Oscar (Cacho) Rodríguez: La barra de la esquina de La Farmacia San Luis

28

En los años 60 al ochenta y pico viví los mejores años de mi vida en La Paternal.

Mi viejo tenía una fábrica de soda en sifones en Manuel Ricardo Trelles 2472 casi, casi Cucha Cucha. Cuando el falleció en el año 1960 me hice cargo de ella y trabajé repartiendo soda muchísimos años, mamé la universidad de la calle y aprendí a ser hombre.

La pucha, qué de recuerdos se amontonan en mi mente, la barra de la Farmacia San Luis, allí parábamos todas las tardecitas 5 locos que con pocos años y muchos sueños, esperábamos que salieran las (chicas) de la noche que estudiaban en el colegio de Mendoza.

Eran miradas de ellas y de nosotros que las amábamos pero ellas nunca se enteraron.

La barra de la esquina de La Farmacia San Luis, en principio fue cita para 5 reos Jorge Amato, que aún vive en la misma casa de su infancia en Trelles al 2500, vende (compra/venta de autos) allí frente a la gomería, Norberto Morano se mudó de Cucha Cucha, trabajaba en ENTEL. Humberto (Tito) Barbutto (los padres tenían un almacén en Trelles al 2600). Mario Baldasini (el tano) vivía en Warnes y Yerúa y yo.

Luego se fueron agregando Osvaldo Pesaressi (su mamá, doña Rosa era la dueña de la farmacia y luego de él) Raúl Tome, siguió una carrera de Oficial en la Policía Federal, Eduardo Portela (Cacho) menor que nosotros… un primo de Tito Barbutto, un pampeano que simpáticamente quería pasar por porteño, le decíamos Canchero, de sobrenombre.

Con ellos vivimos el primer café, el primer cigarrillo, café, billares, nos contábamos conquistas y ganas de conquistas con las pibas del barrio.

Tiempos de asaltos, de cumpleaños de 15 (invitaban a uno, pero íbamos todos… generalmente les regalábamos un paraguas o algo así entre todos).

La pelota en Cucha Cucha o en la carbonilla (el terraplén del ferrocarril) que destrozaba nuestros pantalones, nuestras rodillas, las zapatillas…

En fin… tanto para contar, en esos días LOS AÑOS DORADOS quizá otro día escriba algo mas preciso sobre alguna anécdota de esa época y nombrar otros personajes que pulularon por esa querida esquina de Trelles y Cucha Cucha.

Hoy estoy pasando mi segunda juventud en Villa Gesell, donde vivo desde hace 25 años.

Saludos desde aquí.

Oscar (Cacho) Rodriguez  [email protected]