San Nicolás: Curiosidades

85

 

Iglesia Sta Catalina De SienaOrnamentación en las entradas de los edificios

La ornamentación de una entrada hoy anulada del Monasterio de Santa Catalina de Siena, en la calle San Martín al 700, se interrumpe sin aviso a un par de metros del suelo. Justo un poco más arriba del paso de los transeúntes. Paso que en el siglo XVIII se veía dificultado para las damas, cuyos grandes miriñaques se enredaban con los balcones y adornos salientes. Por eso se decidió eliminarlos en toda la Gran Aldea. Así, de cuajo. Hoy, la fachada de este monasterio de 1745 testimonia una de las tantas modas y costumbres que alguna vez caracterizaron a la Ciudad.
(Información extractada del artículo «Viejas costumbres porteñas – Relatos de una ciudad que se fue» por Nora Sánchez, aparecido en el diario Clarín del 13/02/2005)