Norberto Malaguti: «Los barrios y las nominaciones de sus espacios»

Los barrios y las nominaciones de sus espacios

 
Esta breve nota apunta a hacernos reflexionar sobre lo justo que sería que muchos espacios de nuestros barrios recordaran a sus vecinos pioneros y representativos: nuestra Villa Devoto tiene cincuenta y una calles, cuarenta y dos pasajes y doce avenidas, posee un tercio de sus espacios con nombres geográficos repetidos en infinidad de otros lugares ¿por qué no algunos de ellos estuvieran nominados por aquellos vecinos?

#VillaDevoto #NorbertoPedroMalaguti #AntonioDevoto #FranciscoBeiro #AristidesCeci #BartolomeAyrolo #JoseSanchezPicado #HelenaLarroquedeRoffo #AngelRoffo #JohnOswaldHall #HermenegildoFazio #AgustinNores #AngelicaRojasdeAlvarez #MariaperIsabelAveleira #FilomenaDevotodeDevoto #IsidoroGil #LorenzoStanchina #OnorioStoppani #13deabrilde1889 #MichaelMulhall #JacintoOjerIbañez #LorenzoBlanco #JorgeCocoFigueroa #DoritaLosada #RafaelChiaravalle #JuanAntonioBuschiazzo #FortunatoNicolasTroisi #Colito

 

En Villa Devoto por suerte encontramos varios espacios que recuerdan algunas presencias que destacaré.

Partamos de que nuestro barrio lleva el nombre, nada menos, del que fuera su inspirador, Antonio Devoto, aunque él no haya sido su fundador sino la entidad que presidía, el Banco Inmobiliario, de ello además se derivan una escuela primaria y otra secundaria y la Biblioteca, dos de esos espacios donados por sus herederos.

No solo su nombre está reflejado en diversos espacios.

A los diez años de su fallecimiento, el destacado vecino, legislador, ministro, presidente del distrito Escolar, elegido vicepresidente acompañando a Don Hipólito Irigoyen en 1928, el Doctor Francisco Beiró era reconocido por una de las avenidas más importante del barrio.

Un palacete, propiedad de Arístides Ceci, destacado constructor en la Villa, primero alquilado y luego expropiado para sede de la Escuela de Hipoacúsicos Bartolomé Ayrolo, es reconocido por el apellido familiar.

Además, su director Bartolomé Ayrolo, residente de la misma, da nombre a la escuela.

Otro espacio importante, fue el instituto para niños con dificultades intelectuales Doctor José Sanchez Picado, cuya su familia donó la propiedad, pero hoy, después de su puesta en valor y cambio de uso, fue omitido su nombre, la Junta de Estudios Historicos de Villa Devoto bregara para su restitución.

Las presencias femeninas están en una infinitésima minoría.

Solo podemos citar el nombre de Helena Larroque de Roffo, física y gran investigadora junto a su marido Angel Roffo sobre las enfermedades del cáncer, expresada en una plazoleta.

Lo que es un anexo a la Facultad de Agronomía, manzanas donadas por el querido «inglés de las orquídeas» John Oswald Hall, destacado vecino y benefactor, también nos halaga su presencia en ese espacio botánico y de formación científica.

Una pequeña plazoleta recuerda al Monseñor Hermenegildo Fazio, sacerdote de la Basílica Menor San Antonio de Padua.

También el padre doctor en teología, Agustin Nores, primer cura del barrio en la Iglesia de la Inmaculada (del Seminario) una escuela lleva su nombre.

Por iniciativa de la Junta de Estudios Historicos de Villa Devoto, logró que la Legislatura Porteña la sanción de la Ley 5326/2015 que nomina a las nuevas siete plazoletas del Bulevar Chivilcoy,  con el nombre de seis vecinos y vecinas en igualdad de género y la séptima con la fecha de la fundación del barrio y en ella se expresa el acompañamiento y reconocimiento de la vecindad a los mismos.

  • Angelica Rojas de Álvarez, pedagoga, investigadora y directora de la biblioteca Antonio Devoto durante varios años impulsando el Ateneo Cultural.
  • Maria Isabel Aveleira, maestra y directora de la primera escuela de la Villa y partícipe de cuanta actividad social y benefactora se llevase a cabo.
  • Filomena Devoto de Devoto, benefactora, participe de numerosas instituciones y obras de caridad en la Villa.
  • Doctor Isidoro Gil, uno de los primeros médicos de la Villa, a cargo de la Estacion Sanitaria en 1905, director desde su inauguración del Hospital Zubizarreta hasta su fallecimiento.
  • Lorenzo Stanchina, premio Municipal de Literatura, novelista y director del más importante diario barrial, La Razón de Villa Devoto (1917/1971).
  • Onorio Stoppani, inspirador y fundador de la Sociedad de Fomento de Villa Devoto en 1896, miembro de Honor de la Operai Italiani de Socorros Mutuos.
  • La séptima plaza reconocimiento a la Ley 2349/2007, respetando la verdadera fecha de fundación del barrio, 13 de abril de 1889, también iniciativa de la Junta de Estudios Historicos de Villa Devoto

Ampliadas esas biografías en la revista Devoto Historia nro. 25, otoño 2012, en página web: www.devotohistoria.com.ar

Qué bueno que sería ver reflejado en algunos espacios la presencia de vecinos y vecinas merecedoras de nuestro reconocimiento.

Solo citaré unos pocos ejemplos, a riesgo de ser injusto, ante quienes merecerían también ser recordados.

La Villa tuvo publicaciones de gran nivel, tales el periódico de lengua inglesa «Buenos Aires Standard», de un valor editorial y testimonial nacional enorme dirigido por el vecino Michael Mulhall. No sería importante que ese rincón británico de nuestra Villa estuviera testimoniado.

Y en ese mismo terreno recordar a Jacinto Ojer Ibañez, librero, imprentero y editor del primer periódico barrial «El Despertador», fundado en 1911, o a los directores de Noticias Devotenses, fundado en 1932, y partícipes en numerosas instituciones sociales Lorenzo Blanco y Jorge «Coco» Figueroa, también recordar a la primera periodista mujer Dorita Losada, con su periódico barrial La Rayuela.

En el mundo de la enseñanza, no sería profundamente justo recordar a ese destacado profesor y director de la escuela primaria Antonio Devoto, Rafael Chiaravalle, que aun en tiempos difíciles, impulso métodos novedosos, revolucionarios y participativos durante su extensa trayectoria.

A Juan Antonio Buschiazzo, proyector del diseño de la Villa, y de numerosas residencias emblemáticas, o al querido «Colito» (Fortunato Nicolás Troisi), el diariero y autor de dos libros que fueron el punto de partida irreemplazable de la historia barrial, donante constante de sangre del Hospital Zubizarreta.

Haríamos más carnal e identitario ese mundo cotidiano, nuestros barrios.
por Norberto Pedro Malaguti
Junta de Estudios Históricos de Villa Devoto
http://www.devotohistoria.com.ar
(Visited 123 times, 1 visits today)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.