El Ministerio de Justicia absorberá las tareas del INADI

Anuncio del gobierno nacional sobre el cierre definitivo del INADI
El Gobierno nacional anunció que impulsará el «cierre definitivo» del Instituto contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI). El Ministerio de Justicia de la Nación informó que las funciones que cumple el Instituto contra la Discriminación (Inadi) serán realizadas por esa cartera y que absorberá al personal idóneo que trabaja en el Inadi y que realiza con responsabilidad y compromiso su trabajo. Organizaciones sociales como la DAIA, la Fundación Huésped y el Bachillerato Popular Travesti-Trans Mocha Celis, además de intelectuales, exfuncionarios del Instituto contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) y legisladores, lamentaron hoy la decisión del Gobierno nacional de iniciar el «cierre definitivo» del organismo y aseguraron que se trata de un «bastión fundamental» en la protección y promoción de los derechos humanos en el país. #INADI #discriminacion #xenofobia #racismo
 
El Gobierno nacional anunció que impulsará el «cierre definitivo» del Instituto contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), creado por ley en 1995, como parte de la reducción de la estructura estatal que decidió el presidente Javier Milei.

«Estamos dando los primeros pasos para avanzar en el desmantelamiento de diferentes institutos que no sirven para nada, son grandes cajas de la política o son, simplemente, lugares para generar empleo militante. Esto lleva un tiempo, pero el primero de ellos va a ser el Inadi. Estamos empezando con su cierre definitivo«, dijo el vocero presidencial, Manuel Adorni, en su habitual conferencia de prensa matutina en la Casa Rosada. El funcionario expresó que la medida responde a uno de los «ideales del Presidente«, que «es la reducción del Estado y la eliminación de todo lo que no genere un beneficio para los argentinos«. «No podemos hacer que la gente siga bancando con sus impuestos este tipo de cuestiones«, aseguró el vocero presidencial.

Adorni indicó que el Inadi, que funciona bajo la órbita del Ministerio de Justicia y cuyo objetivo es elaborar políticas políticas públicas a nivel federal para combatir toda forma de discriminación, xenofobia y racismo, «tiene alrededor de 400 empleados y decenas de oficinas» en todo el país. «Hay un sinfín de institutos que el Presidente está decidido a cerrar o desmantelar. Siempre dijimos que nuestra prioridad era que efectivamente el Estado debía achicarse. El plan de Gobierno achicar los gastos del Estado porque es la única herramienta para bajar impuestos, que es otra de las metas de mayor relevancia«, comentó Adorni.

El vocero presidencial aclaró que el cierre del Inadi no será inmediato, y sostuvo: «Nos encantaría que esté cerrado hoy, pero eso no puede ocurrir por cuestiones administrativas. En varios casos, (el cierre de los institutos) será por decreto y en otros, bastará con la decisión de cada ministerio. Lo iremos resolviendo instituto por instituto«, detalló.

El anuncio oficial se conoció un día después de que el Gobierno prorrogara por 180 días intervención del Inadi y nombrara a María Quiroga como interventora del organismo. La medida fue oficializada este miércoles por medio del decreto 167/2024, publicado en el Boletín Oficial con la firma del presidente Milei y del ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona.
 
Más tarde se conoció la noticia de que el Ministerio de Justicia de la Nación informó hoy que las funciones que cumple el Instituto contra la Discriminación (Inadi) serán realizadas por esa cartera, que «cuenta con personal preparado para realizar eficazmente la tarea«. Además, anunció que «el personal idóneo que trabaja en el Inadi y que realiza con responsabilidad y compromiso su trabajo, será transferido al Ministerio donde trabajarán con orden, seriedad e idoneidad«, mientras el ministro Mariano Cúneo Libarona afirmó que «es una prioridad de este Ministerio cuidar de manera muy eficiente a toda persona que sufra cualquier tipo de discriminación, xenofobia y/o racismo«.

La intervención del Instituto había sido dispuesta en junio de 2011 y prorrogada a través del Decreto 15/2023.

El Inadi fue creado en 1995, durante el gobierno de Carlos Menem, por medio de la Ley 24.515 y su primer director fue el periodista Víctor Ramos.

El Instituto Nacional contra la Discriminación funcionó al comienzo de sus funciones en el ámbito del Ministerio del Interior, pero luego fue traspasado a la órbita del de Justicia y Derechos Humanos.
 
La Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) publicó en su cuenta de la red social X que «la discriminacón en la Argentina es un problema que sufren diversos colectivos. Por eso la DAIA, junto a otras organizaciones, impulsó hace casi tres décadas la creación del INADI, un verdadero ejemplo en el mundo«. «La decisión de cerrarlo, atenta contra la protección del derecho a la igualdad y la convivencia pacífica de nuestra sociedad que es ejemplo a nivel mundial«, afirmó la DAIA en un tuit en el que arrobó al INADI y al vocero Adorni.
 
El diputado nacional Esteban Paulon, del Partido Socialista de Santa Fe, indicó que «el Gobierno no puede tomar unilateralmente» la decisión de cerrarlo si no es por medio de una Ley, e instó a que las «organizaciones defensoras de derechos humanos deben alzar la voz para evitar este atropello inadmisible«.
 
En tanto, el presidente del bloque de diputados nacionales de Unión por la Patria (UxP), Germán Martínez, opinó que con la decisión de cerrar el Instituto «el gobierno de Milei va camino a ser el más discriminador, xenófobo y racista de la historia democrática«. «Repudio absoluto a esta decisión«, opinó Martínez por medio de su cuenta personal en la red social X.
 
