Hector Daniel Aloisio: Láminas de carros fileteados

31

Buen día, me dirijo a la más alta autoridad de este sitio, emocionado, porque aún se mantiene hoy, pese al adelanto, la historia viva del barrio de donde uno nació.

En esta oportunidad, molesto su preciado tiempo, para solicitarle algo muy especial a Ud. y a los visitantes de estas páginas, si es que me pueden ayudar.

Tengo 55 años y nací en una casa donde supo ser corralón de carros, que mi abuela y mi madre alquilaban al fondo de la casa, en calle Cockrane entre Campana y Cuenca, a los carreros del barrio.

Y al ir creciendo el amor al caballo y aquél tiempo de gallinas revoloteando debajo de las patas del animal, el carro que de noche quedaba descansando con sus varas hacia el cielo como agradeciendo el trabajo y el pan del día, y entonces aquella criatura que fue creciendo entre ese paisaje y mis ratos libres eran dibujos que después, con la modernidad del tiempo, me enseñaron a volcar figuras sobre el cobre y el aluminio.

Y hoy como si fueran horas extras en mi hogar, para un poco mas de entrada, realizo a pedido de la gente figuras en repujado en cobre y aluminio.

Pero le pregunto si me pudieran ayudar: dónde conseguir láminas de aquellos carros fileteados, libros que me lleven a la verdadera historia de esos corralones, porque siempre se tocan por sobre la superficie de los tangos.

Si alguien me pudiera informar les ruego me escriban a: [email protected]

Gracias.

(Visited 1 times, 1 visits today)