Divulgación de hábitos para un verano seguro y saludable

35
Divulgación de hábitos para un verano seguro y saludableLa ANMAT, a través del Instituto Nacional de Alimentos y la Red Nacional de Protección de Alimentos (RENAPRA), ha lanzado la campaña de Difusión y Promoción de Prácticas para un Verano Seguro y Saludable cuyo objetivo es el de promocionar prácticas clave para lograr seguridad en la alimentación en esta época del año.

 

El verano es una temporada que nos invita a realizar muchas actividades de recreación al aire libre en colonias de vacaciones, clubes, parques y otros espacios públicos donde nos exponemos al sol y a las altas temperaturas. Por esta razón es necesario extremar las medidas de seguridad a la hora de manipular los alimentos y así prevenir enfermedades.

Por esa razón la ANMAT, mediante el Instituto Nacional de Alimentos y la Red Nacional de Protección de Alimentos (RENAPRA), lanzó la campaña Difusión y Promoción de Prácticas para un Verano Seguro y Saludable que tiene como objetivo promover las prácticas clave para lograr seguridad en la alimentación en esta época del año.

Te compartimos algunas recomendaciones para armar viandas seguras y saludables en los espacios mencionados:

  • Lavate las manos con agua y jabón antes y durante la preparación de los alimentos, siempre antes de comer y después de ir al baño, cambiar pañales, tocar alimentos crudos, animales, basura y cada vez que lo consideres necesario.
  • Asegurate de que la vianda contenga una gran variedad de alimentos, ya que a lo largo del día es importante incorporar alimentos de todos los grupos (frutas y verduras, cereales, legumbres, carnes, lácteos y aceites) ya que nos proporcionan muchos de los nutrientes necesarios.
  • Elegí el agua como fuente de hidratación. Recordá que a lo largo del día necesitamos beber al menos dos litros y que no hay que esperar a tener sed para hidratarnos. Además, durante el verano, las temperaturas elevadas nos generan mayor pérdida de agua y, por lo tanto, mantenernos hidratados resulta fundamental para no sentir malestar.
  • Seleccioná cortes magros de distintos tipos de carne: vaca, cerdo, pollo y pescado. Antes de cocinar, retirá la grasa visible o la piel del pollo.
  • Limitá el agregado de sal a las preparaciones. Para realzar el sabor podemos agregar especias, hierbas, ajo, jengibre, cebollas y/o jugo de limón.
  • Lavá bien las frutas y vegetales antes de comerlas, cortarlas o cocinarlas, aunque sea necesario retirar la cáscara.
  • Separá siempre los alimentos crudos de los cocidos y listos para consumir para prevenir la contaminación cruzada. De la misma manera utilizá tablas, cuchillos y platos diferentes para manipular los alimentos crudos y cocidos.
  • Cociná los alimentos completamente evitando que queden crudos en su interior, sobre todo los trozos grandes de carnes, pollos enteros, carnes molidas, pescados y huevos.

Si querés conocer más, accedé al blog Verano Seguro y Saludable