El Día de los Santos Inocentes: ¿celebración religiosa o pagana?

Día de los Santos Inocentes
Cada 28 de diciembre se conmemora el Día de los Santos Inocentes. Es común que se realicen todo tipo de bromas y hasta que los medios de comunicación publiquen noticias tergiversando su contenido, pero la verdad es que el suceso por el que se recuerda este día remonta a la historia del cristianismo: la matanza, ordenada por el Rey Herodes, de todos los niños menores de dos años, nacidos en Belén, buscando la desaparición de Jesús de Nazaret. #DiadelosSantosInocentes #DiadelosLocos #SanMateo #FiestadelasCalendas

 

El Día de los Santos Inocentes es conocido también como el día de las bromas o “inocentadas”, pero pocos saben que tiene su origen  en un hecho trágico:  se recuerda la matanza de todos los niños menores de dos años nacidos en Belén (Judea), por orden del Rey Herodes, quien quería que el recién nacido Jesús de Nazaret desapareciera de la faz de la tierra.

La Matanza de los Inocentes está narrada en el Evangelio de Mateo (2:16-18), que cuenta que cuando reinaba Herodes en Judea, los Reyes Magos se dirigieron a Belén a adorar al mesías, guiados por una estrella. Cuando Herodes se enteró de lo ocurrido, y ante el temor de perder su trono, intentó por todos los medios localizar al niño Jesús para deshacerse de él. Así, pidió a los Reyes Magos que al regresar le informaran de su localización. Sin embargo, éstos recibieron un mensaje de Dios, avisándoles de las intenciones que tenía Herodes y no regresaron.: «Entonces Herodes, al ver que había sido burlado por los magos, se enfureció terriblemente y envió a matar a todos los niños de Belén y de toda su comarca, de dos años para abajo, según el tiempo que había precisado por los magos», narra San Mateo sobre el edicto dictado por el gobernante hebreo que buscaba a acabar con la amenaza política de un niño designado como «el rey de los judíos». Sin embargo, la Matanza de los Inocentes no aparece mencionada en los otros evangelios ni en textos del periodo, lo cual ha llevado a plantear si el episodio tuvo realmente lugar o pudo ser una malinterpretación de otro suceso.

La Iglesia Católica conmemora cada 28 de diciembre la fiesta de los Santos Inocentes, para recordar las crueles muertes infantiles.

Pero, en la Edad Media surgió un rito pagano conocido como la Fiesta de los Locos, que se celebraba desde las fiestas de Navidad hasta la de Reyes y principalmente el día primero de año y por esto se llamaba también la Fiesta de las Calendas. Algunos dicen que, debido a que eran tan escandalosas, fue que la Iglesia, con el propósito de aplacar los ánimos de los participantes, decretó que se celebrara el Día de los Santos Inocentes.

Comienza así la unión de lo pagano y  lo religioso, donde se realizan bromas de todo tipo que, cuando logran el  cometido de engañar a la víctima, terminan con la frase «Que la inocencia te valga!«.

Bromas típicas para la fecha

– Pedir plata prestada y que no te la devuelvan. Seguramente después te llegará una notita, indicando que fuiste víctima del Día de los Inocentes. Antiguamente, se sostenía que no había que prestar nada este día, porque el que recibía el préstamo quedaría en libertad de apropiárselo.

– Otra broma más clásica es darte una noticia falsa, generalmente cargadas de mucho humor, como que hoy habrá 52ºC (algunos lo anunciaban en Facebook) o que hay una oferta de algo que no existe.

– Muchas veces, la prensa ha anunciado cosas que no son o publicado titulares que son deliberadamente una broma.

La BBC de Londres, por ejemplo, publicó en 1980 una noticia que decía que el Big Ben sería remodelado con un reloj digital. Y más cercano al presente, el año pasado, el diario mexicano Reforma anunció una “exclusiva” mundial: el video del encuentro secreto entre el presidente George W. Bush y el líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden. En la Argentina, un diario publicó en primera página y en título catástrofe: “Incendio en la Rosada”.

– Una broma más moderna es recibir un mail que avisa de algo que en realidad no pasará. Hace años hubo una broma que circuló por internet, con la apariencia de un correo masivo, advirtiendo sobre un virus muy peligroso. Junto con eso, recomendaba buscar un archivo intrascendente de nombre raro que estuviera en todas las computadoras, sugiriendo borrarlo. Se da tiempo para que el inocente lo borre y después se le envía otro correo para avisar que ha borrado algo muy importante, así se consigue un susto doble. En el tercero se le manda el aviso de que fue una broma. Así que cuidado, a no hacer caso a todas las cadenas que reciben.

Fuente: Agencia San Luis
(Visited 452 times, 1 visits today)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.