del ramal y en un año libera al servicio la primera sección comprendida entre la estaciones Coghlan y Bartolomé Mitre.

Finalmente, la inauguración de la estación se produce el 1º de febrero de 1891, arribando el primer tren el 14 de febrero del mismo año.

Desde aquel momento, comienza a realizarse la apertura de las calles con el fin de lotear los terrenos y conformar las manzanas del barrio, que inicialmente serían 17, delimitadas por Monroe, Melián, Congreso y Tronador.

El barrio se vio favorecido por la llegada de contingentes de inmigrantes, en un comienzo, de origen vasco-francés. 

Más tarde, en 1972, la ordenanza nº26.607 le da forma de pentágono fijando oficialmente sus límites: Núñez, Zapiola, Roosevelt, Av. Ricardo Balbín, Monroe, Rómulo Naón, Tronador, San Francisco de Asís y vías del F.C. Mitre hasta empalmar con la primera de las mencionadas.

En la actualidad, edificaciones bajas se mezclan entre casas construidas con una particular arquitectura de estilo inglés, dándole a Coghlan una fisonomía moderna y singular.

El porqué del nombre de la estación y del barrio

La  estación , erigida quinientos metros más allá del empalme con los rieles, fue un homenaje dispuesto por el gobierno argentino al ingeniero John Coghlan, fallecido en Londres el 14 de septiembre de 1890 , luego de haber cumplido una intensa labor en nuestro país durante treinta años ( 1857- 1887).

Había nacido en el Condado de  Kurry, Irlanda del Sur, en 1824. Estudió en la escuela de Artes y Manufacturas del Paris, recibiéndose de ingeniero en 1844. Luego de dirigir construcciones en distintos países europeos, en 1853 fue contratado para trabajar en nuestro país.

Como ingeniero del Estado de Buenos Aires, realizó un proyecto de entubamiento para los lugares céntricos de la ciudad, que sufrían daño en su  higiene. Proyectó, en 1859, un puerto en la desembocadura del Riachuelo.

Continuó trabajando en la ciudad, diseñó los depósitos de Las Catalinas, y fue quien realizó el proyecto de las primeras instalaciones de aguas corrientes en 1868.

Fue técnico de los ferrocarriles británicos. Contribuyó a la construcción de la línea a Ensenada y la de Campana a Rosario. Realizó el relevamiento y plan altimétrico de la ciudad de Buenos Aires y vinculó sus actividades al F.C. Central Argentino (hoy Bartolomé Mitre).

Fue presidente del Ferrocarril del Sud y Director del Ferrocarril a Campana.

Referentes de nuestro barrio…

Estación Coghlan

Estación de Coghlan, dibujo de Aniko SzaboComienza a perfilarse a mediados de 1888, debido a la concesión otorgada al Sr. Emilio Nouguier. El ramal uniría la desaparecida estación central con el pueblo de Las Conchas (Tigre).

La empresa del Sr. Nouguier transfiere la concesión a F.C. Buenos Aires- Rosario, la que en poco tiempo construye parte del ramal y estaciones.

La estación Coghlan fue inaugurada el 1º de febrero de 1891, arribando el primer tren el 14 de febrero del mismo año. Debe su nombre al Ing. John Coghlan, quien entre otras actividades desempeñó la presidencia de distintas empresas ferroviarias.
El edificio principal (lado oeste) no sufrió grandes modificaciones desde su creación: solamente se realizó la elevación del andén.

La estación de madera (lado este) se diferencia de su forma original por diversos motivos. El andén ha sido elevado y en su predio lindero ha desaparecido un tramo del puente peatonal elevado que llegaba hasta la calle Rivera, quedando el que se observa hoy. Además, han sido eliminados el tanque de agua que abastecía a las locomotoras y el puente giratorio que permitía colocarlas en posición para ingresarlas al hangar ubicado donde hoy se encuentra la agrupación scout Gral. Belgrano.

Hay dos elementos que pese a estar inutilizados, permanecen intactos desde la construcción de la estación: las dos bombas abastecedoras de agua de las antiguas locomotoras.

