Jorge Andreetta: Recuerdos de mi niñez en Bauness 1242

17

Estimada gente:

Creo que, por como se ha asignado los límites del Barrio de Parque Chas, genera omitir la importancia de la zona comprendida por las calles Avda. Constituyentes, Avda. de los Incas, Avda. Combatientes de Malvinas y Chorroarín.

Entiendo perfectamente la curiosa forma del barrio de Parque Chas pero esto no es justificación para omitir la vida y la historia de la zona que he delimitado en mi comentario.

Se menciona al Club Saber que se encuentra en la calle Llerena entre Bauness y Avalos pero nada se dice del Club News Old Boys que se encontraba sobre la calle Avalos frente al Tornú, ni se habla del Club Agronomía Central de la calle Bauness y Chorroarín frente a la famosa peluquería de los mellizos.

Les comento que en los años 60 en Bauness y Llerena se formó una barra bastante grande formada por el gordo Avellaneda que con su hermanos fueron choferes de la línea 111, el flaco Ricardo que era el hijo del peluquero, Carlitos Giovinassi, Luisito Disantis, Musupapa, Albertito, Alcides, etc y los Hermanos Espinoza que eran una familia uruguaya que organizaban la murga todos los años.

Recuerdo que la murga se formaba entre todos los pibes del barrio, mi abuela me hacía el traje con galera y todo bordando las figuras con canutillos y lentejuelas, los chicos más grandes armaban los dados, estandartes, carteles, etc. y hacíamos retumbar los bombos por la calle Llerena que como los árboles se unían en lo alto se formaba como una túnel generando el efecto de retumbar el sonido.

Ese momento era inolvidable porque durante todo el año no podíamos cruzar la calle porque éramos chicos y teníamos que esperar que alguien nos alcanzara la pelota si se nos escapaba de la vereda pero cuando llegaba el carnaval y con la murga la calle era nuestra y mientras íbamos bailando por la calle con el tráfico cortado y todas nuestras familias y vecinos acompañando caminando por la vereda, el barrio éramos nosotros, los pibes y éramos los dueños de la calle y del Carnaval.

Alfredo, el hermano mayor de Luisito Disantis (que tocaba muy bien el bandoneón; yo vivía en Bauness 1242), nos llevaba en camioneta a los carritos de la costanera e íbamos haciendo «nuestro show murguero» en cada carrito y luego yo o alguno de los más chiquitos pasábamos la galera y juntábamos las propinas.

Recuerdo que al final del Carnaval nos repartían la plata y yo no llegaba a los 8 años pero con mi primera plata me compré una pelota de cuero cuando para conseguir una pelota tenías que llenar un álbum de figuritas.

Otro día les cuento las fogatas de San Pedro y San Pablo y las batallas por las ramas.

Un abrazo querido barrio.
Jorge Andreetta
«[email protected]«