VIAJE A LOS PUEBLOS FUMIGADOS de Pino Solanas ya está en los cines

Pino Solanas recibió a los espectadores que fueron a ver su película al Cine Gaumont, para explicarles que el motivo por el cual realizó este film es porque pretende instalar el tema de la contaminación de los alimentos de consumo diario en la sociedad, ya que desde hace años intenta que se trate en el Congreso nacional y no lo consigue. Una película que no debe dejar de verse porque expone el drama del uso intensivo de agrotóxicos y la cadena de complicidades de «autoridades, empresarios, productores y sus empleados, medios gráficos, programas de radio o televisión que corren detrás de las altas ganancias que proporciona el cultivo de la soja transgénica». Es más que importante tu concurrencia a verla mostrando tu apoyo para que continúe en cartel.

«Viaje a los pueblos fumigados«, el nuevo largometraje del senador Fernando «Pino» Solanas, surge de una meticulosa labor de investigación a lo largo de siete provincias argentinas, que incluye el «testimonio de ingenieros, productores, chacareros, maestros y directores de escuelas rurales, médicos, profesores universitarios e investigadores del Conicet y, por supuesto, poblaciones víctimas de las fumigaciones». Solanas en persona comprobó en las «regiones y pueblos víctimas de las fumigaciones el incremento de los cánceres, leucemias, diabetes, hipotiroidismo y las malformaciones«. El Dr. Andrés Carrasco (investigador del Conicet) fue reconocido internacionalmente al comprobar, por primera vez en el mundo, que el glifosato produce malformaciones en embriones.

La película de Solanas expone el «drama de la intoxicación que tiene la población argentina. Comemos alimentos vegetales o envasados con una proporción de agrotóxicos y agregados químicos que día a día nos enferma y mata. Nadie dice saberlo o los que lo saben lo callan. Sé muy bien por qué lo digo. Junto al doctor César Lerena, nos hicimos estudios en un laboratorio en Mar del Plata que busca los plaguicidas y agroquímicos en nuestro organismo. Lamento decir que me dieron mal, con gran presencia de glifosato en orina y también, pesticidas en sangre. Y no soy el único. La mayor parte de la población argentina está contaminada por ingerir alimentos con agroquímicos. De esto nadie habla.

El hombre urbano y contemporáneo hace varias décadas que ha delegado el control de la fabricación de los alimentos que consume ¿Por qué lo hizo? Tal vez porque la publicidad lo ha convencido de que tal marca o tal otra son de confianza absoluta y hay que confiar en ellos. Pero cualquier ensalada tiene de diez a veinticinco agrotóxicos, pesticidas o funguicidas, que no están solo en la parte externa de la hoja que la podés lavar, sino que está en la estructura de la planta. En cada alimento que comemos ?incluida la carne- hay conservantes, saborizantes, colorantes, hormonas. Y si no hay hormonas, hay antibióticos y pesticidas. La carne que comemos es en un 75-80% de feedlot (*). Esto es responsabilidad del gobierno nacional, debería ser política pública la discusión de estos problemas. 
Pino Solanas en el cine Gaumont

El modelo agrario argentino es una contradicción peligrosa porque en su búsqueda de mayor rentabilidad, terminó con las pasturas naturales y arrasó con los bosques nativos. La sojización avanza y vienen las consecuencias. Los suelos ya no retienen las aguas. Llueve y llega la inundación. Además, ha generado el desplazamiento de chacareros y poblaciones vulnerables, como los Wichís, que están en la portada del film: fueron corridos vilmente de sus tierras ante el avance de la frontera productiva. 

Existen alternativas al uso de agroquímicos. Por ejemplo, en Rusia y en muchos países del este de Europa está prohibido el uso de glifosato y otros agentes químicos, pero no por eso dejan de producir alimentos. En la CEE y América del Norte, se desarrolla un intenso debate que ha limitado su uso a determinadas condiciones. De más en más se vuelve a los productos naturales, que se utilizan desde antes que se desarrollara la industria química y penetrara en el proceso de la agroindustria«.

(*) feedlot: engorde en el corral, sin pasturas

(Visited 31 times, 1 visits today)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.