Versalles: Curiosidades

117
Casa donde filmaron escenas de Esperando la carrozaCasa donde filmaron escenas de Esperando la carroza
Casa donde filmaron escenas de Esperando la carroza

– Casa donde filmaron escenas de Esperando la carroza (1985): En 2011, luego de que fanáticos y vecinos se movilizaran para arreglarla, la Legislatura puso una placa. Fue edificada en 1929 por un inmigrante español y la heredó su familia. En Echenagucía 1232. Dirigida por Alejandro Doria, fue filmada en 1985 en este barrio. Sigue en pie la casa que en la ficción era de propiedad de China Zorrilla y Juan Manuel Tenuta, en Echenagucía 1232.​ En la Plaza Banff se grabó la escena de Nora de Musicardi (Betiana Blum) y Susana de Musicardi (Mónica Villa), y la escena final de Mamá Cora (Antonio Gasalla).

El hijo de la novia: En el año 2001 también se filmó la película El hijo de la novia, siendo las escenas finales filmadas en la intersección de las calles Gallardo y Nogoyá.

Los Únicos: Plaza Banff se ha grabado varias escenas de la novela de Pol-ka Producciones, Los Únicos (2011).

– Osario: Cuentan que Versalles, en sus comienzos era como un inmenso campo, lleno de yuyos, tierra, gauchos matreros reunidos en sus taperas. En ese campo había existido un osario donde ponían a los muertos que no tenían familias y se comentaba que de allí salían luces malignas. Según Juan José de Soiza Reilly, la explicación de este misterio es que había unos chanchos, propiedad de un italiano del lugar, que al quedar sueltos durante la noche, se llevaban las velas a la boca e iluminaban el campo caminando con ese tipo de luces que, en la oscuridad , al no poder ser distinguidos por los del lugar, llenaban de susto y supersticiones a los habitantes.

– Trencito de Versalles: Otra anécdota, más acorde con la realidad es el recuerdo del «Trencito de Versalles», constaba de dos trencitos pequeños hechos a escala en miniatura del tren Sarmiento y recorrían el trayecto que va de Villa Luro a Versalles. También se conocía bajo el nombre de «Trencito de Cinco» ya que su pasaje costaba 5 centavos. Era de lo más simpático y familiar al punto que a veces demoraban un poco porque los guardas esperaban a algún pasajero retrasado. Era como un trencito de juguete, que se había constituido en lugar de tertulias y donde corrían todo tipo de chismes, amoríos, etc. Fue único e inimitable en su especie. Como tantas otras cosas lindas que se hubieran querido retener de la historia de un barrio, el tren desapareció con las obras que construyeron la Av. Juan B. Justo.
Según nos indica la vecina Mabel D. Oruezábal esta denominación es exacta, pero no la descripción de él: se trata de un convoy de trocha ancha compuesto de dos coches del ex Ferrocarril Oeste y no de vagones miniaturas. El trayecto era de Villa Luro a Versalles y tenía dos paraderos, uno ubicado en Médanos (actual Juan Agustín García) y Gaona (hoy Juan B Justo) y el otro en Jonte y Gaona. También en esa época corría desde Villa Luro hasta Saenz Peña un ramal del ex-ferrocarril Buenos Aires al Pacífico, compuesto por dos coches arrastrados por una locomotora. Existía un paradero denominado Echagüe si mal no recuerdo en Irigoyen y Arregui y una estación denominada Villa Real. Ese tren circulaba por una franja de tierra ubicada entre las calles Irigoyen y Ruiz de los Llanos.