Fiesta de la Alasita 2020 en la Ciudad

Fiesta de las Alasitas 2020 en la Ciudad
El viernes 24 de enero, entre las 10 y las 19 h., en la ciudad de Buenos Aires se celebrará la Fiesta de la Alasita, un festejo tradicional de la comunidad boliviana abierto a todos los vecinos que incluirá baile, música, gastronomía y espectáculos tradicionales de ese país. #alasita #ekeko

 

¡Ya llega la Fiesta de la Alasita! Acercate a homenajear al Ekeko, dios de la abundancia, junto a la colectividad boliviana 🇧🇴.

Esta tradicional fiesta se realiza en la ciudad de Buenos Aires desde 1997. Los sikuris y las vestimentas de colores le dan un marco especial a la celebración de la comunidad boliviana, disfrutando de una maravillosa tarde en familia y realzar las creencias. Tal como ocurre en Bolivia, son esenciales los billetes, pasaportes, cheques, certificados y otros documentos en miniatura colgados en chuspitas en los Ekekos, que juegan un papel esencial en esta fiesta.

Durante toda la jornada habrá espectáculos artísticos, con la presencia de las Fraternidades de Tinkus y Salay Caporales los de Tupiza, también tendremos la participación del grupo autóctono Comunidad Markasata, de los grupos folclóricos Munay Llajta y Jacha Uruy, así como stands gastronómicos donde encontrarán platos regionales como el paceño (tradicional de alasita), sajta de pollo y phisara de quinoa. Además, stands culturales para que todos los vecinos puedan disfrutar de una de las fiestas más tradicionales de Bolivia.

En el evento, tal cual detalla Felipa Quispe, se rinde honor al Ekeko (dios de la abundancia). Esta tradición es un elemento cultural común de la sociedad boliviana y una de las fiestas más importantes de Bolivia. Allí, el público adquiere durante todo el día las famosas Alasitas (en el idioma aimara significa comprame), unas miniaturas referidas a distintos elementos del hogar como dinero, autos, casas y ropa, entre otros, encomendándolas al Ekeko para que las transforme en realidad en el futuro.

Pese a que este año el agasajo se realiza en día viernes, en plena jornada laboral, de todas maneras recibirá gran concurrencia de visitantes. La música y el aroma a sahumerio con incienso y otros de los artículos adquiridos en miniatura, que según la creencia se harán realidad, también forman parte de la festividad. 
 
La palabra Alasita proviene del Aymara y significa «cómprame«. Hasta mediados del siglo pasado (1950-1960), la llegada de esta fiesta era anunciada con el toque de pinquillos (flautines de caña hueca), que los niños hacían sonar días antes de esta feria. En aquellos tiempos, los niños eran los que más esperaban su llegada, porque podían seguir comprando miniaturas a modo de juguetes. La tradición se inicia en el año 1781 cuando el gobernador intendente de La Paz, Bolivia, José Sebastián de Segurola, ordenó celebrar una fiesta anual en honor a la deidad denominada Ekeko, en agradecimiento porque la Ciudad se salvó del cerco indígena de Túpac Katari.
 
Se celebra todos los años el 24 de Enero en la ciudad de La Paz y se extiende por el lapso de aproximadamente tres semanas. Los visitantes compran miniaturas de toda clase de elementos del hogar: dinero, automóviles, casas, materiales de construcción, ropa, electrodomésticos, comida, etc. que los asistentes encomiendan al Ekeko, para su conversión en realidad en el futuro. Al mediodía del 24 de enero, los que han adquirido las miniaturas, someten éstas a un ritual que puede variar según el celebrante, éste consiste básicamente en una ch’alla, rito andino que incluye una rociada con alcohol o vino, pétalos de flores, sahumerio, adornos coloridos y oraciones que mezclan tradiciones prehispánicas y católicas.
 
Esta tradición, que se originó en la época prehispánica, adquirió aceptación y vigencia en la sociedad de la época colonial y en la actualidad es un elemento cultural común de la sociedad boliviana y una de las fiestas tradicionales más importantes de Bolivia. Tiene réplicas en otras ciudades de Bolivia en fechas diferentes, pero estas ferias son de menor magnitud, siendo la feria paceña la más conocida.

EKEKO

(fuente www.portaldesalta.gov.ar/ekeko.html)
 
Con los nombres de Ekeko, Iquiqu o Tonupa se conoce al dios de la abundancia y de la Felicidad para los Aymaras y Collas cuyo culto abarca desde el centro de Perú hasta el noroeste de la Argentina.
 
Se lo representa con un muñeco realizado terracota y generalmente mide 20cm de altura y es la representación de un hombre con las típicas vestiduras de la región andina. En su cuerpo cuelgan bolsitas conteniendo tabaco, cereales y billetes enrollados a modo de ofrendas para favorecer la compra de bienes materiales. Quien tenga un Ekeko puede colocar aquellas ofrendas en miniatura que simbolizan aquello que desea obtener colgando del muñeco o a su alrededor. 
 
Pero para que los deseos se concreten es necesario hacer “fumar” al Ekeko, quien presenta en su boca es espacio para el cigarrillo, mientras de agrega la ofrenda o, según dicen, los días viernes es más efectivo. La concreción del deseo se asegura si sale humo del cigarillo como si el Ekeko fumara.
  • Cuándo: viernes 24 de enero de 2020
  • Horario: 10 a 19 h.
  • Dónde: Av Santiago de Compostela y Mozart

(Visited 2.389 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.