El Servicio Histórico del subterráneo incorpora una formación de La Brugeoise

8

De acuerdo a lo que informa SBASE, una formación de cuatro coches La Brugeoise integrará el Servicio Histórico que comenzará con la prestación de este servicio turístico, ordenado por la ley 4886, a medidados del 2017. Se afirma que las pruebas comenzarán hacia fines del verano.

Una formación de cuatro coches La Brugeoise se encuentra lista para iniciar las primeras pruebas de circulación en la línea A luego de ser sometida a un proceso de restauración, que demoró tres años, con el objetivo de iniciar un servicio turístico en fines de semana o fuera del horario comercial a mediados de este año.

El tren está formado por los coches 5 y 16 “recuperados en 2013 y exhibidos en Plaza de Mayo para el centenario de la línea”, a los que se suman los coches 124 y 125, construidos en el taller Polvorín en 1944 a imagen y semejanza del resto de la flota belga.

Las unidades en cuestión fueron adaptadas en su parte eléctrica, que fue renovada en su totalidad con materiales modernos, para poder circular con los 1500 voltios que la línea A empezó a utilizar tras el retiro de la centenaria flota belga en enero de 2013.

En cuanto a sus carrocerías de madera, se reemplazaron piezas desgastadas y se agregaron refuerzos en puntos clave para evitar la clásica oscilación que observaban los pasajeros durante el servicio. 

Además, se removió toda la pintura vieja para poder aplicar tratamientos ignífugos y de preservación contra hongos e insectos. Luego, sus interiores fueron barnizados nuevamente y, en sus exteriores, se aplicó el esquema de pintura azul y gris que sobrevivió hasta su último día de servicio bajo capas de grafitis.

Otro aspecto destacado de la restauración, llevada a cabo por Subterráneos de Buenos Aires bajo la dirección de la arquitecta María Elena Mazzantini con la colaboración técnica e historiográfica de la Asociación Amigos del Tranvía, es la recuperación de detalles que se habían perdido paulatinamente durante los 99 años de servicio. Tal es el caso de los pasamanos cromados de las puertas “que conservan su clásica apertura manual” y de los capiteles dorados que rematan los pasamanos, que permanecieron ocultos por décadas bajo capas de esmalte blanco. De esta manera, los coches La Brugeoise recuperan un aspecto muy parecido al que tenían en las décadas de 1930 y 1940.

La flota de coches La Brugeoise fue intempestivamente retirada de servicio el 11 de enero de 2013 tras 99 años, un mes y diez días de servicio ininterrumpido, lo que los convertía en ese momento en los coches en servicio regular más antiguos del mundo. Tras su retiro, la línea A permaneció cerrada dos meses para poner en servicio los primeros nueve de los actuales trenes de origen chino. En tanto, las Brujas fueron trasladadas primero a un obrador de la línea H en Labardén y Los Patos, donde quedaron a la intemperie, y luego fueron llevadas hasta el predio del taller Mariano Acosta del Premetro.

Gracias a recursos de amparo interpuestos por aficionados y legisladores porteños como María Rachid y Rafael Gentili, la Justicia reconoció el valor patrimonial de la flota y ordenó su protección al gobierno porteño, que procedió entonces a cubrirlos con lonas que no lograron impedir su deterioro ni las sustracción de piezas. 

Finalmente, el GCBA construyó un galpón para proteger las unidades mientras que la Legislatura sancionaba la ley 4886 , que incorpora la flota al patrimonio histórico de la Ciudad “a excepción de los coches 25 y 89, ambos dañados por un choque el 7 de enero de 2012 fuera del horario de servicio y ahora puestos a remate” y obliga a la prestación de un servicio histórico con al menos 20 coches restaurados.

LEY 4886/13 PATRIMONIO CULTURAL E HISTORICO DE LOS COCHES LA BRUGEOISE

FUNCIONES: La ley 4886 determina que la autoridad de aplicación tiene las siguientes funciones:

– Conservar, proteger, restaurar y readaptar el PCCABA objeto de la presente Ley.

– Disponer lo necesario para brindar el servicio establecido en el artículo 4°, el cual estará acompañado por guías especializados/as, adaptaciones, espectáculos, escenografías y recreaciones de época.

