Fernando A. Usatinsky: Mi Villa Ortúzar

32

Mi Villa Ortúzar

Fernando A. Usatinsky [email protected]
Caldas y Donado

Barrio sosiego, industria y vecindario
que me hizo nido cuando me vio nacer
ya de pequeño sentía que era mío
con sus tardes de estío
en la plaza Malaver.

Mi Villa Ortúzar, tu vida se hizo un canto
y la barriada te vino a saludar
por Triunvirato, la gente que te sigue
y todos esos pibes
viven tu carnaval.

De Heredia y Pampa, a Estomba y Montenegro
de Parque Chas hasta donde corre el tren
llaman a Ortúzar a Belgrano camuflado
y algunos desvariados
como Urquiza la ven.

Acá El Lacroze, allá la escuela Acha
San Roque, Sporting, La City, Sudamtex
fueron puntales e iconos de historia
que con toda la gloria
Ortúzar vio nacer.

De un lado humilde, del otro las mansiones
contraste loco, de luna llena y sol
donde jugaban pibitos y purretes
con pelotas de zoquete,
y los ricachos plastibol.

Bichos bohemios, negro de funebreros
del rioba eterno, de rosas y malvón
La Veinticinco, fulgor de calesita
juro que esa placita
robó mi corazón.

Quiero rendir también un homenaje
al bondi eterno, que gira en un sinfín…
Viejo setenta y uno, color celeste y blanco
que firme va en su tranco
marcando el adoquín.

Ahora el subte que viene y va hasta el centro
y cruza el barrio, como flecha un corazón
y allí está, el andén con nuevas luces
ahí viene el tren que ruge
Tronador en la estación.

Y no podría dejar en el olvido
fulbito calle, entre pared y pared
los rulemanes comiéndose el asfalto
y la pista de autos,
masilla y a correr.

Añoro entonces, los viejos carnavales
bombo y platillo, robándome los pies
bombero loco y nieve a las chicas
recuerdo en mi escuelita
¡las fiestas de kermesse!

Cuánta nostalgia que aún sigo teniendo
de primaveras, ya van cuarenta y dos
las vereditas aun me van sonriendo
ya saben que yo tengo
mi amor anclado en vos.

Qué lindo era mi barrio tan dilecto
¡que lindo es!, aun hoy yo vivo en el
mi Villa Ortúzar, orgullo de Avenida
aquí te di mi vida y aquí yo moriré.