Cristina Suárez – Mis amigas de la infancia

63
Mis amigas de la infancia
Mis amigas de la infancia

Qué lindo es recordar a los amigos de la infancia, como ya dije yo fui a la escuela pública del barrio de Parque Chas, “Petronila Rodríguez”, allí tuve varias compañeras con las que viví hermosos momentos y recuerdos de mi infancia. Me acuerdo de Berta una niña de padres armenios que hizo conmigo toda la primaria y la secundaria, también estaba Norma, sus papás eran españoles y tenían una vinería en el barrio, en la calle Altolaguirre, recuerdo las tardes cuando hacíamos los deberes, su mamá nos hacía la leche y nosotras nos divertíamos sanamente.

Otra amiga que vivía al lado de mi casa era Susana, con ella íbamos a hacer los mandados juntas, como era mayor que yo, se puso de novia  y ya no estaba con nosotras. Otra amiga era Estela, que vivía en la esquina de mi casa, en la calle Gándara casi esquina Burela, su papá tenía un kiosco en la misma casa, su hermana mayor se llamaba Noemí, recuerdo que un día de Reyes, salimos todos a la calle a mostrar nuestros regalos. a mi me habían dejado unas zapatillas (Boyero) que me iban grandes y a Estela también las mismas zapatillas pero le quedaban chicas, así que nos cambiamos los regalos y le solucionamos el problema a los Reyes Magos. ¡qué infancia inocente!, llena de juegos y de familias presentes, donde todos ofrecían sus casas para hacer los cumpleaños, donde las fiestas familiares eran compartidas con los chicos, donde se preparaba todo en casa, la torta, los chips, el chocolate, los bocaditos, donde cada casa tenía un olor particular e inolvidable.

Recuerdo las fiestas en casa de Loli, ella vivía en Burela, era única hija, su papá tocaba en una orquesta el violín y ella estudiaba baile español, cuando cumplía años  íbamos a su casa y se vestía de española, cantaba acompañada por su papá “Chulona” y todos nosotros le hacíamos el coro. Su tía Rosita era peluquera, oficio que Loli siguió de grande, me acuerdo que jugábamos a la peluquería y los secadores los hacíamos con cartuchos de papel madera, a veces me asombro de lo creativos que éramos, los juguetes los inventábamos y lo felices que nos poníamos. Supe que Loli murió, por eso este recuerdo es en su memoria.

Rosita la tía de Loli, tenía una peluquería al lado del club “EL TREBOL” en la calle Gándara y allí iban todas las vecinas del barrio, recuerdo que en la otra cuadra de mi casa vivía la hermana de Luisina Brando (actriz) y muchas veces la he visto a ella de muy joven, antes de ser famosa en la peluquería de Rosita.

Este recuerdo de mi niñez es en homenaje a todas esas personas que nombro en esta nota y que me ayudaron a transitar mi infancia y a hacer de mi una niña tan feliz junto con mi familia.

Cristina Suárez email