Estatua “El Pensador” de Rodin por Mabel Crego

19

El Pensador, de Rodin, en plaza CongresoEste Buenos Aires me sorprende día a día con sus curiosas particularidades.

Paseando por la plaza Congreso y llegando a plaza Lorea, observo una hermosa escultura en bronce que lamentablemente ha sido victima del vandalismo de los graffittis tan de onda en nuestros tiempos.

Estoy hablando de la celebre escultura  El Pensador de Rodin. Fue inaugurada en noviembre de 1907 y ésta es una replica de las dos fundidas en el molde original por el mismo Auguste Rodin y por él firmadas. La otra replica se encuentra en Fidadelfia. El original de esta maravillosa obra esta ubicada en el Panteón de Paris.

Francois Rene Auguste Rodin nació en Paris el 12 de noviembre de 1840  se dedicó a conocer la anatomía para usar al cuerpo humano como una herramienta de expresión de la psicología y sentimiento humano. Esta idea está presente en su obra mas importante, Las Puertas del infierno (1880-1917) para las que en un principio fueron creadas las figuras “El pensador” “El beso” y Dánae, tienen como tema el infierno de Dante Aliglieri y en ellas Rodin plasma algunos pasajes del libro con los cuerpos de los personajes involucrados.

El Pensador, de Rodin, en plaza CongresoEsta realizada en bronce patinado sobre un pedestal de mampostería y representa a un hombre en actitud pensante, con el mentón apoyado en su mano derecha cerrada y su brazo izquierdo descansando sobre la pierna izquierda, las piernas tensas, (se notan las venas) como si alguien piensa algo con intensidad. Es la imagen de la reflexión.

La obra fue adquirida en 1906 por el director del Museo de Bellas Artes, Eduardo Sciaffino, quien habría propuesto su ubicación en la escalinata del palacio sobre Av. Entre Ríos  y en 1907 se la coloco en la porción sur de la plaza Lorea.

La plaza Congreso fue proyectada en 1908, el proyecto de Carlos Tays fue elegido respetando un petitorio de los vecinos firmado en 1893. La obra se finalizó en enero de 1910 para el centenario, quedó determinada una plaza Lorea dividida en dos, con esculturas y jardines estilo francés, una plaza intermedia con estanque y un monumento a erigirse, (que finalmente sería la replica del molde original  y firmada de El Pensador) y una gran plaza cívica con pileta y canteros a los lados.

El diseño de las plazas se mantiene hasta 1968 cuando se construyó una curva que une la Avenida de Mayo con la Avenida Rivadavia, uniendo el sector sur de la plaza Lorea, con el sector este de la plaza Congreso donde se encontraba “El Pensador”.

El sector sur pasaría a llamarse Plaza Mariano Moreno.

Toda una historia de cultura y embellecimiento de lugares públicos, que parecería que hoy nadie puede detenerse a  admirar ni proteger.

¡Cuidemos nuestro patrimonio cultural!  ¡Cuidemos nuestra historia!

Quizás sería bueno que, como a tantos otros monumentos, se lo cercara con rejas o quedara protegido en un museo para admirar su belleza y perfección, dejando a la intemperie solamente una  copia del original de Rodin.

Mabel Alicia Crego  email

Fotos: Mabel Alicia Crego