Floralis Genérica


Floralis Genérica
Escultura móvil de acero y aluminio, donada a la Ciudad de Buenos Aires por Eduardo Catalano, prestigioso arquitecto argentino radicado en los EE.UU., el profesional eligió el nombre como síntesis de todas las flores del mundo, deseando sea “La esperanza de una eterna primavera para nuestro país”.

«Emplazada en la Plaza Naciones Unidas, Av. Figueroa Alcorta y Austria, fue inaugurada el 13 de abril de 2002 e incluyó la remodelación de la plaza con el ánimo de contribuir a la estética de Buenos Aires. Su autor expresó que su flor simboliza la esencia de la naturaleza en una ciudad particularmente furiosa. En septiembre de ese año con un compromiso cultural permanente asume el padrinazgo la Fundación Tetra Park, encargándose de su cuidado y mantenimiento, cómo así también de organizar eventos culturales y artísticos con fines solidarios destinados a los comedores comunitarios. Cómo nace y se define su nombre, su autor el Arq. Eduardo Catalano, Floralis significa que pertenece a la flora y por ende a las flores, y Genérica deriva del concepto “género” e indica que representa a todas las flores del mundo, expresando: “Hacía tiempo que deseaba concebir una estructura móvil que se abriera, se cerrara o se expandiera. Un atardecer de verano, trabajando en mi jardín de invierno un prisma de vidrio de tres pisos de altura, noté
que una gran flor roja de la especie Hibiscos comenzaba a cerrarse. Me senté y, sin saber por qué, dibujé una flor geométrica concebida para ser construida a una gran escala”. Su estructura y funcionamiento En su momento insumió un costo total de 500 mil dólares, incluido traslado e instalación. Esta obra de 18 toneladas consta de seis pétalos metálicos realizados en aluminio y acero y está rodeada por una fuente de agua de 44 metros de diámetro. Los movimientos de la obra son controlados por un “sistema lógico de control” que regula en forma automática la apertura y el cierre en horarios predeterminados, con movimientos que duran 15 minutos cada vez. La flor permanece dormida en la oscuridad de la noche y también cierra sus pétalos para protegerse cuando la velocidad del viento supera, por 60 segundos, los 80 kilómetros por hora. Hay cuatro noches especiales en los que los pétalos quedan abiertos: 25 de Mayo, 21 de Septiembre, y 24 y 31 de Diciembre. Además la obra posee sistemas de iluminación externa de la flor, del fondo de la fuente y de los senderos peatonales de binder. Su iluminación El tiempo promedio (tomando invierno y verano) de encendido diario es de cinco horas. Iluminación “interna” de pétalos y pistilos: 12 reflectores de 150W y 2 de 400W, ambos con lámparas de descarga de mercurio. Iluminación “externa” de pétalos y espejo de agua: 36 reflectores sumergibles con lámparas PAR de 300W y 12V. Iluminación de la cascada del espejo de agua: 30 reflectores para intemperie con lámparas PAR de 300W y 12V.
Elegirla como Motivo de Tapa de la presente edición de Revista Letreros es para resaltar lo que su autor expresa: “La esperanza de una eterna primavera para nuestro país.”

Fuentes Texto: Revista Letreros – Foto: http://christianeloff.blogspot.com/ 

(Visited 220 times, 1 visits today)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.