Ing. Daniel Guasti: Villa Ortuzar Tango

18

“Villa Ortúzar Tango”

Asoma el tímido brillo en las veredas mudas,
y la cálida Luna “atorrando” en Villa Ortúzar.
Y yo acariciando tu alma pura,
caminando como un destino sin fortuna.
Me voy perdiendo por “Elcano” en mi “batifondo “ de locura,
y en la calle las sombras temblorosas de las “tipas”.
Cae la noche y por “Estomba” la luz mortecina,
atrapado en tu sonrisa, recordándote como nunca.

Este barrio es un carnaval de casas eclécticas,
y de la más variada arquitectura.
Un pedazo de mundo arrinconado en una esquina,
en nuestra Buenos Aires, que siempre nos cautiva.
Sus jardines son una pequeña sinfonía,
un descaro de belleza explícita.
Y ya estoy por la calle “Heredia”,
pensando en Ti, y en tu dulzura de diosa.
Recuerdo que fue en la parroquia de “San Ambrosio”,
done yo juré por tus manos salvadoras.

Este barrio es contundente por su empatía,
como un “fueye” cantando en la noche profunda.
Es todo un júbilo caminarlo sin tristuras,
debajo de una otoñal y atardecida llovizna.
Podrás descubrir las flores mas proféticas,
si es que por la calle “Pampa” te encaminas…
Explotarán en Ti todas las teogonías juntas,
y te olvidarás por un instante de tu insignificancia.
Cierta noche yo adiviné el “chiste” de la “mufa” pícara,
evadirse agazapada por una incierta callejuela.

Tan pequeño , y tan inquieto “Villa Ortúzar”,
llevo tu “karma” mordido en mis espaldas.
Las metáforas se me erigirán totémicas,
las verdades acaso, más reales y dignas.
Si yo sin tu presencia tibia soy una víctima,
no se si te merezco, .o si sos mi pesadilla.
Canta el Tango su tenor de sólida “piña”…
en las mansas madrugadas de “Villa Ortúzar”…
Por besar un quieto umbral la Luna se empecina,…
escupiendo entre penumbras,  la última melancolía.

Ing. Daniel H Guasti [email protected]