La Ley Nacional de Alquileres obtuvo media sanción en el Senado

Por unanimidad la Cámara Alta dio media sanción al proyecto de ley 894/16 que presentamos las organizaciones de inquilinos del país con la senadora García Larraburu.

La iniciativa modifica el Código Civil y Comercial y como aspectos más destacados: amplia de dos a tres años el plazo mínimo de los contratos de alquiler, establece que los aumentos de precios sean anuales y que no sean mayores al nivel inflacionario, contempla la devolución del depósito en garantía, establece que las comisiones inmobiliarias sean determinadas por ley de cada jurisdicción, y en caso de no estar reguladas no superen nunca el valor de un mes de alquiler y que las expensas extraordinarias en ningún caso corran por cuenta del inquilino.

Además, se elimina el plazo de seis meses para que el inquilino pueda rescindir el contrato sin causa y se añade que las partes están obligadas a acordar o no la renovación del contrato sesenta días antes del vencimiento de la locación.

Gervasio Muñoz, referente de Inquilinos Agrupados, afirmó que de aprobarse el proyecto de ley en diputados «implicaría una mejora sustancial en la calidad de vida de los 6.5 millones de inquilinos del país y a la vez significaría un cambio radical en la cultura del alquiler en la Argentina».

Y agregó «Los inquilinos hacemos frente a aumentos indiscriminados en el precio del alquiler. Los ajustes semestrales superan todo índice de inflación y no tienen ningún tipo de parámetro» y afirmó que el proyecto de ley está pensado «siguiendo el curso de la economía nacional y no el capricho especulativo del mercado inmobiliario, que solo fija los precios en función de obtener mayor rentabilidad».

El día previo

por Alejandro Farina

Más de 6 millones de inquilinos en todo el país están a la espera que se apruebe esta ley, que podría significar una mejora de vida importante para gran parte de la población argentina.

Los abusos inmobiliarios, junto a una falta de regulación por parte del Estado, encarnaron este proyecto de la mano de organizaciones como Inquilinos Agrupados, dirigida por Gervasio Muñóz: un acérrimo luchador por los derechos de los inquilinos.

Si bien el proyecto fue llevado y presentado al Congreso por la senadora Silvina García Larraburu (PJ-FpV), detrás de esas líneas está la palabra de estas agrupaciones sociales que tienen un solo un fin: luchar por sus derechos.

En comunicación con Gervasio, nos adelantó sus expectativas para este miércoles: «Hemos logrado que el sector de los inquilinos empiece a tener voz y sea parte de la agenda política después de décadas de haber sido silenciado».

Desde Inquilinos Agrupados, un pequeño grupo de personas llevan adelante una tarea maratónica, brindando asesoramiento legal, difundiendo derechos y redactando justamente proyectos de ley como éste.

«Creemos que la Ciudad de Buenos Aires se ha convertido en un gran negocio», expresa el militante social, mientras pide una Ciudad «inclusiva y donde todos podamos disfrutar de ella de la misma forma». Obviamente, esta ley, sería un sueño no solo para él sino para millones de personas: «Tratamos de recuperar una ciudad que sea para los que la habitamos y no del mercado».

Para que el inquilino esté al tanto de la importancia de esta ley, la misma abarcará dos cuestiones centrales: estirar el plazo de contratos de alquiler de dos a tres años, y que los aumentos anuales no sean mayores al nivel inflacionario. De hecho, se plantea un promedio entre salario e inflación, algo muy diferente a lo que ocurre en la realidad.

Tal como nos afirma Gervasio, la ley está pensada «siguiendo el curso de la economía nacional y no el capricho especulativo del mercado inmobiliario, que solo fija los precios en función de obtener mayor rentabilidad».

«Sin lugar a dudas hay un sector profundamente retrógrado y conservador del mercado inmobiliario. Sectores que son enemigos de la ley y amigos de los negocios oscuros, que siempre prefirieron que no haya regulación ni ley para que primer la voracidad del mercado», sentencia Gervasio con decisión.

Sin duda la importancia de esta ley es alta, ya que están implicados los futuros de millones de personas a lo largo y ancho del país. Y cuán importante es para el pueblo la vivienda: esa decisión se tomará este miércoles en el Senado.

La organización lucha por la defensa y la ampliación de derechos de los inquilinos en la ciudad de Buenos Aires. Brindan asesoramiento legal todos los martes y jueves de 16 a 20 horas en Emilio Lamarca 1860. El teléfono de esta organización sin fines de lucro es 45688388.

Inquilinos Agrupados

Inquilinos Agrupados

(Visited 27 times, 1 visits today)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.