Greta Pena, quien estuvo a cargo de la intervención del Instituto entre enero y diciembre de 2023, recordó que el Instituto fue creado «luego de los dos grandes atentados terroristas» sufridos en el país y que tuvieron como blanco la Embajada de Israel, el 17 de marzo de 1992, y la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), cometido el 18 de julio de 1994. ataques que dejaron un saldo de más de un centenar de muertos. Pena, en declaraciones al canal C5N, mencionó que el cierre del Inadi estaba incluido entre las reformas que el Gobierno presentó como parte de la llamada Ley Bases, cuyo tratamiento en particular fracasó en la Cámara de Diputados semanas atrás, y afirmó que «para cerrarlo es necesario derogar la ley».

Por su parte, Victoria Donda, exinterventora del organismo, destacó en declaraciones al diario Perfil que, si pretende cerrar el Instituto, el Gobierno «debería recurrir a otra Ley si es que cree un poquito en la democracia«.

Leandro Santoro, integrante del bloque de diputados nacionales de UxP, también criticó el anuncio del Gobierno y se preguntó si las autoridades consultaron «a la comunidad judía si la discriminación no es un flagelo en nuestro país«.

Los trabajadores del Inadi habían impulsado una petición en la plataforma Change -que reunió unas 15.000 firmas- para que no se cerrara el organismo.

«El funcionamiento del Inadi tiene su basamento en el cumplimiento de compromisos internacionales que la República Argentina asumió; el respeto y la promoción de los derechos humanos es un compromiso de todas las personas y es responsabilidad del Estado Nacional«, dijeron en la petición y destacaron que desde el año 1997 el organismo «ha trabajado incansablemente para promover la creación e implementación de políticas así como planes destinados a eliminar todas las formas de discriminación«.

En tanto, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de la ciudad de Buenos Aires calificó la decisión de «inaudita» y ponderó el rol del instituto al considerarlo «un organismo de carácter federal que cuenta con delegaciones en todo el país«. «Desde ATE Capital reafirmamos el compromiso por las políticas públicas inclusivas e igualitarias que tanto bien le hicieron a nuestro país. No vamos a permitir que nos sigan arrebatando derechos conquistados«, indicó el gremio en un comunicado.
 
Andrea Rivas, presidenta de la Asociación Familias Diversas De Argentina (AFDA) e integrante del Frente Orgullo y Lucha, que reúne a decenas de organizaciones LGBTINB+, repudió la medida y alertó sobre «la gran discriminación» que pesa sobre «muchos grupos vulnerados en la Argentina«. En dialogo con Télam, Rivas resaltó que «el Inadi tiene un rol fundamental en la valoración del pluralismo social en el país y en la protección de los derechos de toda la población» y dijo que «hay personas que son discriminadas todos los días por su color de piel, si son migrantes, su religión o su clase social«. «Esto es un retroceso que tiene un impacto directo en la gente«, completó y recordó que en el proyecto de Ley Bases que se debatió en la Cámara de Diputados su artículo 348, eliminaba la ley 24.515 de creación del Inadi.

Manu Mireles, cofundadora y secretaria del bachillerato Popular Travesti-Trans Mocha Celis, opinó que «el cierre implica atentar contra la democracia y la garantía de los derechos humanos«. «Es fundamental elaborar políticas que combatan la discriminación«, aseguró Mireles y recordó que «articularon y trabajaron con el instituto para brindar servicios a un montón de personas víctimas de discriminación, en particular por su identidad de género«. Este cierre, alertó, «muestra una postura que beneficia a los discursos de odio, muchos que se hacen desde la política«.

Ornella Infante, dirigente del movimiento Evita y exdirectora de Políticas contra la Discriminación del Inadi, sostuvo que el organismo «supo ser el oído fundamental para aquellos y aquellas que no éramos escuchados por nadie, incluso para quienes éramos detenidas y torturadas por leyes que venían de la época de (la dictadura de 1966 de Juan Carlos) Onganía«. «Es muy preocupante porque el Inadi es el segundo en América Latina y el Caribe, solo México tiene un organismo que lucha contra la discriminación y nuestro país es de avanzada en materia de derechos humanos justamente porque el instituto fue un bastión fundamental para ello«, afirmó.
 
«En épocas en donde arrecian mensajes violentos contra diferentes colectivos en relación al género, la orientación sexual, la identidad de género, la nacionalidad y la religión, entre otros, necesitamos sostener espacios de promoción y protección de derechos«, expresó por su parte Leandro Cahn, director ejecutivo de Fundación Huésped. Además, consideró que el Inadi es «un instituto pionero en la lucha contra la discriminación, el racismo y la xenofobia«.

«Nadie, ni siquiera un gobierno como este, debería afirmar que hará algo que la ley prohíbe. El Inadi está creado por ley, si lo quieren cerrar tendrán que pasar por el Congreso«, repudió la escritora Claudia Piñeiro en su cuenta de X.

María José Lubertino, ex titular del Inadi durante la presidencia de Néstor Kirchner, cuestionó en sus redes sociales el anuncio y le pidió al vocero Adorni: «Por favor podrías indicarnos cuál es el acto administrativo que sustenta esta información. En el Boletín Oficial solo está la designación de una interventora de ayer. Fue creado por ley. No hay necesidad ni urgencia en esto. No se puede derogar por decreto«.
 
fuente: Télam
 
(Visited 88 times, 1 visits today)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.