Ezequiel María Calónico: La última calle de tierra

26

¿Una calle de tierra en Recoleta terminando el Siglo XX? La hubo, y eso hizo que Recoleta fuera uno de los últimos barrios de Buenos Aires en tener una calle de tierra. La calle Sánchez de Bustamante no tenía paso desde Charcas hasta Mansilla: pero cuando se hizo la apertura vial, aproximadamente en el año 1980, se posibilitó el paso de los vehículos (los cuales podían transitar y estacionar), pero, por diferentes cuestiones, comenzaron a pasar los años y la calle, que figuraba incluso en los planos de la época, no se asfaltaba, lo que brindaba el increíble espectáculo de una calle semejante a un baldío en uno de los barrios más elegantes de Buenos Aires. Recién quedó completamente pavimentada en el año 1995, cuando ya hacía muchísimo tiempo que en nuestra ciudad no existían calles de tierra.