Hospital Dr. Ignacio Pirovano

Hospital PirovanoInicialmente, fue erigido en la manzana comprendida entre las calles Monroe, Melián, Roosevelt y Roque Pérez, comenzando sus prestaciones el 12 de julio de 1896 bajo la dirección del Dr. Billinghurst.

Este centro asistencial surgió por iniciativa de las damas que integraban la Asociación Hermanas de los Dolores, del barrio de Belgrano.
Fueron ellas quienes gestionaron ante la Municipalidad de Buenos Aires la instalación del Hospital.

Su denominación primitiva iba a ser la de Casa de Socorro y Hospital de Belgrano, cambiándose por la de Hospital Dr. Ignacio Pirovano en homenaje al eminente médico argentino fallecido poco tiempo antes de la puesta en servicio del nosocomio.

Desde 1906, el Hospital Pirovano contó con una capilla, que sería el primer centro de culto católico del barrio de Coghlan.

En el año 1926, se amplía su superficie, ocupando la manzana contigua comprendida entre Roosevelt, Melián, Rivera y Roque Pérez. Allí, fueron construidos los pabellones destinados a Maternidad, Radiología, Urología, Proctología, Laboratorio, Cocina y Anatomía Patológica.

Salvo modificaciones de forma, que contribuyen a una mejor atención de los pacientes, el edificio del nosocomio ostenta la misma fisonomía que tuvo desde su consolidación.

Parroquia Santa María de los Ángeles

Parroquia Santa María de los ÁngelesDurante muchos años, el barrio careció de una capilla dedicada al culto católico. Los vecinos debían acudir a las parroquias de Belgrano (Inmaculada Concepción de Belgrano) o Villa Urquiza (Nuestra Señora del Carmen) para participar de los oficios religiosos.

A partir de 1906, la capilla del Hospital Pirovano fue el centro de la grey católica en Coghlan. Allí se celebraba casamientos, funerales y misas.

Por auto del 12 octubre de 1928, el Arzobispado de Buenos Aires encomienda a los padres franciscanos capuchinos, de origen genovés, la creación de una parroquia en Coghlan con el fin de atender espiritualmente a la colectividad italiana asentada en el barrio.

Iniciaron su obra evangelizadora en una residencia particular de la Av. Congreso 3742; luego pasaron provisoriamente al número 3790 de la misma calle.

Para 1929 ya contaban con su propio solar ubicado unas cuadras más al norte. Allí establecieron un pequeño altar al que se le añadió una carpa donada por el ferrocarril para cobijar fieles.

En 1930, pasaron a la esquina de Naón y Tamborini, donde erigieron una humilde capilla inaugurada tres años más tarde.

Para 1935, comenzaron las obras de la actual iglesia. Este templo votivo del Tratado de Letrán, de estilo románico, tuvo su inauguración en el año 1937.

Su primer párroco fue el Padre Antonio Monterosso.

Palacio Roccatagliata

Palacio RoccatagliataEn la manzana delimitada por las calles Roosevelt, Zapiola, Rivera y la Avenida Ricardo Balbín, fue edificada la Villa Roccatagliata. De estilo itálico, su frontispicio acusa que fue construida en el año 1900.

Esta verdadera joya urbana cuenta con líneas suntuosas pero sin excesos innecesarios.
Impresiona y sorprende su porche.

Fue propiedad de don Juan Roccatagliata, quien dispuso de inmensas fracciones de tierras en nuestro barrio

Bibliografía:

  • CUTOLO, Vicente.  Historia de los barrios de Buenos Aires. Elche.1998
  • GERMINAL NOGUES, Buenos Aires, Ciudad Secreta. 1998. Editorial Sudamericana
  • NOCETI, Alfredo. BENCE, Emilio. Coghlan. Una estación, un barrio. Buenos Aires. Instituto Histórico. 2000
  • NOCETI, Alfredo, coord.. 1891- barrio con apellido irlandés y alma porteña- 1991 // En: Historias de Buenos Aires.- Buenos Aires.- Año 5, No. 20, Ago. 1992 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.