Florencio Molina Campos, creador de personajes argentinos

43

Alpargatas - MolinaCampos

En 1833, un inmigrante vasco, Juan Echegaray, que confeccionaba calzado de lona con suela de yute; se asoció con el escocés Robert Fraser, con especialidad en ingeniería textil.

En fotografías de 1885 del barrio de Barracas de la calle Defensa al 2800, hoy Av. Regimiento de Patricios, se puede observar la planta fabril que instalaron Echegaray y Fraser, justo en el límite entre La Boca y Barracas.

Los afiches de la época anunciaban: «No hay mejor pa’ un criollo«. Me refiero a la Fábrica Argentina de Alpargatas.

Cuarenta y cinco años después, la firma Alpargatas, acepta la confección del almanaque de 1931; que consistió en 12 obras gauchescas ejecutadas con una visión idealizada y costumbrista. Los cuales tienen difusión a nivel internacional.

Su creador: El dibujante Florencio Molina Campos.

Alpargatas edita sus almanaques de 1931 a 1936; 1940 a 1945; 1961 y 1962.

Sobre ellos Ruy de Solana dijo:

«Los almanaques constituían un sinónimo elemental de lo barato y despreciable. Pero desde que este artista empezó a difundir sus trabajos por este medio; humilde y anual, los almanaques se convirtieron en la Pinacoteca de los pobres«.

Alberto Sergio expresó:
«Decoraban las paredes de boliches rurales, ranchos y casas humildes«.

La misma empresa, publicitando el mismo producto a través del mismo medio, pero ilustrado por otros artistas que abordaron también temas de la vida rural, no lograron ni remotamente la difusión que tuvo la obra de Florencio Molina Campos.

El Profesor y Pintor Alberto Sergio indicó que
«no faltarán en las casas, boliches o negocios de los sectores populares del país. En los barrios, en las fábricas, el puerto, con personajes que irradiaban una ternura a la Argentina«.

Florencio Molina Campos en la estancia paterna de Los Ángeles en los pagos del Tuyú (hoy Gral. Madariaga) conoce profundamente a los hombres del campo y se familiariza con los paisajes pampeanos que llevara infinitas veces a sus cuadros.

En 1942, y hasta mediados de los años 50 es contratado como Asesor Técnico de los Estudios de Walt Disney para colaborar en los rodajes de «El gaucho volador», «Goofy se hace gaucho», «Saludos amigos», «El gaucho reidor» y «Los tres amigos».

Intervino en la realización de la película animada «Bambi» de 1942, donde se distingue el estilo de los animales y los árboles, que reproduce la vida silvestre de la isla Victoria, en el lago Nahuel Huapi; ubicado en la Patagonia Argentina.

En 1956 actuó en el cortometraje «Pampa Mansa» que fue presentado en el Festival de Berlín.

Actualmente, su nieto Gonzalo Gimenez Molina es la única firma autorizada para editar productos con sus imágenes quien, conjuntamente con la Fundación F. M. Campos, son quienes fomentan la difusión de la obra de este artista, emblema de argentinidad a nivel mundial.

«El cine; para mí es el instrumento educativo de nuestra época por excelencia; para la difusión del costumbrismo folklórico.

Para que no se borre jamás la fuente inspiradora de nuestra nacionalidad: ¡El Gaucho…!«

Frases expresadas en un reportaje en Nueva York, Estados Unidos, por el Dibujante e Ilustrador argentino Florencio Molina Campos.

            

por Jorge Marín
[email protected]ail.com

Jorge Marín, es actor y locutor. Se ha desempeñado en las radios El Mundo, Mitre, América, Buenos Aires, Belgrano, Continental, Del Plata, Libertad y Radio Splendid. Ha trabajado en películas, también como actor en off y realizando doblajes. En la actualidad conduce el programa radial Compartiendo que se emite los jueves de 18 a 19 hs., con la locución de Rossy Rodríguez Luna. Web: https://jorgemarin6.jimdo.com/

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.