– Desarrollar actividades de promoción del PCCABA objeto de la presente Ley y del servicio establecido en el artículo 4°.

– Promover actividades pedagógicas vinculadas al objeto de la presente Ley.

– Realizar actividades de investigación sobre los bienes objeto de la presente Ley.

– Elaborar propuestas culturales vinculadas con el objeto de la presente Ley, en coordinación con el Ministerio de Cultura.
– Celebrar convenios de cooperación con organismos gubernamentales y con organizaciones de la sociedad civil.

– Celebrar comodatos con el objeto de prestar coches para ser exhibidos en otras jurisdicciones conforme lo establecido en los artículos 8 y 9.

– Conformar grupos de trabajo que editará publicaciones, elaborará material gráfico y documentales sobre la historia del servicio público de subterráneos y la de sus trabajadores/as.

– Conformar comisiones técnicas integradas por trabajadores/as del Subte y técnicos/as que tengan por objeto difundir la mecánica “La Brugeoise” y generar interés en futuros/as trabajadores/as, para cada uno de los oficios que se desarrollan dentro del servicio.

– Brindar capacitaciones, con títulos validados oficialmente que sirvan para el ascenso y promoción, apuntando a la optimización del trabajo y favoreciendo la aplicación de nuevas tecnologías, generando la especialización de los oficios.

La ley también autoriza a la autoridad de aplicación para celebrar comodatos con el objeto de prestar coches u otros bienes y objetos contenidos en la presente ley, para la realización de muestras o exposiciones itinerantes en otras jurisdicciones. No podrán ser utilizados para este fin los coches destinados al servicio establecido en el artículo 4° de la presente Ley.

COMODATOS: Los comodatos que celebre la autoridad de aplicación deben contener las siguientes condiciones para el comodatario:

– La obligación de conservar, preservar y mantener adecuadamente los bienes objeto del comodato.

– La obligación de garantizar el acceso del público.
– La obligación de informar periódicamente sobre su estado y utilización.

– La obligación de permitir visitas de inspección para determinar el estado de los bienes y la forma en que se están protegiendo y preservando.

– La obligación de destinar un espacio de la correspondiente muestra para brindar información variada sobre la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y para difundir la historia, la cultura y la actividad laboral que rodeó a los Subtes de Buenos Aires.

– La obligación de distribuir la información mencionada en el artículo 7, inciso l).

DONACIONES: La ley además prevé que aquellos coches que no resulten afectados al servicio previsto en el artículo 4º, podrán ser asignados a los siguientes destinos:

– Donaciones a museos Nacionales, Provinciales y/o Municipales públicos de la República Argentina.

– Donaciones a Universidades Nacionales y Provinciales de gestión pública de la República Argentina.

– Donaciones a instituciones sin fines de lucro y/o fundaciones, preferentemente con trayectoria en la preservación e investigación de la historia ferroviaria nacional y/o local, el diseño industrial, y la ingeniería.

– Cesiones onerosas a Universidades privadas.

– Cesiones onerosas a museos extranjeros y/o privados nacionales.

– Cesiones a organismos del Gobierno de la Ciudad

– Cesiones onerosas a instituciones nacionales o extranjeras de coches restaurados.

COCHES LA BRUGEOISE

Los coches La Brugeoise fueron el material rodante de la Línea A (Subte de Buenos Aires) desde su inauguración en 1913 hasta que fueron retirados de servicio regular el 11 de enero de 2013. 

Sus carrocerías están completamente realizadas en madera, aunque su diseño actual no es el original de fábrica. Fueron construidos por la empresa La Brugeoise et Nicaise et Delcuve, de la ciudad de Brujas (Bélgica), entre 1911 y 1919.

Ante el aumento del caudal de pasajeros, se fabricaron posteriormente en el país algunas unidades idénticas utilizando repuestos y rezagos. Hasta el retiro de los coches La Brugeoise, la flota de la línea A fue la más antigua del mundo en servicio comercial y, también, un atractivo turístico de la capital argentina además de parte de su patrimonio cultural.

Se los conoce coloquialmente como los belgas o las brujas, en referencia a su país y ciudad de origen respectivamente.

En la foto que ilustra la nota se ve el coche 5, expuesto en Plaza de Mayo para el centenario de la línea.