Cristina Suárez – De Barracas a Europa

19
Angel Villoldo
Angel Villoldo

Angel Gregorio Villoldo Arroyo, nació un 16 de febrero de 1861, de muy chico trabajó para ganarse la vida, fue cuarteador, hombre que andaba a caballo, por las calles de Barracas y esperaba al pie de las barrancas, la llegada del carro grande que tirado por una cuerda ayudaba a salir del barro a las carretas.

Vivió en ese Buenos Aires que fue cuna de grandes poetas que hicieron a la cultura de nuestro país, allá en los mediados del siglo XIX, y uno de esos poetas fue “Fray Pimiento” seudónimo que usó. Escribió versos para murgas y comparsas que alegraron los carnavales de la época, era un artista natural, sus letras eran las letras del hombre sencillo, de barrio, que le defendían su amor como lo hacían los compadritos, escribía sobre los conventillos, casas de los inmigrantes europeos que llegaron a estas tierras en busca de paz, trabajo, versos leídos por las clases más bajas de la sociedad.

Lo llamaron “el padre del tango”, uno de los más representativos compositores de tango de la generación de 1895, su tango más famoso “La morocha”, se subió un día a la Fragata Sarmiento y viajó a Europa, donde se hizo conocido.

Tocaba la guitarra y la armónica era un gran improvisador de milongas y también su facilidad para improvisar le dio cita en los cafetines y salones junto a los grandes payadores.

Entre sus obras se encuentran “El Porteñito”, “El Esquinazo”, “Yunta Brava”, ”Petit Salón” “Cuidado con los cincuenta” pero la morocha argentina, esa fiel compañera que de madrugada ceba un cimarrón y de sus prosas para las revistas de la época “Caras y Caretas” y “ Fray Mocho” se alejó de este mundo un 14 de octubre de 1919.

Algunos textos de su biografía fueron sacados de “Todo Tango, los creadores”

Escritas por Nestor Pinsón

Cristina Suárez email