Gabriel Barberio: Al pasar por esa esquina, siempre se escapa una lágrima

48

Fui a vivir en 1972 y enseguida hice amistad con los chicos del barrio. Pasé casi mi infancia y mi adolescencia hasta 1983.

Cuantas cosas se pueden decir de este barrio querido, la amistad de esa época que aún existe, la fábrica de toscanos en Varela y Moliere que hoy es una plaza, recuerdos que me vienen a la mente, los amigos Gaby, Elías, Marcelo, Ricardo, Titi, Héctor… aún seguimos la amistad a pesar de haber pasado más de 40 años… y al pasar por esa esquina, siempre se escapa una lágrima de alegría y tristeza al mismo tiempo.

El Club Amanecer, que hoy es de camioneros, vaya a saber por qué… Ahí nos criamos, a puro fútbol, billar, poll, bochas y todo lo que había en el club era suficiente para vivir feliz, allí estaban algunos personajes que nunca olvidé , como Angulo, Lija, y el Negro cafetero del club… los campeonatos de fútbol representando al club… qué sano era todo eso… una época dorada que hoy ya no se ve…

El kiosco de Berta, en Varela y Moliere, la marmolería, el almacén de don Adrián pegado a la escuela Pestalozzi en Moliere casi Beiró, y tantos recuerdos…

Aunque casi todos nos fuimos del barrio uno siempre vuelve a pasar y siempre quiere volver… 

(Visited 1 times, 1 visits today)