Horacio Roberto Gonzalez: Pasaje Paula Albarracín de Sarmiento

22
Mi juventud en el Pasaje Paula ALBARRACIN de SARMIENTO, casi esquina LLAVALLOL

Por casualidad, mi señora entra en la página del Barrio Santa Rita, y como yo nací y pase mi juventud en ése barrio, me comenta de las personas que habían escrito a esa página contando sus vivencias.

Les diré que vivía en el Pasaje Paula ALBARRACIN de SARMIENTO, casi esquina LLAVALLOL, que se encontraba desde la calle CAMPANA hasta CONCORDIA. Los fondos de la Iglesia, que daban a uno de éstos, hasta aproximadamente el año 1956 o 57 eran de tierra y. en esa época, todavía no funcionaba el Colegio. Con referencia a ésta, como muchos chicos del barrio, fui monaguillo y también Boy Scout, en la Agrupación n° 32. Los curas de entonces, ILARIO Y PEQUENINO, nos dejaban jugar a la pelota, con una pulpito, en el patio por la tarde y, cada tanto, salían a decirnos que no gritáramos tanto, ya que estaban dando misa y se escuchaban los gritos y los pelotazos que se daban sobre las dos puertas de madera que daban al patio. Los domingos teníamos que ir a misa de ocho, y luego nos daban golosinas y en un salón de fondo pasaban películas; después de un tiempo, comenzaron a dar cine en el patio al aire libre.

La semana que comprendía el 22 de mayo, fecha de celebración de SANTA RITA DE CASIA,  se llenaba de puestos en la calle, se vendía todo lo referente a las fiestas religiosas y, también en el interior de la Iglesia, se hacían puestos con premios a beneficio de la misma, culminando con la procesión anual por las calles del barrio.

También ocurría lo mismo cuando era la fiesta de la Virgen de CONSOLATTA, no recuerdo bien el mes, si era en agosto, sé que era en los primeros días, venía toda la Colectividad ITALIANA. En uno de esos festejos vino a cantar Nicola PAONE, también se hacía la procesión de la Virgen y, para ese entonces, los días sábados, se realizaban cuatro o cinco casamientos y, los chicos del barrio, nos poníamos en la vereda de enfrente a la salida de los novios, porque cuando se iba el padrino, arrojaba monedas en señal de felicidad, si no lo hacia, se le gritaba “Padrino Pelado”.

Al lado de Iglesia vivía una familia de lecheros, que hacían el reparto con carro y caballo por el barrio, vendiendo la leche por medidas de acuerdo a la disponibilidad económica de cada uno; yo trabaje un tiempo con ellos, luego de unos años, abrieron una pizzería, al lado de esta, justo en la esquina, se encontraba un negocio de zapatillería, en la esquina de enfrente había una mercería, también frente a la Iglesia vivía una familia que tenía una banda musical, CINA Hnos. que tocaban en todas las fiestas parroquiales.

En  la zona había bares o bodegones que eran muy concurridos, uno en San Blas y Emilio Lamarca, otro en Campana y San Blas y el otro en Cuenca y San Blas; por la Avda. Nazca había dos pizzerías, una antes de llegar a A. Jonte y era familiar CHIEZA, sobre la mano par, hoy funciona un banco, y la otra de pequeñas dimensiones, generalmente para comer de parados, la AURORA, que se encontraba cruzando A. Jonte al lado de la farmacia de la esquina y antes de llegar al cine Sol de Mayo; también se encontraban en la Avda., sobre la mano par, uno esquina Jonte, al lado de un local de Cafes Bonafide, y el otro esquina Elpidio Gonzalez, ex Indio, al lado de una importante librería y a un par de veredas había una lechería, donde me llevaban a tomar submarinos con vainillas o bizcochos bay biscuit, después un par de tiendas y luego el mercado con dos entradas, una sobre Nazca y otra por Juan A. Garcia, que estaba asfaltada hasta la calle cuenca, por esta había un negocio que vendía máquinas de coser y enfrente una cuchillería, sobre esta estaban las vías del tranvía hasta la mitad de cuadra, era la línea n° 83 que iba hasta el cementerio de Flores y la línea n° 84, desde Villa del Parque hasta Constitución.

