Norberto Quaglia: Restaurante Galicia

32

El restaurante Galicia que estaba sobre San Juan casi Jujuy, se lo llevo por encima el ensanche como a muchas otras cosas del barrio.

Para mí la mejor pizza a la piedra que pude haber comido en mi vida, había que esperar mucho tiempo para que te la entregaran, y hasta había que hacer un pedido.

Hacían pizza, pero era un restaurant que no era solo pizzeria.

Mi padre tenía enfrente el Cine Select San Juan, se que lo explotó hasta 1965 más o menos, luego lo vendió. Es verdad lo que dicen en una nota anterior, lunes, martes y miercoles daban tres peliculas, y de jueves a domingo también pero la última de las funciones generalmente era una más nueva. Ahí vi Viva Zapata, Una Eva y dos Adanes, Duelo de Titanes, A la Hora señalada.

Aprendí a ver cine antes que a leer. En la oficina había una ventanita y me paraba arriba de un banco para mirar desde ahí. No subía a la cabina porque la escalera era de hierro y marinera. Sé que le deciín «La Piojera».

El último de los cines en dar peliculas en episodios.

Yo vivía en Ricón entre Pavón y Constitución, justo enfrente de donde dicen que había vivido Canaro, no se si habia vivido ahi, pero era un edificio de renta que sí era de Canaro y había una farmacia al frente. En aquella época, una de las pocas farmacias que había a mitad de cuadra, en Rincon 1400 casi al lado del garaje La Nueva. En esa cuadra vivían Emilio Disi y el hermano Pepe Parada que en los años 50 ganó un concurso de rock que se hizo en el Teatro El Nacional y desde esa época se dedicó al espectáculo, a la vuelta, en Pavon, la bicicleteria «Latino». Conocí años después al Dr. Enrique Fevraro, creador a nivel internacional del día del Amigo, todo un maestro, quien obstentaba el titulo de Presidente de la república de San Cristóbal.

Mi familia, que como mi abuelo trabajaba en el circo de los Podestá nacieron en él, vivieron toda la vida en ese barrio, El circo estaba en Pichincha entre Cochabamba y San Juan. Yo que soy de 1950 no lo llegué a conocer.

Casa Barata, sobre San Juan. Todavía tengo perchas de la tintorería que estaba al lado de la pizzeria Karazin.

        Un abrazo
              Norberto Quaglia