Hugo Soregaroli: Parque Patricos de mi ninez, adolescencia y juventud

17

Este comentario fue enviado a Canal Encuentro hace tres, anos y hoy buscanto Parque Patricios mi barrio, llegue a ustedes y les retransmito mis lindos recuerdos de Parque Patricios.
           Cordiales saludos
              Hugo Soregaroli

Queridos amigos. alumnos, ex alumnos y vecinos:

Soy argentino, nací en 1938 y viví 35 anos en Brasil, donde soy residente.

Ya con 69 anos, regresé hace un año a mi ciudad de Buenos Aires para obtener del Anses, el reconocimiento de mis (12) anos trabajados en Argentina, lo he conseguido y estoy por regresar a Brasil, para tramitar mi merecida jubilación.

Hecha la presentación, quiero felicitarlos por  el Canal Encuentro, en el que asisto a verdaderas aulas de historia, presentadas con  de forma interesantisima.

Ayer fui sorprendido agradablemente por su programa sobre el Instituto Bernasconi, lo que mucho me emocionó.

En esa hermosa escuela ingresé en 1945, si mal no recuerdo y sin duda terminé mis estudios primarios en ese maravilloso Instituto Felix Fernando Bernasconi, en el ano 1950, «Año del Libertador General San Martín».

Los lindos recuerdos de esa época y ese lugar están presentes hasta el día de hoy y debo reconocer y agradecer, la suerte de vivir en Parque Patricios, exactamente en la Calle Rondeau 3021 PB, a dos cuadras del Instituto, lo que me permitió conocer y estudiar en el mejor colegio primario de Argentina (que por lo que veo sigue así asi siéndolo).

Caminé por sus patios, fui a su museo y biblioteca, tuve aulas de carpintería, cestería y hasta estudié música (violín con la Profesora Sra. Rossi), aprendí a nadar en sus piscinas, ya en la época, dotadas de agua caliente,  recité  en su teatro, poemas que aún recuerdo totalmente, en muchos de sus actos culturales  o para las esfemérides y aún en las «Vacaciones Útiles», en las que participé intensamente, como colaborador con nuestra Cooperadora y aún recuerdo varios nombres de mis queridas maestras y maestros, Srta. María Ofelia, Sra. Concepción, el Sr. Lopez, el Sr. Caamano y el Sr. Conde, además de la profesora de música Srta. Meyer y los Directores, Sr. Marfani, Dr. Elias Haiek, a todos ellos les debo mis mejores sentimientos, porque se sumaron intensamente a los esfuerzos de mis queridos padres, para, no solo pasarme conocimientos, sino para crear un ser humano, sin preconceptos, consciente, humano y solidario, lo y que resulta  más importante, es que esto me trajo paz y como entiendo que la verdadera felicidad, es la paz interior, aquí estoy gracias a Dios, aún fuerte, sano dentro de la edad y sobre todo, aún optimista.

Por todo esto y, si fuera posible, le comento que mucho agradecería me informe como podría obtener el CD o el Vídeo del programa transmitido,  días pasados sobe el Bernasconi, para regresar a Brasil, donde también, debo reconocer, que siempre he sido tratado deferentemente,  por favor permita que regrese a Brasil y pueda mostrar a mis amigos brasileiros, la maravillosa escuela primaria a la que debo gran parte de lo que soy.

Puede ser que alguna vez pueda recitarles a los alumnos de hoy, en el mismo teatro, la poesía del 25 de mayo, 60 anos después y les cuente algunos de mis inolvidables recuerdos.