Legislatura Porteña sesión del 18 de diciembre por Juan Manuel Castro

La Legislatura cerró 2014 al aprobar la ley de centros culturales. Estaba fuera de temario, pero se avaló por unanimidad. Sobre la peatonal Perú hubo fiesta de artistas y gestores culturales. También juraron funcionarios de la Magistratura porteña. El controvertido club de golf de Lugano quedó para el año que viene, igual que con el shopping de Caballito.

         Juan Castro – Informe sobre la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires   
Luego del escándalo en la última sesión ordinaria del año, se llamó a una extraordinaria para el jueves 18, a través del Decreto N° 109 firmado por el Vicepresidente Primero, diputado Cristian Ritondo (PRO). La labor parlamentaria de ese encuentro, avalado con la firma de más de 20 legisladores, retomaba los temas pendientes, relacionados con la concesión de tierras públicas.
Según rezaba el texto, los únicos dos temas avalados para su tratamiento eran la «jura de representantes de los abogados en el Consejo de la Magistratura y en el Jurado de Enjuiciamiento» y «otorgar a la asociación golf club José Jurado el premiso de uso de un predio en el Parque de las Victorias». Sin embargo, la sesión fue por otro camino.
En primer lugar, al comienzo de la sesión, prestaron juramento ante el Cuerpo legislativo los ahora integrantes del Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires. 
En carácter de titulares fueron designados el Dr. Juan Pablo Godoy Vélez (DNI 25.598.506), la Dra. Marcela Izascum Basterra (DNI 16.024.077) y el Dr. Carlos Esteban Mas Vélez (DNI 22.878.652). Además, la Dra. María Fabiana Marengo (20.055.467), el Dr. Juan Ernesto Curutchet (17.331.664) y el Dr. Javier Roncero (16.765.703) fueron nombrados para integrar en carácter de Suplentes el Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires en representación al estamento de los abogados.
Asimismo procedieron a la proclamación de los Dres. María Eugenia Talerico (DNI 22.077.632), Rubén Oscar Niño (DNI 10.838.399), Andrea Gabriela Campos (DNI 16.131.245), Jorge Ricardo Enriquez (LE 7.607.580), Anabella Ruth Hers Cabral (DNI 20.665.691), Guillermo Julio Borda (LE 4.754.934), Susana Rozenblum (LC 8.789.368) y Ofelia Rosenkranz (LC 3.735.193), todos ellos para integrar el Jurado de Enjuiciamiento de la Ciudad de Buenos Aires.
Luego, después de varias negociaciones entre oficialismo y oposición, se trató la ley de centros culturales, texto promovido desde el FpV junto al consenso de artículos en base a otros textos parlamentarios de UNEN y PRO. 
La idea base fue originada en organizaciones culturales porteñas, en particular ante la ola de clausuras que sacudió durante 2014 a distintos espacios de arte autogestivo.
La votación, luego de idas y vueltas entre oficialismo y oposición por la opinión de la AGC, órgano de control, llegó a buen puerto con una votación unánime del cuerpo parlamentario.
Con la presencia de gestores culturales en las gradas, se festejó el logro, un pedido que viene de larga data.
Una vez terminada la sesión, la legisladora Lorena Pokoik aseguró que es el «fin de ciclo de las clausuras y el comienzo de una nueva etapa». A su vez, aseguró que el texto complementario de las tipologías -CPU- de Centros Culturales deberá pasar por audiencia pública y una segunda votación final.
«Esta ley no es un regalo de la Legislatura, no es un regalo del Jefe de Gobierno porteño ni del interbloque del FpV que hemos tomado esta iniciativa. Es una conquista social de los centros culturales que esta Legislatura ha sabido interpretar. Que habla de una comunidad organizada que en este caso representa la cultura, que representa esa necesidad de continuar con la democratización de la cultura en la Ciudad», había declarado la representante en el Recinto.
A su turno, Gabriela Seijo (PRO) reconoció el consenso entre fuerzas para votar la norma. En tanto, resaltó el peso de este pedido por parte de las distintas agrupaciones que pidieron a través de distintas instancias por este reconocimiento.
