Villa Santa Rita: Curiosidades

300
Villa Santa Rita en el mapa de los barrios
Villa Santa Rita en el mapa de los barrios

Es un barrio pequeño en sus dimensiones y que conserva un perfil bajo dentro de la ciudad. Sus casas son modestas, pocas veces tienen más de un nivel, posee el contraste de algunas torres pero en general no ofrece relieves destacados. Es muy lamentable el hecho de que este barrio no cuente con ninguna plaza, ningún espacio verde, a pesar de haber tenido gran cantidad de terrenos baldíos durante tanto tiempo. Aquí se aprecia muy bien el déficit que tiene Buenos Aires, por debajo de los mínimos establecidos por la Organización Mundial de la Salud que tendrían que ser de 10 metros cuadrados de espacios verdes por habitante, mientras que posee sólo 1,88.
Debido a esta carencia y como para compensar, el barrio cuenta con diversos tipos de árboles en sus calles, como jacarandaes, paraisos, tilos, álamos y plátanos, además de gomeros, lapachos, etc., que refrescan sus veredas y hacen más apacibles las tardes de verano.

Ezequiel Calónico, el 02/12/2007 nos informa:

«Santa Rita es un barrio muy seguro, tanto como para la circulación vehicular como en lo que a robos se refiere. Es uno de los últimos barrios de Buenos Aires que no presenta absolutamente ningún foco de pobreza. (1)

Desde lo geográfico, Santa Rita presenta una particularidad interesantísima que comparte con muy pocos barrios: pese a ser una zona «alejada y desconocida» de Buenos Aires, es en realidad uno de los barrios más cercanos y accesibles de nuestra ciudad.

Esto se debe a varias razones:

– Una, es que casi todas y cada una de sus calles conectan directamente con las arterias fundamentales de la capital (Avda. San Martín, Avda. Rivadavia, entre otras), lo que hace muy fluido el tránsito desde y hacia el barrio.

– Otra razón es que su trazado, que es casi perfectamente reticular, no está interrumpido por vías de ferrocarril.

– Otro motivo de esta accesibilidad y cercanía con cualquier punto de Capital es su proximidad con el centro geográfico (no comercial) de Buenos Aires.

– Por último, en su jurisdicción se encuentran emplazadas las avenidas Gaona, Nazca, Álvarez Jonte y Juan B. Justo, verdaderas columnas vertebrales que lo comunican directamente desde y hacia los puntos más heterogéneos de la ciudad.

Es muy difícil encontrar, en nuestra ciudad, un barrio que reúna estas condiciones de fluidez, accesibilidad y transitabilidad; tal vez, en el futuro, estas condiciones determinen algún emprendimiento que comience a modificar sustancialmente las características de Santa Rita.

Todos los barrios presentan contrastes y Santa Rita no es la excepción:

La tranquilidad que presenta en sus calles interiores es relativa: la actividad comercial en las avenidas Nazca y Álvarez Jonte es cada vez mayor, crece sin pausa, aumenta en su diversificación. Y toda esta ebullición contrasta, a pesar de la corta distancia, con la imagen de mundo aparte que despide la «isla» ubicada a la orilla de esta última avenida. Posiblemente ésta sea una de las grandes contradicciones de Santa Rita; aunque carece de espacios verdes, su amigabilidad ecológica, su falta de contaminación sonora y la sensación de «mundo aparte» que impera en los pasajes Pernambuco, Caraixaville, La Calandria, entre otros, lo hacen uno de los barrios más puros de nuestra ciudad.

Asentamientos:
En estos momentos, muchos barrios de Buenos Aires están viviendo el problema de la formación de grandes asentamientos en barrios que nunca fueron conocidos por albergar en sus perímetros esta modalidad de residencia.

Enumero solamente algunos casos:

Chacarita: asentamiento sobre la calle Fraga, llegando a Federico Lacroze, de 200 metros de extensión, cercano al Cementerio.

Paternal: asentamiento de muy amplias dimensiones en el cruce de Elcano y las vías del ferrocarril San Martín. Además, en terrenos de ese mismo ferrocarril, los sábados por la noche es punto de reunión de centenares de cartoneros, con las consecuencias que eso conlleva.

Agronomía: asentamiento debajo del puente de la avenida San Martín, pegado a las vías del Ferrocarril del mismo nombre. La semana pasada sufrió un incendio.

Villa del Parque: asentamiento junto al puente de la avenida San Martín; se trata de un predio en el que se elaboraban productos lácteos y que, por eso, recibe el nombre de La Lechera. Alta peligrosidad.

Palermo: asentamiento junto a las vías del San Martín, a la altura de la avenida Juan B. Justo y Nicaragua aproximadamente.

Recoleta: asentamiento tras las vías del ferrocarril Mitre, detrás de la Facultad de Derecho.

Caballito: cuando se inauguró recientemente el puente que conduce desde Nicasio Oroño y Rivadavia a Avellaneda y Fragata Sarmiento, se descubrió que en los terrenos del club Ferrocarril Oeste existe un asentamiento que no se ve desde las avenidas mencionadas.

Belgrano: asentamiento detrás de la Ciudad Universitaria, generalmente elegido por individuos de la comunidad gay que se han quedado sin absolutamente ningún recurso económico.

Santa Rita es uno de los últimos barrios de Capital Federal en los cuales todavía no se han generado ninguno de estos bolsones de pobreza. Habrá inseguridad como hay en todos lados, pero no hay asentamiento alguno.»