Edición 2017 de la Carrera UNICEF por la Educación

6

El domingo 12 de marzo se llevará a cabo en Palermo la décima edición de la Carrera UNICEF por la Educación, en la que se esperan 10.000 participantes que con su inscripción ayudarán a proyectos de desarrollo en ese área.

La temporada de carreras de calle en la Ciudad de Buenos Aires tiene siempre un punto de partida: la Carrera UNICEF por la Educación. Y en 2017 no será la excepción, porque la décima edición de esta prueba se realizará el domingo 12 de marzo en Palermo.

Serán 10.000 los corredores que desde las 8.30 participarán en esta clásica competencia de 10 kilómetros, que largará desde Figueroa Alcorta y Dorrego y para la cual es necesaria la presentación de un apto médico vigente al momento de retirar el kit en el Club de Corredores (Monroe 916), a partir del 13 de febrero. También habrá una prueba participativa de 2 kilómetros.

Bajo el lema “Terminar la secundaria es un derecho para todos. ¡Esa es la meta!”, este evento, que une el deporte con el compromiso con los chicos, busca alertar sobre la necesidad de una escolaridad de calidad y fortalecer los proyectos que UNICEF lleva adelante en todo el país.

A correr por la educación

La edición 2016 de la Carrera UNICEF por la Educación.

En www.carreraunicef.org.ar, los atletas aficionados podrán completar su ficha personal y abonar de manera online. La inscripción incluirá una remera dry fit, hidratación gratuita, servicio médico, baños químicos, guardarropa y un espacio para dejar las bicicletas. Sobre el final se sorteará un auto 0KM entre todos los inscriptos.

Julián Weich, embajador de Buena Voluntad de UNICEF Argentina, conducirá la carrera porteña junto a Maju Lozano y también estará el 26 de marzo en la cuarta edición de la carrera de Rosario y luego en la de Córdoba, con fecha a confirmar. 

UNICEF trabaja en distintos proyectos para promover una educación secundaria de calidad para todos los chicos y las chicas del país. En Argentina, según estimaciones oficiales, solo el 45,4% de los adolescentes que ingresan a la secundaria logra completarla. Y todavía hay más de 500.000 adolescentes que no asisten a ese nivel.

Por otra parte, más de un cuarto de los estudiantes del último año del nivel han tenido un desempeño académico bajo en las evaluaciones nacionales de aprendizaje. Por lo tanto, garantizar el acceso, la permanencia y aprendizajes de calidad para todos los adolescentes es aún una deuda pendiente.

Se viene la Carrera UNICEF por la Educación. Será cuestión de unir la alegría de correr con las ganas de ayudar a proyectos educativos.