La ley, que fue sancionada con el consenso de todos los bloques, define como Centro Cultural «el espacio no convencional y/o experimental y/o multifuncional en el que se realicen manifestaciones artísticas de cualquier tipología, que signifiquen espectáculos, funciones, festivales, bailes, exposiciones, instalaciones y/o muestras con participación directa o tácita de los intérpretes y/o asistentes. En dichos establecimientos pueden realizarse ensayos, seminarios, charlas, talleres, clases y/o cualquier actividad de carácter formativa relacionada con todas las manifestaciones tangibles e intangibles del arte y la cultura. Dichas actividades pueden ser realizadas en cualquier parte del establecimiento. La actividad de baile no podrá ser la actividad principal de los Centro Culturales».
Los Centro Culturales a partir de esta ley serán clasificados en cuatro categorías según su capacidad de asistentes. El Centro Cultural «Clase A» podrá recibir hasta 150 personas; el «Clase B» de 151 a 300 personas, no pudiendo ser la superficie de piso mayor a 500 metros cuadrados; «Clase C» desde 301 hasta 500 personas, no pudiendo ser la superficie de piso mayor a 1000 metros cuadrados y «Clase D» aquellos que superen las 500 personas con una superficie de piso mayor a 1000 metros cuadrados. Además deberán inscribirse en el Registro de Usos Culturales, dependiente de la Subdirección de Regímenes de Promoción Cultural de la Dirección General Técnica Administrativa y Legal del Ministerio de Cultura, y presentar un informe anual de las actividades que se desarrollaron en cada espacio.
Otros aspectos que regula la ley son: algunos usos accesorios como la venta de libros y discos, galerías de arte, entre otros; la venta de bebidas y alimentos; la accesibilidad; los planos, mobiliario y escenario; ventilación e iluminación; instalación eléctrica y primeros auxilios. Los establecimientos tendrán un plazo de 6 meses para adecuar sus instalaciones a lo dispuesto por esta normativa.
«Los Centros Culturales funcionan como espacios de interacción comunitaria. En ellos se brindan talleres artísticos, se crean medios de comunicación, se desarrollan espacios de educación popular, y se les brinda espacio a distintos artistas o colectivos artísticos para mostrar su arte. La finalidad no es el lucro, ni la mera difusión de expresiones artísticas, sino la participación de los vecinos como protagonistas en la producción de cultura popular», sostienen los fundamentos de la iniciativa sobre los Centros Culturales.
La norma sancionada con 56 votos positivos contiene un texto consensuado en base a los proyectos presentados por los legisladores/as Javier Gentilini (P.Sur),Hernán Arce (PS), Eugenia Estenssoro, Hernán Rossi, Inés Gorbea (SUMA+), Maximiliano Ferraro, Paula Oliveto (CC), Virginia González Gass (PSA) y Lía Rueda (PRO).
En tanto, también fue aprobada en primera lectura (deberá ser tratada en Audiencia Pública y volver a ser aprobada en forma definitiva) otra ley en consonancia con la anterior que modifica el Código de Planeamiento Urbano incorporando las diferentes tipologías de centros culturales. Este texto también fue consensuado en base a los expedientes de los diputados/as Pablo Ferreyra (SL), Gabriela Alegre, Jorge Aragón, Gabriel Fuks, Dante Gullo, María Rosa Muiños, Claudia Neira, Paula Penacca, Lorena Pokoik, María Rachid, Jorge Taiana (FpV), Susana Rinaldi (MC), José Cruz Campagnoli, Gabriela Cerruti, Edgardo Form (NE), Aníbal Ibarra (FPP), Claudio Palmeyro (SP), Gabriela Seijo(PRO) y de la Defensoría del Pueblo de la CABA.
Luego, Cultura Unida, agrupación de centros culturales y artistas, emitió un comunicado donde festejó la medida. Asimismo expuso: «La ley tiene que ser promulgada. Para eso, hay que esperar 10 días hábiles, que sea firmada o no sea vetada por el Jefe de Gobierno: una vez promulgada y publicada, la ley entra en vigencia. Igual, todavía no la vamos a poder usar. Falta que se modifique el código de planeamiento, y eso requiere una audiencia pública (que va a ser en marzo)».
«Mientras tanto, se va a habilitar el Registro de Usos Culturales. Para tener la constancia de Registro, hay que llenar un formulario con una descripción del proyecto cultural, responsables y programación», sumaron.

Juan Manuel Castro

Juan Manuel Castro

(Visited 15 times, 1 visits today)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.