Referente a los Clubes de Barrio, se olvidaron de mencionar, (ya no existen mas), el Villa Mitre, ya que en esos tiempos el barrio pasó de llamarse Floresta y fue Villa Mitre (Ver Nota), y que el patio del mismo, donde también se proyectaban películas, daba a los fondos de mi casa, Splendid, Combinado, Santa Rita y Fortín de Jonte, y las Escuelas, una de mujeres solamente, que se encuentra en la calle Camarones, vereda impar, entre Concordia y Emilio Lamarca, ex Oran, otra en la calle Bahía Blanca entre Camarones y Alejandro Margariños Cervantes, otra en el pasaje Julio Dantas, entre Campana y Cuenca, una solventada por la Cooperadora, con los aportes del personal de la Policía Federal, ubicada en la calle Remedios Escalada de San Martín esquina Argerich, otra en la calle César Díaz entre Argerich y Helguera, una de mujeres en Alejandro M. Cervantes entre Nazca y Terrada, y a la que concurria yo, solamente de varones, Jorge NEWBERY, que en cuarto grado tenía un maestro famoso de radio y luego de televisión, Enrique A. MANCINI, y estaba en la calle San Blas ente Argerich y Nazca, también no mencionaron una línea de colectivos, la n° 27, que circulaba por la calle San Blas y hacía el recorrido de Beiro y Gral. Paz hasta Corrientes y Jorge Newbery, con el tiempo no funciono más, y fue reemplazada por la n° 162, también pasaba la línea n° 25, que sigue funcionando, los ómnibus de la línea 131 que circulaba desde Villa Real hasta Primera Junta, y que pasaban por la calle Emilio Lamarca.

También habían potreros, manzanas sin edificación, para jugar a la pelota, eran las canchitas de Chivilcoy y las de Jonte y Emilio Lamarca donde, con el tiempo, se hicieron edificios y funcionó el Hogar Obrero. En la rotonda de Jonte había una calesita y otra en la esquina de Llavallol, en la actualidad hay una estación de servicios y, al lado de esta, un local del Ejercito de Salvación, con sus integrantes uniformados con sus trajes tradicionales.

La feria fija de Camarones entre Campana y Cuenca, en cuya esquina estaba la farmacia Roby, de Juan Grimberg, en otra había una carnicería y en otra un sastre, volviendo a la feria, tenían un puesto de carne, dos hermanos que vivían en la otra cuadra del pasaje donde me crié, y por las tardes y noche, con sus guitarras y canciones animaban en los cines del barrio, eran los números vivos en el intermedio de una película. En la calle San Blas estaban dos fabricas muy importantes, al 3200  Guantes Lipman y al 3100 la fábrica de sillas TK,  las que aportaban trabajo a muchos hogares, también funcionaba la de la firma Odol, con entrada principal por la calle Bahia Blanca y con salida por Joaquín V. Gonzalez y Alejandro M. Cervantes, otra de las fábricas importantes de la zona, ya que tenía muchos empleados, era la de los Cigarrillos Particulares, ubicada en la manzana comprendida por las calles: Remedios E. de San Martín, Terrada, Belaustegui y Condarco y sobre ésta última entre Juan. B. Justo y Belaustegui, se encontraba el Club Particulares, con salida frente a la fábrica y no quiero olvidarme de otra importante Empresa como la de las Heladeras Saccol, que estaba en la calle Chivilcoy y Jonte, frente al hoy Estadio del Club All Boys, que antiguamente se encontraba en la calle Segurola donde actualmente está la firma de Golosinas Georgalos. 

Bueno en otra oportunidad continuaré con mi relato, ya que faltan los personajes famosos y otros relatos sobre panaderías, bodegas, vendedores ambulantes, etc., de la zona.-

 

Cordialmente. Horacio Roberto GONZALEZ           

Nota: La ciudad de Buenos Aires fue oficialmente dividida en 47 barrios (ordenanza 23.698/68; ordenanza 26.607/72; ley 51.163/96).  Más tarde. la Legislatura de la Ciudad aprobó la delimitación definitiva de las 15 Comunas que comprenden a 48 barrios de la Ciudad, mediante la Ley N° 2650 sancionada en marzo de 2008. La norma define los límites y divisiones establecidos en el mapa (Anexo I) de la Ley Orgánica de Comunas N° 1777 que había sido modificado por la Ley N° 2094 del 21 de septiembre de 2006. Quedan así derogadas la Ordenanza Nº 26607 de 1972 y 51.163 referidas a los barrios de la Ciudad de Buenos Aires y sus límites.